¿Otro Show en Chichén Itzá?

By on agosto 24, 2017

Editorial

Editorial322017_1

¿Otro Show en Chichén Itzá?

Porque no se cuenta con la infraestructura cultural adecuada, la sociedad yucateca se ha visto impactada por el anuncio de un evento que, supuestamente, tendría lugar en Chichén Itzá, ante el monumento astronómico y religioso que es una de las actuales Siete Maravillas Modernas del Mundo: el gran templo central mal llamado “El Castillo”.

La conmoción es justificada ante los otros espectáculos erróneamente efectuados ahí, que provocaron daños sensibles por concentraciones masivas anteriores, y la colocación de equipos de gran tamaño, peso, sonoridad, que causaron lamentables accidentes tanto como daños continuos a las estructuras mayas circundantes.

La búsqueda de recur$o$ y la atrofiada visión de los organizadores de años anteriores han intentado de nuevo vender la idea de un homenaje a un gran compositor, muy nuestro, yucateco universal, de raíces mayas y muestra internacional de nuestras capacidades culturales en la música trovadoresca: nos referimos a Don Armando Manzanero.

Nadie cuestiona la calidad mundial ni la fama del autor, que son bien conocidas y reconocidas en su tierra y en el mundo. Lo que se objeta en el sitio, edificado por la cultura maya ancestral, para asiento y lucimiento de espectáculos masivos.

Hay razones de peso para hacer las objeciones: el daño acumulado y el que se adicionaría a un monumento, el único que a nivel mundial ha sido reconocido como maravilla mundial.

Un espacio y un artista, pero no un artista cualquiera ni un espacio genérico y común. No hay justificación válida para usar el legado de una cultura milenaria para estos propósitos, que deben calificarse de desastrosos.

Nadie en sus cinco sentidos cuestionaría los méritos de Don Armando Manzanero. Su inspiración, creatividad y sentido musical modernos dentro de una música fruto de la cultura mestiza en que ha nacido, y ha desarrollado sus capacidades melódicas, son admirables. Él es fruto de un tiempo moderno, una tradición, una circunstancia, una cultura actual.

Chichén Itzá es ejemplo de un pasado glorioso y así debe permanecer.

En nuestra opinión, no procede esta mezcla que se pretende con fines comerciales.

¿Por qué no el estadio Kukulkán, el Salvador Alvarado o hasta la explanada del Convento de Izamal? Son espacios amplios de estos tiempos y cultura en los que ha estado presente Don Armando Manzanero.

Las apreciaciones de la Alianza Liberal Yucateca, grupo multidisciplinario de ideología avanzada, a las que se han venido sumando expresiones de especialistas históricos y promotores culturales, así como las de variados grupos sociales, se han conjuntado, a una sola voz, en reconocer el gran valor de Don Armando Manzanero como compositor yucateco, y lo impropio de invadir con un evento público artístico-comercial el sagrado territorio de los mayas en Chichén Itzá.

¡Gloria al artista!

¡Respeto a los Mayas Eternos!

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>