Los Revitalizados Caifanes

By on diciembre 1, 2017

CAIFANES_01

La emblemática banda mexicana conquista al público yucateco con un concierto de más de dos horas de duración.

Fui de los pocos asistentes que acudieron a la primera presentación de los Caifanes a la ciudad de Mérida

Era el año 1989 y la cita era en el Polifórum Zamná. Una torrencial lluvia quizá fue la causante de que los roqueros yucatecos brillaran por su ausencia, pero varias decenas de aferrados permanecimos al pie del caño, esperando el inicio del concierto, que lamentablemente no se llevó a cabo pues los organizadores anunciaron que se suspendía y que nos devolverían el dinero pagado por los boletos.

Por supuesto, todos estábamos sacados de onda, más yo y mi esposa, quien con un embarazo de 8 meses se había atrevido a acompañarme. Entonces, cuando ya nos dirigíamos a la salida, se nos informó que la banda tocaría algunos temas para nosotros, y de inmediato regresamos para escuchar en vivo a Saúl, Diego, Sabo y Alfonso; tocaron unas cinco rolas de su álbum debut, editado apenas un año antes.

Pude entrevistar a Sabo y Diego para consumar mi primer contacto con estos músicos que con su innovadora propuesta estaban llamando la atención de la raza.

En 1992, volví a cruzar mi camino con los Caifanes: mi jefa en el periódico Por Esto!, Ileana Menéndez, me solicitó apoyara a un amigo de ella quien traía a la banda para una presentación en Mérida en promoción de su tercer álbum: ‘El Silencio’. El promotor era un conocido aventurero apodado ‘El Quaz’ quien tenía un programa de televisión y quien me encargó el diseño de cartel del evento. Los miembros del grupo estuvieron de hecho en Mérida, con Stu Hamm como bajista, pues en aquel tiempo Sabo había salido del proyecto.

Para cuando la banda editó su último álbum de estudio, ‘El Nervio del Volcán’ (1994), ya había tenido la oportunidad de verlos en vivo otras dos ocasiones.

Por eso, al acudir al Coliseo Yucatán, el pasado sábado 25 de noviembre mi curiosidad era bastante amplia. Tenía muchas ganar de escuchar esta nueva etapa de una banda a la que nadie puede cuestionarle su importancia y trascendencia dentro de la historia de nuestro rock nacional.

¿Cuál fue el resultado?

Es importante señalar que Saúl Hernández, Alfonso André, Sabo Romo, Diego Herrera y Rodrigo Baills nos entregaron una gran noche de rock, sorprendiéndonos gratamente con una extensa colección de temas clásicos que sonaron con mucha más energía.

Es notable que la banda está en plena forma, pese a que Alfonso André en broma me comentó en una entrevista realizada algunos días antes del concierto: ‘Me siento viejo: tocamos rolas que compusimos teniendo 20 años ahora que tenemos 50′. La realidad es que todos están en un nivel óptimo y es notable que han acrecentado esa mágica vibra que la audiencia disfruta a coro, abrazando al grupo que ha escrito el soundtrack de sus respectivas vidas.

La mayoría de sus canciones más emblemáticas formaron parte de esta convivencia sagrada en la que realmente disfrutamos de arreglos muy efectivos como el caso de ‘Nubes’ que gana en intensidad; ‘Nunca me voy a transformar en ti’, la cual casi nunca ejecutan en vivo; el delicioso solo de sax de Diego en ‘Sombras de tiempos perdidos’, el arreglo eléctrico de ‘Ayer me dijo un ave’, y por supuesto el breve pero potente solo de batería de Alfonso (¡Viejos los cerros!).

CAIFANES_02

Saúl interactuó en los momentos oportunos, agradeciendo a los fans por su presencia, compartiendo mensajes profundos como: ‘La vida hay que vivirla con coraje, pero al amor nunca le tengas miedo’, recalcando que debemos construir un camino muy fuerte en la cultura de los derechos humanos. Recordó los feminicidios, a los periodistas asesinados, a los 43 estudiantes desaparecidos, recalcando que nosotros, cada uno, somos el presente, el pasado y el futuro de nuestro país. Señaló que nuestra identidad se forja creyendo en nosotros mismos, dio la bienvenida a la nueva generación de ‘caifanáticos’ que en buen número acudieron a la cita, y a quienes dedicó un tema, no sin antes recordarnos que con los niños tenemos la responsabilidad de abrirles un camino lleno de luz y esperanza. Afirmó que podemos visitar cualquier parte del planeta, pero en el lugar donde nacemos es donde pertenece nuestra alma.

Se despiden pero, ante los gritos, aplausos y cánticos, retornan para tocar cinco temas más, aprovechando ese nuevo espacio para solicitar nuestro apoyo a las víctimas de los terremotos que asolaron diversas zonas de México, pues sobre todo en las poblaciones más humildes se dispararon los casos de orfandad. ‘Falta mucho por hacer; apoyen raza, su ayuda será invaluable,’ afirmó, dedicando ‘Vamos a hacer un silencio’ a los rescatistas. La sorpresa de la noche fue el efectivo cover de ‘Heroes’ de David Bowie, el homenaje a Juan Gabriel antes de cerrar con ‘La Célula que explota’ y ‘La Negra Tomasa’, tocada completa como en el maxi de 1988, con la gente bailando y aplaudiendo para despedir con fuerte ovación a sus ídolos que cumplieron con creces.

SETLIST

Dioses ocultos

Viento

Nubes

Te estoy mirando

Miedo

Nunca me voy a transformar en ti

Antes de que nos olviden

Amanece

Sombras de tiempos perdidos

Para que no digas que no pienso en ti

Cuéntame tu vida

Mátenme porque me muero

Miércoles de Ceniza

Detrás de ti

De noche todos los gatos son pardos

Aviéntame

Perdí mi ojo de venado

Aquí no es así

Nos vamos juntos

Vamos a hacer un silencio

Heroes (David Bowie)

Te lo pido por favor (Juan Gabriel)

La célula que explota

La Negra Tomasa

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>