Boy’s Life, de Robert McCammon

By on enero 31, 2019

Libros

BoysLife_2

Cuando con pesar vamos avanzando hacia el final de un libro, y deseamos retrasar ese momento lo más que podemos para seguir disfrutando de la historia y de los personajes, podemos estar seguros de que se trata de un libro que nos acompañará toda nuestra vida. Eso me sucedió con Boy’s Life (La vida de un joven) del escritor norteamericano Robert McCammon.

Cory Mackenson tiene 11 años y acompaña una fría mañana de marzo a su padre al trabajo. El año es 1964. Su padre trabaja para la lechería de Zephyr, Alabama, y debe repartir en su camión productos lácteos en la ruta que le ha sido asignada. Cerca del lago del pueblo, de una colina se desbarranca un vehículo que está a punto de impactarlos. El papá de Cory logra frenar antes de chocar, y observa pasmado cómo el coche se sumerge en las frías aguas. Sin pensarlo, se baja del camión y se zambulle, para tratar de salvar al conductor. A través del agua, observa que el conductor está esposado a la guía, severamente golpeado; no puede hacer nada por él. Mientras lo ve desaparecer en el fondo, observa que tiene un tatuaje peculiar, y entonces se da cuenta de que acaba de ser testigo de un asesinato. La imagen lo acompañará desde ese momento, y el hombre golpeado le perseguirá en sus sueños hasta que alguien le haga justicia. Cory observa al posible perpetrador del crimen y decide desenmascararlo para ayudar a su padre a recuperar la tranquilidad que perdió… pero también pudiera costarle la vida. Esto es lo que sucede en las primeras páginas de esta emocionante novela, y de este evento nace la maravillosa historia del pueblo de Zephyr, como Cory la recuerda, con personajes que se vuelven entrañables.

A lo largo de Boy’s Life, escrito por McCammon en 1991, observaremos cómo el pueblo va cambiando, adaptándose a los cambios sociales y comerciales que se dieron en esa década de los años 60 del siglo pasado. Al mismo tiempo, seremos testigos de las historias que se desprenden de Corey y su banda de amigos, relatos de vida que son apreciados desde el cristal de la adolescencia, rodeados de un dejo de fantasía y de asombro, compenetrándonos en la historia, porque sus pasajes relatan episodios que casi todos vivimos en mayor o menor grado, capítulos que retratan el caleidoscopio de emociones que acompañan una vida.

Es en esto último en donde encuentro fascinante Boy’s Life: todos somos capaces de comprender a lo que se enfrenta Corey y su familia, sus amigos, y los habitantes de Zephyr. El lenguaje y lo ameno de la prosa de McCammon nos hace reír, sufrir, y acompañar esa miríada de emociones que siente y es capaz de apreciar un adolescente. Mientras disfrutaba el relato, fue imposible no compararlo con la novela El Cuerpo, del gran Stephen King, de la cual se derivó la película Cuenta conmigo, historia que resuena aún en muchos lectores y cinéfilos, mostrando a todos que el autor de Maine no era tan solo un inventor de monstruos y pesadillas.

BoysLife_1

A Robert McCammon lo conocí como autor desde hace más de dos décadas, cuando leí su historia de vampiros llamada They Thirst, y su colección de historias de horror Blue World, ambos trabajos que me gustaron por la claridad en la manera de contar la trama, sin hacer que perdiera el interés. Le perdí la pista y me olvidé de él hasta que observé que Peter Straub, otro de mis autores favoritos, hacía comentarios muy favorables sobre Boy’s Life. Al leer la bibliografía de McCammon, e identificar esos dos trabajos anteriores, vinieron a mi memoria sensorial agradables sensaciones; al finalizar Boy’s Life, fue como si me hubiera reencontrado con un viejo amigo, uno del cual estaré mucho más pendiente de ahora en adelante.

Increíblemente, no he podido encontrar una versión en español de esta entrañable obra, aunque sí de otros trabajos del autor. No importa: Boy’s Life es una historia que debe leerse y apreciarse por las recompensas y satisfacciones que nos deja. Bien vale el esfuerzo extra que supone para aquellos que no leen regularmente libros en inglés. No en balde ganó el premio Bram Stoker en 1991, y el galardón World Fantasy de 1992 como Mejor Novela.

En mi lista de obras de Robert McCammon por leer está Swan Song, una historia apocalíptica de la que ya les platicaré.

¡Qué gusto encontrarte de nuevo, Robert McCammon, y leer más de ti!

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.