Microficción (XXII)

By on agosto 16, 2018

VozdeTinta_1

MicroficcionXXII_1

XXII

POSEÍDO

La llama se fue apoderando de él, como si de antemano todo se hubiese escrito.

Se apoderó de sus firmes líneas blancas, de su cara sonrojada como manzana.

Gradualmente fue consumiendo su cuerpo seco hasta que, sin dolor, sin gesto alguno de sufrimiento, todo se transformó, convirtiéndose en cenizas.

“Existir para arder” decía la caja en su elegante eslogan.

                                               JORGE PACHECO ZAVALA

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.