A mi almohada

By on enero 17, 2019

AAA_1

LXXIX

 A MI ALMOHADA

Compañera de insomnios abnegada

que recibes mi frente en su quebranto,

no me extraña que estés hoy tan ajada

y que en la noche envejecieras tanto…

¡Fue tan larga y penosa la jornada

y es tanto y corrosivo el llanto!

Pero no digas nada,

comparte mi secreto y solamente

cuando llegue la noche sosegada,

hablaremos los dos muy quedamente;

y fiel, cual pecho de una esposa amada,

cobijarás mi dolorida frente.

Y cuando llegue la eternal partida

y me abandonen en mi triste lecho,

porque piensen que ha huido con la vida

la luz divina que albergó mi pecho,

no quedarás sola, vieja almohada…

¡Irás conmigo a mi postrer morada…!

                                               México, D.F. 1924.

Alfredo Aguilar Alfaro

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.