Cómo erradicar las mentiras

By on febrero 11, 2022

El Rincón del Tío Salim

¡Qué tal, Sobrinitos!

Sean bienvenidos a esta sección donde cada semana comparto información muy interesante que además espero sea de utilidad para cada uno de ustedes.

Hoy vamos a platicar acerca de la mentira y lo que debemos hacer para contrarrestarla en la familia.

Los niños pueden mentir para conseguir lo que quieren, para evitar problemas o para librarse de tareas o deberes, pero existen muchas otras razones por las que estos pueden no decir la verdad. Puede ser para averiguar qué sucede cuando mienten, para evitar preocupar a sus padres, por razones sociales e incluso para parecer más interesantes.

Todos los niños requieren de apoyos para reforzar su memoria, porque puede darse el caso de que realmente crean que hicieron algo y contar lo que parece una mentira, pues simplemente se olvidan de las cosas. Por eso dicen cosas como: “Pensé  que había hecho mi tarea, en serio lo pensé”.

Los padres deben aprender a detectar la gravedad de la mentira y de su origen; por ejemplo, si un niño miente de vez en cuando para llamar la atención, lo mejor es ignorarlo y seguir adelante. Pero si esto sigue ocurriendo, puede llamársele la atención con mucho tacto, de manera suave, con preguntas como: «¿Por qué no lo intentas de nuevo y me cuentas lo que realmente pasó?”.

Una manera eficaz de evitar que los niños mientan en casa es hacerles entender, convencerlos de que con sus padres lo mejor siempre será decir la verdad, que tendrán menos problemas si cuentan la verdad, es por ello muy importante ajustar los castigos al calibre de la mentira.  También es efectivo que los niños sepan que sus padres los quieren lo suficiente para otorgarles una nueva oportunidad si son descubiertos mintiendo.

Entonces, ante mentiras para llamar la atención deben decirse cosas como: “Estás mintiendo. Sé que eso nunca te pasó”, que sientan que no necesariamente enfrentarán una consecuencia, pero sin tampoco alimentar la mentira con atención.

En mentiras de tipo fantástico, los padres pueden dar una advertencia moderada. Un padre puede gentilmente decir “Esto me suena como un cuento fantástico. ¿Por qué no intentas decirme de nuevo lo que pasó?”. Así se señala este comportamiento y animando a los niños a que intenten de nuevo.

Si se trata de algo más serio, los padres pueden considerar imponer una consecuencia, pues los niños deben entender claramente que habrá repercusiones para este tipo de mentiras. Los especialistas recomiendan que las consecuencias sean a corto plazo y no exageradas, pues así se les da a los niños la oportunidad de practicar mejores comportamientos. Por ejemplo: perder el privilegio de tener un teléfono por una hora o que hagan un quehacer.

SALIM ALCOCER LIXA

Salimalcocer76@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.