¿Quién es Abel Prieto?

By on septiembre 14, 2018

Atisbando Cuba

AbelPrieto_1

EL HOMBRE QUE SONÓ PARA PRESIDENTE DE CUBA Y TERMINÓ APARTADO POR COMPLETO DEL PODER

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

En mi comunicación constante con mis compañeros cubanos, Hermanos de Logia, familiares, amigos y redes de blogs, con información sobre la isla martiana, entre ellos me llegó el día de ayer -7 de septiembre /18- un correo de TodoCuba sobre un personaje siempre ligado a la Cultura y las Artes: Abel Prieto. En ese comunicado se hace un análisis político de su persona, abriendo con una interrogante en torno a su personalidad, que es la cabeza de este escrito.

Lo anterior me hizo sentir algo especial y motivarme a escribir sobre Abel Prieto, escritor afable, impregnado de cultura y amistad a quien conocí en sus oficinas de El Vedado en 17 y H, en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba –UNEAC– por dos entrañables amigos: el Dr. José Loyola Fernández, Vicepresidente Primero de la UNEAC y  Presidente de los Festivales “Boleros de Oro” de Cuba, y del Lic. Humberto Rodríguez Manso, que falleció hace unos años, cuando escribía las “Memorias de la UNEAC. Nos recibió en su despacho de la Presidencia de la UNEAC con un apretón de manos y un buchito de café, más un vaso de agua fría. Ese primer encuentro con el Presidente de los escritores y artistas cubanos fue mi punto de partida para incursionar en la cara bonita de la isla antillana. A partir de ese momento me sentí arropado por la cultura y educación artística del pueblo cubano.

AbelPrieto_2

Antes de continuar me permito transcribir el escrito de TodoCuba sobre su persona:

“Abel Prieto llegó a ser, en el punto más alto de su carrera política, uno de los hombres más poderosos de Cuba. Tanto, que el mismísimo Raúl Castro lo llamó a su lado para que se convirtiera en una especie de consejero privado. Muchos analistas llegaron a pensar que Abel Prieto, una figura con grandes apoyos en los sectores más intelectuales del país, podría convertirse en el sucesor del último de los hermanos Castro.

Sin embargo, tras la salida de la presidencia de Raúl Castro, su carrera política tocó fondo al ser designado como director del Programa Martiano, un puesto completamente apartado de las mieles del poder.

Considerado el más intelectual de los políticos cubanos de la generación intermedia, Abel Prieto llegó al cargo de ministro de Cultura en una época de crisis, para suceder a uno de los representantes más ortodoxos de la vieja guardia, Armando Hart. Desde esa posición tomó un conjunto de medidas para que los artistas e intelectuales cubanos pudieran salir al exterior y firmar contratos de trabajo, lo que no fue muy bien visto por varios de sus colegas en el Consejo de Ministros, contrarios a cualquier apertura.

Se asegura que Abel pudo realizar todos esos cambios porque contó siempre con la confianza de Fidel Castro a pesar de que, según algunos, tuvieron varias discusiones debido a las intrigas contra el Ministro de Cultura en el entorno cercano del “Comandante”, intrigas que Abel Prieto pudo siempre manejar para mantenerse en su posición.

Tras la retirada voluntaria de Fidel Castro, fue uno de los pocos de entre los que habían sido sus ministros que no cayó bajó la piqueta del nuevo presidente Raúl Castro. Por el contrario, consolidó su posición en torno al poder y llegó a convertirse en hombre de confianza y asesor personal del presidente.

Muchos lo consideraban el más preparado entre los cuadros cubanos para relevarlo en el cargo, pero poco a poco se fue apartando de las actividades políticas hasta volver a caer como Ministro de Cultura, y luego todavía más bajo: a director del Programa Martiano.

Algunos han justificado su pérdida de fuelle político alegando que padece una enfermedad muy delicada que nunca se ha hecho pública; mientras otros asumen que su caída es consecuencia de haber sido siempre un elemento incómodo y contestatario dentro de un sistema que premia sólo la uniformidad.”

Oficinas de la Unión Nacional e Escritores y Artistas de Cuba en 17 y H del Vedado en La Habana, agrupación fundada por el Poetan Nacional de Cuba, Nicolás Guillén.

Oficinas de la Unión Nacional e Escritores y Artistas de Cuba en 17 y H del Vedado en La Habana, agrupación fundada por el Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén.

Así versa este análisis político de una de las figuras más cultas y amables y que me sigue dispensando su amistad hasta el momento.

