The Man In The High Castle – Philip K. Dick

By on octubre 19, 2017

Libros

TheManInTheHighCastle_1

The Man In The High Castle – Philip K. Dick

Hace unos meses les recomendé ver la serie de TV basada en esta novela del gran escritor estadounidense Philip K. Dick. No me quedé con las ganas de leer la novela porque, no sé ustedes, pero muchas veces me he topado con que la versión original del autor raramente se transfiere adecuadamente al formato visual de las películas y la televisión.

Escrita originalmente en 1962, The Man In The High Castle nos traslada a un mundo imaginario en el que los vencedores de la Segunda Guerra Mundial no fueron los Aliados, sino los alemanes y japoneses, y sus aliados, entre ellos los italianos. Ya desde esta premisa inicial es necesario prestar atención a lo que el autor ha imaginado y vertido en el papel. De ahí, procede a contarnos cómo se han repartido el “botín”, y cómo estaría siendo gobernado cada uno de esos nuevos territorios, cada uno además bajo la idiosincrasia de cada uno de ellos.

TheManInTheHighCastle_3

Eso es lo que vivimos en este libro, a través de la historia de varios protagonistas: un comerciante de antigüedades (Childan) que trata de congraciarse con la nueva alta sociedad japonesa, fallando en sus interpretaciones, dejando al descubierto su desprecio por sus “conquistadores”; un tornero (Frink) que logró esconder su condición de judío, trasladándose a vivir bajo las leyes del imperio japonés, pero que ahora decide independizarse y trabajar en un negocio propio; una mujer – Juliana, la ex esposa del tornero – que conoce a un chofer italiano y que decide lanzarse a la aventura con él, en busca de nuevas emociones, y posiblemente del amor; y un burócrata japonés (Tagomi) que es involucrado en intrigas y espionaje por dobles agentes nazis, y cuya historia se entrelaza con la del vendedor y la del tornero.

La acción en el libro se desarrolla en 1962 – la historia fue publicada cuando Dick tenía 34 años de edad – por lo que se colige que la ambientación se basó mucho en lo que el autor vivía, y que su imaginación le permitió trasladar su entorno al de la novela, haciendo las adaptaciones. Sobre todo, impresiona el grado de influencia que el I Ching posee sobre las decisiones e impulsos de todos los protagonistas, así como el conocimiento del autor de la filosofía e interpretaciones de los personajes de las lecturas del oráculo chino.

¿Quién es el Hombre en el Castillo Alto? Es un escritor (¿en alusión al mismo Dick?), Hawthorne Abendsen, que ha publicado un libro en el que fueron los Estados Unidos y la Gran Bretaña los vencedores de la Segunda Guerra Mundial y que, por lo tanto, está proscrito en los territorios ocupados por Alemania, aunque autorizado por los japoneses y los países neutrales, en donde ha sido un éxito editorial. El clímax de la historia enfrenta al autor con Juliana, no sin que antes el mismo Tagomi sufra un episodio místico en el que se traslada al universo descrito en el libro de Abendsen.

TheManInTheHighCastle_2

Como indiqué unos párrafos antes, la imaginación de Philip K. Dick nos deja pasmados por el alcance y resonancia conceptual que nos deja. No es de extrañarnos que por ello muchas de sus historias hayan sido adaptadas y llevadas a las pantallas, con mayor o menor éxito, o adaptadas exitosamente como atestiguan Blade Runner, A Scanner Darkly, Minority Report y otras que se han convertido en referencia obligada en la historia de la ciencia ficción.

Después de haber leído el libro, y haber visto las dos primeras temporadas de la serie televisiva, hay algo que debo apuntar: el alcance de la serie creo que hubiera sorprendido al mismísimo Dick, porque han tomado los elementos principales y los han llevado más allá, mucho más allá, logrando una serie realmente imaginativa y diferente.

En algún lugar, Philip K. Dick debe estar sonriendo con un gesto de satisfacción.

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>