Microficción (IV)

By on marzo 8, 2018

VozdeTinta_1

MicroficcionIV_1

ANDAR CASI A SOLAS

Anduvo de un lado para otro.

La súplica de sus manos tan solo fue el principio de sus logros.

Llanto profundo que languidecía en el desierto.

Llanto solemne que resucitó los viejos conceptos de la existencia.

Su vacío se notó en la piel del indigente, en la sonrisa fingida del obrero, en la mirada del niño que abandona la vida conocida.
Anduvo como anda don Quijote: llorando sin su Sancho, como quien teme abandonar su propia sombra.

Anduvo así: casi a tientas por la vida, la desconocida vida que habitaba en su cabeza.
Anduvo despojado de la dulce caricia, de la buena palabra, del andar despreocupado.

Anduvo sin destino, desterrado de la conciencia, como extranjero que habita en tierra propia.
Así, como envejecido por los años, anduvo a solas, de la mano con el tiempo…

JORGE PACHECO ZAVALA

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>