México, un país convulsionado

By on junio 14, 2018

Editorial

Editorial 24 2018_1

Si estas semanas finales del mes de junio 2018 podrán ser calificadas en el futuro como cruciales para la vida política de nuestro país, eso quedará al juicio de la historia y los sucesos que habrán de suscitarse.

En los prolegómenos de ellos, lo que podemos afirmar es que, con los acontecimientos actuales, estos días ya son críticos para nuestro destino común como mexicanos.

Ha concluido el tercer debate entre cuatro aspirantes a la primera magistratura del país, con las consiguientes variadas visiones de ellos y sus seguidores.

La papelería electoral, decenas de millones de formatos, ya se encuentran en los estados federativos bajo la vigilancia y protección del Ejército Mexicano.

Son momentos estos de entrenamiento del personal de casillas, simulacros, cursos de capacitación, detección de posibles fallas en el proceso.

El asesinato de más de cien candidatos participantes en estas elecciones preocupa a las autoridades, y ocupa a los investigadores de tales hechos violentos.

Las encuestas, volubles en sus apreciaciones que convencen a unos, alteran a otros y rechazan los más, son cosas de todos los días.

La situación, tal como está, debe ponderarse y buscar la pacificación, así sea una tarea dura y difícil, porque los demonios políticos y sus intereses propician el enredo bienhechor a sus móviles.

El cambio total en los poderes Ejecutivo y Legislativo de la nación mexicana se complica, por lo menos en Yucatán, con la convocatoria a elecciones locales para Gobernador, Congreso del Estado y 106 ayuntamientos, por los cuales hacen campaña todos los partidos políticos.

La peculiaridad de estas campañas conjuntas es inédita: No hay registro de fecha cercana anterior donde se confrontaran tantas visiones políticas, se dieran alianzas partidistas entre colores y partidos variopintos y coaliciones que ansían el poder por encima de sus principios programáticos.

La modernidad tecnológica cabalga en todos los espacios, tratando de influir en la masa de votantes.

El impacto financiero internacional impacta y devalúa el peso mexicano.

La violencia se ensaña y llega a niveles increíbles.

La guerra sucia se infiltra en todos los espacios.

De todo este maremágnum… ¿surgirán acaso los perfiles de un nuevo país con un nuevo gobierno estable, reconocido, con sentido de justicia social?

Esa es la incógnita de cada ciudadano que no encuentra la soñada paz, justicia y bienestar, a que tiene derecho como ser humano de este país.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.