Canción de Cuna

By on julio 11, 2019

CIV

CANCIÓN DE CUNA

 

                                               En la pauta del silencio

escribe un canto el recuerdo.

 

 

Me absorbe en su embrujamiento

la soledad, “sotto voce”.

Como princesa de un cuento

vaga la luna en la noche.

También vaga el pensamiento

en la vaguedad de un canto

que anda huérfano en el viento

bajo el cristalino manto.

Canción sutil que parece

una sombra que se esfuma,

o una burbuja que crece

en tanto baja la espuma.

¿Viene, quizás de una estrella,

brota, tal vez, de una flor

la canción que se querella

como una enferma de amor?

Una canción cuyas notas,

en pleno florecimiento,

pueblan de luces remotas

el cielo del pensamiento.

Bella canción que me nombra;

¿dónde sale esta canción?

¿Surge, tal vez, de la sombra,

quizá de mi corazón?

La noche sigue serena

gestando mi fantasía;

mi espíritu es una antena

tendida a la lejanía.

II

Esa canción que corusca,

como incógnita en la sombra,

no hay duda que a mí me busca,

no hay duda que a mí me nombra.

Es el tiernísimo canto

de mi madre; de pequeño,

yo lo aprendí en su regazo,

y fue como un blanco sueño

cuando era pródigo el llanto,

cuando el dolor era escaso.

Canción que aprendí en la cuna

y que hoy interroga a mi alma…

¡qué triste miro a la luna…

y cómo pesa la calma…!

Fue bálsamo en mis congojas

y he sentido una por una,

perderse sus melodías,

como del árbol las hojas

caen agostadas y frías.

¡Oh, que siga esa armonía

vibrando en mi soledad!

Canción que fue solo mía

¿cómo la pude olvidar?

¡Oh, vanidad de mi egoísmo!

¿Cómo la pude olvidar

sin olvidarme yo mismo?

Y en la vaguedad remota

me sumerjo, y otra vez

me vuelve niño la nota

que en mi pensamiento flota,

como una gema ya rota

de mi distante niñez.

México, mayo de 1936

Alfredo Aguilar Alfaro

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste