Los Discos de Rock de marzo (I)

By on marzo 8, 2018

MARZO_ROCK_01

Entrando de lleno al tercer mes de este 2018, es momento de recordar una nueva colección de álbumes de rock llenos de calidad que siguen deleitando a las audiencias de todo el mundo. Se trata de trabajos que en varios casos llevan décadas de haber sido realizados, manteniendo un alto nivel de producción y contenido.

Disfrutemos pues de este recorrido nostálgico que seguramente nos recordará por qué el rock es para muchos de nosotros, más que un gusto, una forma de vida.

‘RUSH’ – RUSH

Lanzado el 1 de marzo de 1974.

El álbum debut del legendario trío canadiense fue grabado en marzo de 1973 en los Eastern Studios, mezclado y concluido en una sola sesión realizada el 1 de noviembre de ese año en los Toronto Sound Studios. Es uno de los discos más pesados de la banda al incluir 8 obras en las que la influencia de Led Zeppelin y Cream es palpable. Desde el tema de apertura, ‘Working Man’, quedan muy claras las intenciones de Alex Lifeson, Geddy Lee y John Rutsey, quienes demuestran sus habilidades claramente en rolas como ‘Finding My Way’, ‘What You’re Doin’, ‘Need Some Love’, ‘Here Again’ y ‘Before and After’. Solo 7 meses después, el trío lanzaría su segundo álbum, ‘Fly By Night’, ya con Neil Peart en batería. Así comenzó a forjarse una gran historia.

‘MASTER OF PUPPETS’ – METALLICA

Lanzado el 3 de marzo de 1986.

¡Vaya pedazo de álbum! El disco que terminó de convencernos a los amantes del metal más estándar de abrazar el género del thrash Metal. Grabado en Dinamarca, en los Sweet Silence Studios de Estocolmo de septiembre a diciembre de 1985, resultó ser un trabajo demoledor que abrió las puertas del éxito masivo al cuarteto por las que no pasaría lamentablemente Cliff Burton, quien fallecería en septiembre de 1986. ‘Battery’, ‘Disposable Heroes’, ‘Welcome Home (Sanitarium)‘ y partes de ‘Master of Puppets’ fueron creadas en la etapa en la que más compenetrados estaban los cuatro como músicos y metaleros. Flemming Rasmussen realizó un gran trabajo de producción, sonando de poca madre todas las rolas, incluyendo ‘The thing that should not be‘ y la instrumental ‘Orion‘, que fue la última gran obra maestra de Cliff. Discazo de obligatoria escucha.

‘WOKE UP WITH THE MONSTER’ – CHEAP TRICK

Lanzado el 4 de marzo de 1994.

Grabado de noviembre de 1991 al mes de abril de 1992 en los Andora Studios de Hollywood y los Larrabee North Studios de California, este duodécimo álbum de estudio fue producido por el prestigiado Ted Templeman. La formación original es la que participó en esta obra, es decir Robin Zander (voz y guitarra), Rick Nielsen (guitarra líder y coros), Tom Petersen (bajo) y Bun E. Carlos (batería). La realidad es que crearon muy buenas rolas como ‘My Gang’, ‘Cry Baby’, un rico blues rock, ‘Love Me for a Minute’, que es bailable y contagiosa, ‘Didn´t Know I Had It’ y el tema que da título a esta obra, que al final solamente alcanzó el puesto 123 en la Lista de Billboard. Recomendable.

‘RISING FORCE’ – YNGWIE J. MALMSTEEN

Lanzado el 5 de marzo de 1984.

Yngwie Malmsteen todavía formaba parte de Alcatrazz cuando comenzó a componer los temas que formarían parte de su explosivo álbum debut. Con este álbum, Yngwie dio el anhelado salto a la fama que buscaba desde años atrás como integrante del grupo Steeler, logrando éxito comercial y principalmente de la crítica especializada. Es un excelente disco que debe degustarse de principio a fin para disfrutar esa soberbia fusión de rock y música clásica, con influencias de Deep Purple, Paganini, Bach y Beethoven. ‘Black Star’ sacude nuestro cerebro y nos prepara para la trepidante ‘Far Beyond the Sun’. ‘Evil Eye’ es una maravilla, pero la joya del disco es ‘Icarus Dream Suite Op. 4’, una pieza que dibuja claramente el sonido Malmsteen. Solamente hay dos temas con voz: ‘Now your ships Are Burned’ y ‘As above, So Below’, cantadas de manera excelsa por Jeff Scott Soto. ‘Little Savage’ y ‘Farewell’ cierran un trabajo que no inventó el género neoclásico, este ya había sido creado por Rainbow, de quien Yngwie era gran fanático.

MARZO_ROCK_02

‘WHEN DREAM AND DAY UNITE’ – DREAM THEATER

Lanzado el 6 de marzo de 1989.

En junio de 1988, la banda ‘Majesty’, conformada por egresados del prestigiado Berklee College of Music de Boston, había cambiado su nombre a ‘Dream Theater’ y firmado contrato con Mechanic Records (MCA) para dar vida a su álbum debut, ingresando a los Kajem/Victory Studios de Gladwyne, Pensilvania. John Petrucci, Kevin Moore, Mike Portnoy, John Myung y Charlie Dominici incluyeron 8 temas que navegan más en las aguas del metal que del progresivo, notándose las influencias que en ellos marcaban bandas como Rush y Queensryche. En sus 51 minutos y 25 segundos de duración encontramos buenas rolas como ‘A Fortune in Lies’, la suite de poco más de 8 minutos ‘The Killing Hand’, dividida en cinco partes, ‘Light Fuse and Get Away’ y la instrumental ‘The Ytse Jam’. La producción es pobre y empaña un trabajo que merecía mejor suerte.

‘SPIRITUAL CANOE’ – LOUDNESS

Lanzado el 7 de marzo del 2001.

Este álbum marcó el retorno de la alineación original de la banda, es decir Minoru Niihara (voz), Akira Takasaki (guitarra), Masayoshi Yamashita (bajo) y Munetaka Higuchi (batería), quienes no trabajaban juntos desde el disco ‘Hurricane Eyes’ de 1987 y el EP ‘Jealousy’ de 1988. Es un tremendo compendio de heavy metal, desde el arranque con ‘The Winds of Victory’ pasando por la densa y pesada ‘The Hate That Fills My Lonely Cells’ y la contundente ‘The End of Earth’. Nos atrapa y nos invita a consumir los restantes 10 temas. Los músicos trabajaron en equipo y, a excepción del tema instrumental que da título al disco, la música fue compuesta por todos. Las letras fueron escritas por Minoru y Akira. Otras candentes balas metálicas son ‘Stay Wild’, ‘How Many More Times’, la zeppeliana ‘Touch My Heart’ y ‘Climaxxx’. Todas las rolas incluidas en este álbum que solamente fue lanzado en Japón son realmente buenas.

‘COVERDALE AND PAGE’ – JIMMY PAGE Y DAVID COVERDALE

Lanzado el 15 de marzo de 1993.

Grabado de finales de 1992 a enero de 1993 en los Little Mountain Studios de Vancouver, los Criteria Studios de Miami, los Abbey Road Studios de Londres y los Highbrow Productions de Hook City, este disco unió los talentos del cantante de Whitesnake y el líder de Led Zeppelin y se ha convertido en una pieza de colección. La mayoría de los 11 temas incluidos son excelentes, por lo que todos disfrutan su duración de una hora con un minuto. Hay rolas prendidas como ‘Feeling Hot’, ‘Shake my Tree’ y ‘Absolution Blues’; otras más emotivas como ‘Take a Look at Yourself’ y ‘Don´t leave Me this way’. Pero, sin duda, ‘Take for a Little While’, ‘It´s Over’, ‘Easy Does It’ y ‘Whiser A Prayer for the Dying’, son la mejores del disco, y son curiosamente las más ‘Zeppelianas’.

‘DESTROYER’ – KISS

Lanzado el 15 de marzo de 1976.

El cuarto álbum de la banda neoyorquina fue grabado en dos sesiones, la primera del 3 al 6 de septiembre de 1975 en los Electric Lady Studios; la segunda de enero a febrero de 1976 en los Record Plant Studios, ambos de Nueva York. Tras el éxito de su álbum ‘Alive’, Gene y Paul decidieron que Bob Ezrin fuera el productor, y realmente se involucró en el proyecto, exigiendo a los músicos mucho más de lo acostumbrado, logrando con ello un sonido más accesible y comercial. El disco fue un éxito, con ventas de más de 800 mil copias en los Estados Unidos. Contiene himnos como ‘Detroit Rock City’, ‘Shout It Out Loud’, ‘God of Thunder’, ‘Flaming Youth’ y la balada ‘Beth’, inmortalizada en la voz por Peter Criss. Sigue siendo uno de los discos preferidos por la mayoría de los integrantes del Kiss Army. 