Yo encontré a un jovial funcionario, altamente preparado intelectualmente. Se me concedió un espacio para trabajar culturalmente los intercambios artísticos y culturales entre Cuba y México, lo cual funcionó en su momento con creces. Recibí atenciones inmerecidas de su parte, como la invitación hecha para viajar a Cienfuegos a la inauguración de “Los Jardines de UNEAV en Cienfuegos”, un centro cultural inaugurado un 26 de febrero. Viajé con Abelito –así le decían sus cercanos colaboradores y me sumaron al grupo– por carretera, acompañados por la Presidenta del Instituto Cubano de la Música, la pianista Alicia Perea. Nos hospedamos en el Hotel Jagua de Punta Gorda, en el malecón de la bahía. Por la noche se cortó el listón inaugural a ese foro cultural; dentro de la programación, di lectura a mi poema “Canto a Cienfuegos” y, para mi sorpresa, la administración del Hotel imprimió en mimeógrafo 100 ejemplares. El original está en el Museo de la Ciudad y hay ejemplares de obsequio.

AbelPrieto_4

En ese viaje conocí al hombre, al intelectual, al funcionario impar que nunca habló conmigo de política. Su actuar era el del hombre que con ejemplos se ganaba el aprecio de todos los que lo trataban.

En otra ocasión, también en Cienfuegos, durante el Primer Festival bi-anual de Benny Moré, lo acompañé, junto con el Lic. Jesús Gómez Cairo, al Simposio Cultural sobre “El Bárbaro del Ritmo” Benny Moré, donde di un conversatorio sobre “La influencia de la música cienfueguera en la trovadoresca de Yucatán”, y otra sobre “Benny Moré en México” en los años cuarenta. También fuimos a Lajas, el lugar de nacimiento de Benny, donde desvelamos su monumento a la entrada del pueblo donde nació y done finqué amistad con los hermanos de Bartolomé Moré.

AbelPrieto_5        

Abelito ha sido dos veces Ministro de Educación y Cultura de la isla. En mis visitas a La Habana, siempre lo fui a saludar. Recuerdo que fui atendido por la escritora Xiomara Villarreal, encargada del Protocolo Internacional del Ministerio, quien me indicó: “Tómate un café, Hiram, ya no es como antes; ahora solicitaré una cita con su Secretario Privado…” Antes de que transcurriera 10 minutos me dijeron con solemnidad protocolaria: “El Señor Ministro no lo puede atender en estos momentos, pero solicita que, si es usted tan amable, reúna a las personas que Ud. conoce a las 3.00 pm. en el restaurante 1812 en el Malecón, y que lo esperen.”

AbelPrieto_6

Así que por teléfono contacté al Dr. Loyola y a Rodríguez Manso en la Uneac, y a Ramón Rodríguez en el Taller de Grabado “Portocarrero” y nos reunimos en el sitio solicitado por Abel, para una tertulia cultural entre nuestros países y estrechar más las relaciones comunes y sellar nuestras relaciones personales.

Con la UNEAC, siendo Abel Prieto su presidente, realizamos programas culturales de intercambio de buen nivel en las ramas de literatura, música y danza, e iniciaríamos un proyecto para manejar un crucero entre Cienfuegos y Cancún, con tres días de estadía en cada lugar –que no se concluyó por motivos de intereses internacionales–. Pude atender junto con mi familia a su esposa Laura, quien vino a Mérida Invitada por la Universidad Autónoma de Yucatán a dictar unas conferencias.

AbelPrieto_7

Abel –nacido en Pinar del Río el 11 de noviembre de 1950– es graduado en Letras Hispánicas en la Universidad de La Habana; maestro de Literatura, durante su trayectoria como escritor fue nombrado Director de la Editorial “Letras Cubanas”; Presidente de la “Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba” con brillante trayectoria, y en 1997 Ministro de Educación y Cultura. Durante el cambio de gobierno con Raúl Castro, fue su asesor y protector de los artistas y escritores cubanos.

Conservo algunas de sus cartas a mi persona, y solo me aceptó como obsequio algún libro de Ciencia-ficción, ya que posiblemente la vinculación periodística nos hizo afines. Humberto Rodríguez Manso me hizo llegar dos de sus libros de relatos y novela. Es autor de los relatos “Los bitongos y los guapos” (1980) y “Noche de sábado” (1989). En 1999 publicó la novela “El vuelo del gato”.

AbelPrieto_8

Van mis saludos desde estas líneas a Abel Prieto Jiménez, maestro, cuentista, escritor, político cubano y mejor amigo y promotor cultural.

Texto y Fotos

https://www.todocuba.org/quien-es-abel-prieto-el-hombre-que-sono-para-presidente-de-cuba-y-termino-apartado-por-completo-del-poder/

https://es.wikipedia.org/wiki/Abel_Prieto

Archivo AHGA

 

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.