Los discos de Rock de marzo (II)

By on marzo 15, 2018

MARZO_ROCK-II_01

Continuamos con el recuento de las obras maestras del Rock lanzadas en marzo.

‘DRESSED TO KILL’ – KISS

Lanzado el 19 de marzo de 1975.

El tercer álbum de la banda neoyorquina es también el de más corta duración, con tan solo 30 minutos y 7 segundos. Grabado en febrero de 1975 con relativos pocos recursos en los Electric Lady Studios de la ciudad de Nueva York, contiene 10 rolas de las cuales la mitad alcanzaron el estatus de clásicas: ‘Room Service’, ‘Rock Bottom’, ‘C´mon and Love Me’, ‘She’ y, por supuesto, ‘Rock and Roll All Nite’, tema que se volvió infaltable en todos sus conciertos para cerrar los shows. Neil Bogart, presidente de Casablanca Records, prefirió realizar el mismo las labores de producción para no tener que pagar muchos dólares contratando a alguno más prestigiado.

‘POWER & THE GLORY’ – SAXON

Lanzado el 21 de marzo de 1983

Este quinto álbum de la banda británica fue grabado de octubre a diciembre de 1982 en los Axis Sound Studio, de Atlanta. Contó con mayor contundencia en la batería gracias a Nigel Glockner, quien sustituyó a Pete Gill desde el anterior disco, ‘The Eagle Has Landed’, por lo que ya estaba muy compenetrado con el bajista Steve Dawnson, otorgándole mayor punch a la base rítmica. Fue número 1 en varios países europeos y vendió más de millón y medio de copias. Entre sus mejores rolas están ‘Redline’, ‘Warrior’, ‘Nightmare’, la atmosférica ‘The Eagle Has Landed’, la prendida ‘This Town Rocks’, y el tema que da título al disco, el único que se quedó de manera permanente en el setlist de la banda. Paul Quinn y Graham Oliver, como siempre, están filosos con las guitarras, y Biff Byfford cantando con gran nivel.

‘PLEASE PLEASE ME’ – THE BEATLES

Lanzado el 22 de marzo de 1963.

El álbum que inició la trayectoria discográfica de esta banda inolvidable fue grabado en dos sesiones: la primera realizada el 4 de septiembre de 1962, la segunda el 11 de febrero de 1963, ambas en los estudios EMI de Londres. De las 14 canciones incluidas, impecablemente producidas por George Martin, ocho fueron escritas por John Lennon y Paul McCartney, destacando sus exitosos sencillos ‘Please Please Me’ y ‘Love Me Do’, pero además están otros temas deliciosos como ‘I Saw Her Standing There’, ‘P.S. I Love You’, ‘Do You Want to Know a Secret’ y ‘There´s A Place’. Por si fuera poco, las versiones Beatles de termas clásicos como ‘Anna Go To Him’, ‘Baby It´s You’, ‘A taste of Honey’ son realmente fabulosas, principalmente ‘Twist and Shout’, la cual muchos siguen creyendo que es un tema creado por el ‘Cuarteto de Liverpool’, cuando en realidad fue escrita por Phil Medley y Bert Russell, e interpretada originalmente por ‘The Top Notes’.

‘DIRTY WORK’ – THE ROLLING STONES

Lanzado el 24 de marzo de 1986.

Grabado en diferentes sesiones realizadas en 5 de abril, 17 de junio, 16 de julio y 17 de agosto, 10 de septiembre y 15 de octubre de 1985, este disco fue producido por Jeff Glixman y realizado en la cima de las diferencias entre los líderes Mick Jagger y Keith Richards. Esto propició que Mick estuviera ausente la mayor parte del tiempo, grabando sus partes vocales por separado de la banda, además de que solo se incluyeran tres temas creados por la dupla Jagger-Richards. El disco fue exitoso comercialmente, pero la crítica especializada lo consideró uno de sus peores trabajos. La realidad es que se trata de un disco honesto, estimulante y desafiante, al atreverse a añadir diversos sonidos y ritmos a su característico rock. Sus mejores rolas son ‘Harlem Shuffle’, ‘Hold Back’, el sorpresivo reggae ‘Too Rude’ y la emotiva ‘Sleep Tonight’. El tema ‘One Hit (To the Body)’, donde participa Jimmy Page (Led Zeppelin) fue el único de este disco interpretado en sus conciertos (sin Jimmy, claro).

MARZO_ROCK-II_02

‘LIGHTNING STRIKES’ – LOUDNESS

Lanzado el 24 de marzo de 1986 en Japón y el 25 de julio en los Estados Unidos.

En el oficio de hacer heavy metal, estos nipones no tiene competencia. Este sexto álbum de estudio, grabado de diciembre de 1985 a enero de 1986 en los Sedic Studios y los Take One Studios de Tokio, cumple todos los requisitos del sonido predominante en la década de los ochentas en cuanto a heavy se refería. Akira Takasaki demuestra ser un inventor notable de riffs pegajosos y solos relampagueantes, una base rítmica sólida como roca a cargo del baterista Munetaka Higuchi y el bajista Yamayoshi Yamashita y Minoru Niihara evolucionando bastante como responsable vocal. ‘Shadows of Rock’, ‘Let It Go’, ‘Black Star Oblivion’, ‘Face to Face’ y ‘Ashes in the Sky’ (que solo está en la versión norteamericana) son lo mejor de un disco verdaderamente efectivo.

‘MACHINE HEAD’ – DEEP PURPLE

Lanzado el 25 de marzo de 1972.

Estamos ante una obra maestra inmaculada y pulida, una manifestación sonora surgida del mejor momento creativo de una agrupación que con su segunda formación logró un disco que todos sueñan con poder realizar alguna vez en la vida. No existe un solo tema en esta colección que no merezca escoltar a las demás. Las mayores virtudes técnicas de Ritchie Blackmore (soberbio con la guitarra de principio a fin), Jon Lord (excelso con los teclados), Roger Glover (dejando aquí su mejor registro con el bajo) e Ian Paice (siempre preciso, pero mucho más profundo en la batería) y, mención aparte, la voz de Ian Gillan, poderosa e intensa, ¿qué más se puede decir de un disco que incluye maravillas como ‘Highway Star’, ‘Maybe I´M Leo’, ‘Pictures of Home’, ‘Never Before’, ‘Smoke on the Water’, ‘Lazy’ y ‘Space Trucking’? Simplemente hay que quitarse el sombrero y disfrutarlo, disfrutarlo mucho.

‘DISTURBING THE PEACE’ – ALCATRAZZ

Lanzado el 22 de marzo de 1985.

Cuando Steve Vai aceptó el reto de sustituir a Yngwie Malmsteen en esta banda, quienes éramos sus fans sabíamos que cosas muy buenas resultarían, y este disco lo vino a comprobar ¡Qué discazo! Graham Bonnet (ex Rainbow, ex MSG) lideraba el grupo que había logrado enorme éxito en Japón con su primer disco, así que de este segundo se esperaba bastante. Grabado en dos estudios de Los Angeles, el Cherokee y el Skyline, de diciembre de 1984 a enero de 1985, fue producido por el prestigiado Eddie Kramer. Desde la inicial ‘God Blessed Video’ se comprende perfectamente la intención de la banda de atrapar tu atención durante los siguientes 41 minutos con 41 segundos. Son también fabulosos ‘Mercy’, ‘Wire and Wood’, ‘Stripper’, ‘Painted Lover’. Más atmosféricas son ‘Will you be Home Tonight’ y ‘Desert Diamond’, la instrumental ‘Lighter Shade of Green’, ‘Sons and Lovers’ y ‘Painter Lover’, pero igual de efectivas. El tecladista Jimmy Waldo, el bajista Gary Shea y el baterista Jan Uvena complementaron la alineación.

 ‘THE NUMBER OF THE BEAST’ – IRON MAIDEN

Lanzado el 22 de marzo de 1982.

Realmente sobran los adjetivos para calificar esta obra maestra del heavy metal que estuvo a punto de desbancar del trono a Judas Priest, pero justo entonces estos sacaron ‘Screaming for Vengeance’ para impedirlo. Un disco maravilloso de principio a fin, donde resalta esa increíble base rítmica conformada por Steve Harris y Clive Burr, y las afiladas guitarras de Dave Murray y Adrian Smith, así como la poderosa voz de Bruce Dickinson, que llevó a la banda a otra dimensión. La impecable producción de Martin Birch permite paladear los 8 himnos metálicos incluidos aquí. ‘Invaders’, Children of the Damned’, ‘The Prisoner’, ‘Run to the Hills’ y Hallowed Be thy Name’, más el tema título destacaron como grandes clásicas en los conciertos de la correspondiente gira mundial de aquel año. Mi disco favorito de la ‘Doncella de Hierro’.

MARZO_ROCK-II_03

‘DEPARTURE’ – JOURNEY

Lanzado el 23 de marzo de 1980.

Grabado entre el 5 al 12 de noviembre de 1979 en los estudios The Automatt de San Francisco, este sexto álbum de estudio presentó ideas más cohesivas que permitieron crear canciones que ayudaron al disco a convertirse en el más exitoso de la banda hasta ese momento, al alcanzar el puesto 8 en la Lista de Billboard. Incluye clásicos como ‘Any Way you want it’, ‘Walks like a Lady’, ‘Where Were You’ y ‘Line of Fire’, las preciosa baladas I´m Cryin’, ‘Good Morning Girl’ y ‘Stay A While’, además de las emotivas ‘Someday Soon’ y ‘Peoples and Places’. Neil Schön está magistral con la guitarra, Steve Perry es sublime con su voz, Gregg Rollie efectivo como siempre en teclados, la armónica y la voz, al igual que el bajista Ross Valory y el baterista Steve Smith.

‘SAD WINGS OF DESTINY’ – JUDAS PRIEST

Lanzado el 23 de marzo de 1976.

La calidad lograda en este trabajo es admirable, considerando que era apenas su segundo disco de estudio, presentando un cambio radical de un rock duro, medio psicodélico, presentado en su álbum debut (Rocka Rolla de 1974), a un heavy metal excelso, realmente alucinante. Todas y cada una de las piezas aquí incluidas te vuelan el cerebro, te meten a un delicioso universo sonoro donde todas las piezas cumplen para entregar un producto realmente impactante. Los alcances vocales de Rob Halford son impresionantes, como las afiladas guitarras de Glenn Tipton y K.K. Downing, bien arropadas con la base rítmica de Ian Hill y Alan Moore. Fue grabado en los Rockfield Studios de Gales entre noviembre y diciembre de 1975. ‘Tyrant’, ‘Victim of Changes’, ‘The Ripper’, ‘Dreamer Deceiver’, ‘Deceiver’ y ‘Genocide’ son los diamantes de este esfuerzo discográfico.

‘HOUSES OF THE HOLY’ – LED ZEPPELIN

Lanzado el 28 de marzo de 1973.

Tras el enorme éxito de su cuarto álbum de estudio, nadie sabía que esperar de este quinto trabajo, el cual resultó ser uno de los más elegantes en su discografía, con esa determinación de no encajonarse en un solo estilo para plasmar canciones con otros matices musicales y distintas atmosferas. Incluye temas magistrales como ‘The Song Remains the Same’, ‘The Rain Song’, ‘No Quarter’ y ‘Over the Hills and Far Away’, donde John Paul Jones toca incluso el clavecín. La sorpresa resultó ser ‘D’Yer Mak´er’, un reggae rock que fue muy criticado en su momento, pero que ha sido revalorizado con el paso de los años como una fusión interesante. No desentonan para nada ‘The Crunge’, ‘Dancing Days’ y ‘The Ocean’ en este disco que contó con una sobresaliente producción de Jimmy Page. El álbum fue todo un éxito comercial, logrando la certificación de Disco de Platino.

WINGS AT THE SPEED OF SOUND’ – WINGS

Lanzado el 26 de marzo de 1972.

Fue el quinto álbum de estudio de la banda y el primero en ser lanzado en la cima de su popularidad, tanto en Europa como en los Estados Unidos. Fue número uno en la lista de Billboard, y número 2 en las listas de éxitos del Reino Unido, gracias a contener un buen menú de canciones como ‘Let ‘Em In’, ‘Silly Love Songs’, ‘She´s My Baby’ y ‘Beware My Love’, el tema más cañero de todos y uno de los tres surgidos de este disco en ser incluidos en las siguientes giras del grupo comandado por Paul McCartney.

Ricardo Pat

riczeppelin@gmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.