 ‘THE PENTHOUSE TAPES’ – THE SENSATIONAL ALEX HARVEY BAND’

Lanzado en marzo de 1976.

Grabado en enero de 1976 en los Basing Street Studios de Londres, este sexto álbum de estudio de la banda escocesa contó con la participación de todos sus miembros originales: Alex Harvey (voz), Zal Cleminson (guitarra), Chris Glen (bajo), Hugh McKenna (teclados) y Ted McKenna (batería). A excepción de ‘I Wanna Have You Back’, ‘Jungle Jenny’ y ‘Say You’re Mine (Every Cowboy Song’), los restantes son covers de rolas de Jethro Tull, Alice Cooper, Del Shannon, Jimmy Rodgers e incluso ‘Los Osmond’. Es importante aclarar que las versiones cuentan con el inimitable sello de una de las bandas más divertidas e interesantes de la historia del rock británico. Muy recomendable.

MARZO_ROCK_03

‘KANSAS’ – KANSAS

Lanzado en marzo de 1974.

Grabado en el mes de septiembre de 1973 en los Record Plant Studios de Nueva York, este álbum debut contó con Steve Walsh (vocalista y tecladista), Rich Williams (guitarras), Robby Steinhardt (violín y coros), Kerry Livgren, Dave Hope (bajo), Phil Ehart (batería) y Kerry Livgren (guitarra, piano, órgano y sintetizadores). La mezcla de rock progresivo y boogie rock no convenció a la crítica especializada, que le otorgó críticas divididas, acusándolos de pretenciosos y poco efectivos. Sin embargo, este disco contiene exquisitos temas como ‘Can I Tell You’, ‘Journey from Mariabronn’, ‘Death of Mother Nature Suite’, incluso el cover ‘Bringing It Back’ de J.J. Cale suena bastante efectivo. Un disco que permite saborear el estilo que la banda iría desarrollando en el futuro.

‘LET THERE BE ROCK’ – AC/DC

Lanzado el 21 de marzo de 1977.

El cuarto álbum de estudio de los escoceses-australianos fue grabado entre enero y febrero de 1977 en los Albert Studios de Sydney, bajo la producción de su hermano mayor George Young y su inseparable mancuerna Harry Vanda. Este disco marcó una evolución palpable en comparación a sus anteriores trabajos, quizá por la determinación del grupo de hacerla a nivel internacional, ya que por entonces eran famosos en Australia, el Reino Unido y algunos países de Europa, pero los Estados Unidos aún estaba lejos de su dominio. Para muchos expertos esta colección de termas significaba una declaración de principios ¡y vaya que lograron su objetivo! Porque con rolas como ‘Dog Eat Dog’, ‘Whole Lotta Rosie’, ‘Bad Boy Boogie’, ‘Hell Ain´t a Bad Place To Be’ y el tema título, era casi imposible que la recepción no fuera cálida. Este sigue siendo uno de los álbumes preferidos de sus incondicionales fans y uno de los más pesados de toda su discografía.

‘MAGICA’ – DIO

Lanzado el 21 de marzo del 2000.

Tras la pobre recepción a su anterior placa ‘Angry Machines’ de 1996, Ronnie James Dio decidió embarcarse en una trilogía de álbumes conceptuales, siendo este el primero. Insatisfecho con la labor del anterior guitarrista Trecy G, reclutó al virtuoso Craig Goldy, con quien había trabajado en ‘Dream Evil’ (1987). También regresaron Jimmy Bain (bajo) y Simon Wright (batería). La historia que presenta la eterna batalla entre las fuerzas oscuras y los maestros del bien es contada desde la perspectiva del villano a través de muy buenas rolas de heavy como la densa ‘Lord of the Last Day’, las más estándar ‘Fever Dreams’, Turn to Stone’ y ‘Feed My Head’. ‘As Long as It´s Not About Love’ recuerda su pasado con Black Sabbath. La joya del disco es ‘Losing my Insanity’, un rock neoclásico que nos recuerda su etapa con Rainbow. Se incluye un relato de 18 minutos en el que el maestro nos cuenta el concepto de la historia. Fue una pena que la trilogía quedará inconclusa.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.