Carmen Ruiz, talento mexicano de exportación

By on junio 17, 2021

Carmen Ruiz, originaria de Chiapa de Corzo, Chiapas, es una talentosa compositora, música y cantante mexicana que ha colaborado como directora musical, tecladista, acordeonista y corista de artistas como Natalia Lafourcade, Meme del Real (Café Tacvba), Carla Morrison, Pepe Aguilar, Torreblanca, Julieta Venegas, David Aguilar, entre otros.

Como era lógico, llegó un momento en que Carmen decidió iniciar su propia ruta, pues su relación con la música, con el arte, requería de una dedicación más específica, más dentro de los parámetros que ella decidió. Lanzó en el 2019 su primer disco como solista, titulado “Blanquinegro”.

Diario del Sureste tuvo la oportunidad de dialogar con esta artista que sin duda cuenta con las tablas adecuadas para producir propuestas de calidad, como comprueba la aparición de tres EPs de versiones acústicas de su primer disco con una orquesta de cámara conformada en su totalidad por mujeres.

Tras saludar con gran afecto a Carmen, le pregunto qué significó esta experiencia que la llevó a trabajar con Mabe Fratti y Flor Amargo. Me asegura que tuvo mucha suerte porque, tras editar en 2019 su primer disco, se presentó la oportunidad de grabar esas sesiones. “Todo eso lo grabé en el 2019. Tenía mucha energía para hacer muchas cosas, y tuve la fortuna de haber grabado muchas cosas. Por ello, cuando llegó la pandemia tenía mucho material que mostrar,” recordó.

El impacto de la contingencia sanitaria global alcanzó a Carmen. Lamenta los decesos y afectaciones de la gente, de amigos, familiares, aunque también reconoce que le permitió canalizar todo el arsenal que ya tenía grabado.

Todas estas grabaciones las fui sacando poco a poco, aprovechando que la gente estaba en casa para poder escuchar.” Irónicamente, que la pandemia la haya obligado a permanecer en casa le permitió efectuar una cura introspectiva, que la inspiró para componer. “Compuse muchos temas que entraré a grabar a finales del mes de junio, respetando las recomendaciones de prevención, ya que también para este fin de mes las vacunas, las medicinas permitirán reactivar actividades mucho más fácil.

Carmen está contenta y muy agradecida con tanta gente que ha sido muy linda con ella y con su música, lo que ella considera un gran avance, ya que este es un cariño que la toca, que la conmueve a pesar de la distancia. “Como todos, pasé por muchas etapas, por momentos muy lucidos y muy bellos; pude rencontrarme con mis sentimientos, porque también estuve apabullada por las cosas que estaban pasando, por la situación, por la propia salud. También tuve muchos bloqueos, ha sido un reto como sociedad lo que estamos viviendo, cada quien vive su proceso a su manera,” aseguró.

Platicamos un poco del oficio periodístico que vive malos momentos en medio de una inmediatez que sacrifica calidad en los contenidos, algo que los artistas también palpan, reconociendo que la era digital permite muchas cosas a los artistas, aunque sin duda se disfruta más cuando conviven con verdaderos periodistas.

Sin duda, una como artista atesora participar con medios que rescatan estas entrevistas, con diálogos más calurosos, sintiendo que a una realmente la están escuchando, atendida por la otra persona, que exista otro tipo de gente como tú, como yo, que tratamos de rescatar la calidez, la distancia que nos impide ser cercanos, por eso valoramos poder platicar, entablar esta comunicación, para compartirla con todos a través de portales como Diario del Sureste”.

Le pregunto cuándo inició su carrera artística. Me responde que para ella fue una cosa muy natural. “No fue nada planeado, tengo videos en Beta convertidos en DVD donde estoy cantando y bailando antes de caminar y de hablar. La música es muy natural para mí, aunque nadie en mi familia se dedica a ella. La gente con la que conviví era muy melómana, por eso quise aprender a tocar instrumentos, participar en un coro, estar en grupos, hasta que decidí estudiar la carrera. Después que falleció un cercano, lo que me dio un sacudón, entendí que lo que quería era estudiar música y me dije, vamos a darle con todo.” Reconoce que fue muy nerd en la escuela, que quería ser doctora o contadora.

Carmen agradece a su familia por su eterno apoyo, sobre todo a su madre, pues fue quien siempre le dijo que siguiera adelante. Así lo ha hecho pese a la tremenda competencia que en esta era digital se magnifica. “La verdad siento que hay lugar para todos. Yo no quiero competir con el reggaetón, lo mío es algo mucho más alternativo. No tengo el presupuesto para posicionar mi música, a lo que siempre ha existido en la industria. La ventana ya es más grande con las redes sociales. Los presupuestos es lo que siempre marca la diferencia, eso es algo que pasa en todos lados. El mundo gira por el dinero. Yo me siento muy contenta con lo que he logrado hasta ahora.”

El talento de Carmen es palpable en el EP “Herencia”, su primer tributo a la canción latinoamericana, así como en el EP ‘Legado’, la segunda parte del anterior, un tributo con invitados para grabar igual completamente en vivo, repitiendo un poco la fórmula, un trabajo que demuestra que ella está muy familiarizada con todas estas hermosas canciones con profundas raíces entretejidas en nuestra historia, como sociedad, como país como continente.

Su voz es emotiva cuando canta ‘Pero no te extraño’, de Liliana Felipe, y ‘Gracias a la Vida’, de la inmortal Violeta Parra, tema que fue grabado en la sesión en vivo con Juan Pablo González. Pueden todos disfrutar de su correspondiente video ya disponible en YouTube.

Carmen espera que esto sea un legado para la posteridad, que la gente diga que rescató estas canciones que conoció en su juventud. Para ella es un honor cantarlas. Es tal su enorme calidad que incluso desnudas, con solamente voz y piano, son grandes canciones que conllevan una gran responsabilidad al interpretarlas para hacer justicia al cantarlas. “Con esto se demuestra que tenemos grandes artistas, compositores en este lado del continente, capaces de interpretar canciones que han generado historia y forma parte de nuestra vida.”

La bella compositora e intérprete quiere seguir haciendo más música alternativa, independiente, creando propuestas nuevas, esperando que, cuando ya pueda trabajar ante el público, estos tengan los oídos más abiertos, con más curiosidad para escuchar propuestas nuevas, buscar y conocer otras plataformas. Spotify no da tanto dinero al artista como otras, pero funciona bien a su manera, al prender el foquito de la curiosidad al buscar nuevas propuestas.

Carmen Ruiz se despide de nosotros. Recientemente estuvo de visita en Mérida, disfrutando de un exquisito relleno negro. Invita a nuestros lectores a estar pendientes de los temas que irá compartiendo en sus redes oficiales.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.