Copas Mundiales de Italia 1990, Estados Unidos 1994, y Francia 1998

By on noviembre 25, 2022

Crónicas Mundialistas

Italia logró la candidatura para organizar la copa del mundo de 1990 luego de eliminar a la URSS, el 19 de mayo de 1984. Nadie podía sospechar que aquel sería el torneo más defensivo de toda la historia. Ciao, una maqueta cúbica con los colores de la bandera italiana y con cabeza de balón, se convirtió en la mascota oficial del torneo, recibiendo elogios por su diseño.

Participaron 24 selecciones, 14 de Europa, seis de América, dos de África, además de los Emiratos Árabes y Corea del Sur. En el partido inaugural, celebrado el 8 de junio en el estadio Giuseppe Meazza de Milán, el flamante campeón argentino cayó de manera sorpresiva 0-1 ante Camerún. Los africanos se impusieron con gol de Oman Biyik.

La selección de Italia superó la primera ronda con victorias sobre Austria (1-0), Estados Unidos (1-0) y Checoslovaquia (2-0). Brasil también derrotó a sus tres rivales en turno: 2-1 a Suecia, 1-0 a Costa Rica y 1-0 a Escocia, siendo elogiado por la prensa. Alemania lució poderosa tras derrotar 4-1 a Yugoslavia y 5-1 a los Emiratos Árabes. Sin embargo, Colombia le sacó un empate a uno en vibrante partido realizado en el estado Giuseppe Meazza.

En octavos, Alemania se impuso 2-1 a una Holanda que dijo adiós sin demostrar la calidad tan publicitada antes del inicio del torneo al contar con grandes jugadores que triunfaban en los principales equipos de Europa. El duelo entre Colombia y Camerún se definió cuando su portero, René Higuita, cometió un garrafal error al salir precipitadamente, permitiendo el gol de parte del veterano Roger Milla.

En los cuartos de final, Alemania venció 1-0 a Checoslovaquia; Inglaterra vino de atrás para ganar 2-1 a Camerún; Italia pasó sobre Irlanda con gol del “Toto” Salvatore Schillaci. Mientras Argentina requirió de los tiros penales para dejar atrás a Yugoslavia.

En semifinales, el campeón defensor gaucho nuevamente requirió de penales para superar a la selección anfitriona, con soberbia actuación de Sergio Goycochea, que nuevamente atajó dos penaltis, mientras que Alemania también eliminó a Inglaterra desde los 11 pasos. Italia venció 2-1 a Inglaterra para quedarse con el tercer puesto, con el “Toto” marcando para terminar como campeón goleador.

El 8 de julio, en el estadio Olímpico de Roma, Argentina y Alemania volvieron a verse las caras en una gran final mundialista. Los gauchos ordenados y defensivos contra los germanos lanzados con todo al ataque. Al minuto 85, el árbitro Edgardo Codesal marcó una dudosa falta como penal, ante los enardecidos reclamos pamperos. Andreas Brehme cobró de manera perfecta, batiendo a Goycochea para darle el triunfo a la furia teutona.

Alemania conquistó su tercer título mundial, lo que sería un resultado justo, pues los germanos fueron los mejores en Italia 90, desplegando el fútbol más completo.

Brasil logró conquistar su cuarta copa del mundo al imponerse a Italia en la gran final de la copa realizada en los Estados Unidos en 1994, aunque para ello debió hacerlo en serie de tiros penales.

En la designación de los Estados Unidos como sede del mundial de 1994, un país sin tradición futbolística, ni liga profesional, pesaron más las razones económicas que las deportivas, pero la FIFA así lo decidió. La prensa norteamericana concedió escasa importancia al torneo, dedicando un 10 por ciento de contenido deportivo al mundial de fútbol que se estaba disputando en su propio país. Incluso la mascota oficial, “Pickies”, contó con serias críticas, al ser señalado como un descarado fusil de Canuto, personaje de Hanna-Barbera.

Pese a todo, 13 seleccionados europeos, seis americanos, tres africanos, más Corea y Arabia, disputaron la Copa FIFA. Por primera vez se otorgó 3 puntos por triunfo, en lugar de los dos de otras copas.

Alemania, campeón en Italia 90, inició la defensa de su título con triunfos sobre Bolivia (1-0) y Corea (3-2), un empate a uno con España. En octavos derrotó 3-2 a Bélgica, pero en cuartos sorprendentemente fue frenada por Bulgaria (1-2). Argentina arrancó con victorias sobre Grecia (4-0) y Nigeria (2-1), pero cayó 0-2 ante Bulgaria. Maradona dio positivo en un examen antidoping quedando fuera del torneo y los gauchos cayeron 3-2 ante Rumania.

México inició perdiendo 1-0 ante Noruega, venció 2-1 a Irlanda y empató a uno con Italia, pero en octavos perdió en penales ante Bulgaria, sin llegar de nuevo al quinto partido. Brasil inició con dos triunfos, primero sobre Rusia y Camerún, empate con Suecia, avanzando a los octavos de final, donde superó 1-0 a los Estados Unidos.

