Un Triste Informe

By on septiembre 7, 2017

Editorial

“Injusticia”, del Mtro. Manuel Lizama S.

“Injusticia”, del Mtro. Manuel Lizama S.

Un Triste Informe

La percepción de los medios informativos, en relación con el reciente informe al que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos obliga a quien desempeñe el cargo de Presidente, ha sido abierta a los análisis y especulaciones –sobre todo esto último– con respecto a las actitudes del titular del Ejecutivo Federal, obligado por ley a detallar sus tareas presidenciales a la nación.

Llega este quinto informe en medio de crisis existenciales de un sistema político que no da para más, en el que no privan el interés del pueblo y la atención a sus problemas históricos, sino un interés bastardo en servirse del poder para obtener riquezas, prebendas y alianzas con los grandes explotadores de este pueblo nuestro, golpeado por las tropelías oficiales, la violencia desatada, las desapariciones forzadas, la pobreza que crece y la miseria que no nos abandona.

 En el antiguo texto de un discurso: “el pueblo mexicano, en una gran proporción, se despierta con el sol y se acuesta con el hambre.”

Los mensajes oficiales van en el sentido de hallar satisfactores para nuestros grandes volúmenes de población en marginación, se habla de impulsar el bienestar de las familias, y las palabras contrastan con los hechos cotidianos de pobreza, hambre, explotación, drogas, alcohol, violencia y suicidios de quienes se anulan voluntariamente, perdida la fe y la esperanza en esa mejoría, ese jarabe de palabras que no se traduce en hechos.

Se manejan índices alegres de bienestar para miles de personas y hogares, porcentajes parciales que se desmienten con millones de mexicanos aún desatendidos.

Los tercos índices de pobreza, enfermedades, desempleo, saqueo territorial, subalimentación, explotación, servicios ineficientes, son compañeros cotidianos de millones de compatriotas.

Cuando el presidente hace uso de un aparatoso escenario, espectacular, tipo hitleriano, y reúne a socios y corifeos aplaudidores, forzando una transmisión instantánea por televisión de un informe sobreactuado y grandilocuente, pero con alto grado de inconsistencia, puede decirse que gana presencia apantallante en las formas, pero de ninguna manera convence a millones de sus compatriotas con su trabajo desarrollado.

Y si, además, no bien concluido el evento ceremonial aborda su nuevo y costosísimo avión presidencial, con sus maletas y acompañantes ya previamente preparados para viajar a China, en el continente asiático, sin esperar los comentarios y respuestas del pueblo al que supuestamente sirve, tal viaje puede calificarse como un intento de evadirse de la realidad.

Claro: a no ser que su viaje tenga implícito un mensaje político en el sentido de que el futuro de México está en chino, en cuyo caso casualmente hay un aspirante a la silla presidencial con apellido Chong, a quien ha dejado a cargo de intervenir en conflictos políticos que han paralizado temporalmente al Poder Legislativo.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>