Destacada

Variaciones sobre una lágrima

By on febrero 1, 2018

CLT_1

XLV

VARIACIONES SOBRE UNA LÁGRIMA

 A Alberto Cervera Espejo

 

1

PONGO mi soledad

en una lágrima:

mi corazón desnudo

para que en él caiga

y se disuelva, eterna,

infinita, sonámbula.

2

Pongo mi voz en ti para mirarte,

sutilísima amante amada,

en medio del desierto

y de las aguas

todo desierto yo

por ver mejor mi alma,

que se hace más lenta en el instante

en que te oigo y se remansa

entre rosas y música

y fantasmas

la espiga silenciosa del recuerdo,

eternizada.

3

Mi Dios mío

por el amor que no se acaba,

es una lucecita

en el péndulo de una pausa;

es el amor amargo, luminoso,

de la esencial fragancia.

4

Oh, el fulgor de la poesía

de la divina lágrima,

amanecida en el seno

de las hondas noches mágicas.

5

La sombra se pasea

en el abismo de la infancia,

y sube hasta nosotros,

me traspasa,

y se queda sola, inmensa,

por la sangre iluminada.

6

Oídlo bien, amigos,

leedlo bien: herimos las palabras

con el temblor sagrado

de las entrañas;

las cambiamos y desmenuzamos,

que en esta vida y en la otra, salta

de árbol en la sedienta

llama,

y es lo que vive y sueña

con la gracia.

7

A salto

de mata

va el fuego del dolor

y el fervor de la nostalgia.

8

El llanto me lo llevo

yo en el alma,

el tuyo, el mío y el de todos,

el llanto que nos salva

para soñar mejor entre la muerte

y la tierra y el agua.

El llanto, el llanto

que lava

pecados de la sed y de la angustia,

pecados del alma.

Clemente López Trujillo

Mérida, Yuc., 1974.

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.