Una noticia triste fue la del asesinato del defensor cafetero Andrés Escobar, en represalia por la pronta eliminación de Colombia, pues un error suyo propició el gol en contra.

Los cuartos de final iniciaron en el estadio Foxboro de Boston, con el triunfo de Italia sobre España, gracias a una soberbia actuación de su gran estrella Roberto Baggio. Ese 9 de junio, en el estadio Cotton Bowl de Dallas, Brasil y Holanda escenificaron un emocionante duelo que fue ganado 3-2 por los cariocas.

En semifinales, el 13 de julio en Nueva York, Baggio volvió a ser el talismán azzurri y sus goles dejaron fuera a Bulgaria 2-1. Por su parte, Brasil llegó a su quinta final tras imponerse 1-0 a Suecia, con solitaria anotación de Ronaldo al minuto 80. El tercer lugar fue para los suecos, que se impusieron 4-0 a Bulgaria, en juego efectuado el 16 de julio.

La gran final, en el estadio Rose Bowl de Los Angeles, enfrentó a las selecciones del mundial México 70, la que triunfara sería el máximo ganador mundialista, pues ambos contaban con tres títulos. 94 mil 194 asistentes presenciaron a Brasil presionando desde el principio a una ordenada Italia.

El gol no cayó ni en tiempo extra, por lo que por primera vez una final debió definirse en penales. La gran sorpresa fue que Franco Baresi y Marcio Santos fallaron respectivamente los primeros disparos al arco. Anotaron Albertini y Evani por Italia, por Brasil hicieron lo propio Romario, Branco y Dunga, pero Roberto Baggio falló el definitivo. Así Brasil, tras 24 años de sufrimiento, volvía a coronarse monarca del mundo.

Brasil nuevamente alcanzó a llegar a la gran final del mundial efectuado en Francia 98, enfrentando precisamente a la selección local que, bajo la guía de Zinedine Zidane, superó a los amazónicos para lograr su primer título.

Francia 98 acaparó atención mundial gracias a los grandes avances informativos. El torneo enfrentó a las 2 más importantes empresas de indumentaria deportiva, ambas crearon parques de diversiones temáticos, cada uno frente a la torre Eiffel. Este decimosexto campeonato fue el primero en contar con 32 equipos, 15 de Europa, ocho de América, cinco de África y cuatro de Asia.

La disputa entre Pelé y el entonces presidente de la FIFA, Joao Havelange, propició que el “Rey del fútbol” brillara por su ausencia en el evento. Footix fue la mascota oficial del torneo, un simpático gallo con los colores tradicionales galos, el cual contó con una simpatía generalizada.

El alemán Lothar Matthaus superó la marca de mayor cantidad de partidos disputados por un jugador con 25, e igualó el récord de cinco copas mundiales disputadas que ostentaba en solitario el mexicano Antonio Carbajal.

Brasil, con un equipo plagado de estrellas, superó la primera ronda con triunfos sobre Escocia (2-1) y Marruecos (3-0), pese a caer 1-2 ante Noruega. Francia, cuya mayoría de seleccionados eran descendientes de inmigrantes de otras nacionalidades, se disparó con tres triunfos consecutivos sobre Sudáfrica (3-0), Arabia Saudita (4-0) y Dinamarca (2-1).

Avanzaron a los octavos de final Italia, Alemania, México, Croacia, Argentina, Chile, Inglaterra, Nigeria, Francia, Brasil, Rumania, Yugoslavia, Holanda, Noruega, Dinamarca y Paraguay. La lógica se impuso pues continuaron hacia los cuartos de final los germanos, los cariocas, los galos, los italianos, los gauchos, los holandeses, los daneses y los croatas.

Los partidos de cuartos de final se realizaron los días 3 y 4 de julio. Dinamarca cayó 2-3 ante Brasil, Holanda dejó fuera a Argentina 2-1, Francia se impuso 4-3 a Italia en penales, pero la gran sorpresa fue la derrota de Alemania ante Croacia por marcador de 3-0. En semifinales, el 7 de julio en Marsella, Brasil se impuso 4-3 a Holanda en penales para acceder a su quinta final mundialista. Un día después, en Saint-Denis, Francia hacía lo propio al derrotar 2-1 a Croacia para convertirse en finalista.

EL 12 de julio, cariocas y galos se enfrentaron en la gran final, efectuada en el Stade de France de Sain-Denis ante 75 mil espectadores. El encuentro inició con buen ritmo, con ambos cuadros buscando el arco rival. Ronaldo no parecía estar en su nivel. Pocos sabían que el jugador se había desvanecido antes del inicio del cotejo. Al minuto 27, Zinedine Zidane conectó un sólido remate de cabeza para adelantar a los locales.

Al 46, Zidane volvió a hacerse presente con otro contundente cabezazo que dejó sin oportunidad al portero Claudio Tafarell para poner el marcador 2-0. En el segundo tiempo los amazónicos trataron de reaccionar, pero los galos les clavaron el tanto definitivo a través de un contragolpe que Petit hizo efectivo al minuto 90.

Francia no dejó escapar la oportunidad de coronarse en su propia casa y se sumó al fin, a las seis selecciones en lograr una copa mundial.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.