Los Dioses Contemporáneos

By on mayo 17, 2018

LA TECNOLOGÍA CONTEMPORÁNEA_1

LAS REDES SOCIALES EN COMPUTADORAS / LAPS TOPS / CELULARES INTELIGENTES / TABLETAS

edgar rodríguez cimé

Con su habitual humor corrosivo, Conrado Roche Reyes nos advertía ya de su omnímodo poder en Todo Occidente, al narrarnos su experiencia en una vagoneta para trasladarse al centro histérico de Mérida. Apenas aborda un nuevo pasajer@, lo primero que hace es sacar su celular para ponerse a interactuar virtualmente, rindiéndole pleitesía a sus nuevos Dioses: las Redes Sociales, vía celular, tableta o laptop, olvidándose de la gente real.

Si ayer “la religión fue el opio del pueblo”, como decía Karl Marx, pues durante la Edad Media literalmente estaba presente en la vida religiosa de los seres humanos durante las 24 horas mediante rezos, oraciones, rosarios y misas (como describe magistralmente Umberto Eco en la novela El nombre de la rosa), hoy lo resulta ser los teléfonos inteligentes móviles, pues la gente “vive” para “estar comunicado” con el mundo virtual.

En su libro Imperio, Antonio Negri y Michael Hardt veían las manifestaciones de los inconformes como “palomitas de maíz”: un movimiento aquí, otro allá, y uno más acullá. Mientras se enciende uno, se apaga otro, llegando a una fina conclusión: “El poder es ahora ejercido por medio de máquinas que, directamente, organizan las mentes (en sistemas de comunicaciones, redes de información) y los cuerpos (en sistemas de bienestar, actividades monitoreadas) hacia un estado de alienación autónoma… El poder puede lograr un control efectivo sobre toda la vida de la población sólo cuando se torna una función integral, vital, que cada individuo incorpora y reactiva.”

Los nuevos dioses virtuales nacen en el siglo XXI: Facebook fue fundado por Mark Zuckerberg en 2004; luego vendrían Twitter, Instagram y otras deidades de las redes sociales que convocarían a sus creyentes hasta convertirse en corto tiempo en los nuevos dueños del destino existencial de millones y millones de fieles seguidores que, de ahora en adelante, les rendirían pleitesía durante las 24 horas, como a los antiguos dioses primigenios.

Siguiendo la línea conceptual sobre medios de comunicación, orientada por El hombre unidimensional de Herbert Marcuse, desde una interpretación marxista, La comprensión de los medios de Marshall McLuhan, el ensayo Enajenación y poder del propio Nuncio, y La manipulación industrial de las conciencias de Hanz Magnus Enzesberger, podemos ir descubriendo como los mass media convencionales pasan de ser “el cuarto poder” para  metamorfosearse, ya como medios alternos, en los “nuevos dioses virtuales” del siglo Veintiuno.

Las redes sociales se convierten en “nuevas deidades que organizan la mente de los individuos, no sólo con su permiso, sino con una avidez rayana en la adicción”. Mediante el celular se introduce el “brebaje controlador”. Con todos nuestros datos en la mano, Facebook y otras macroempresas cibernéticas, de Inglaterra o Estados Unidos, pueden vigilarnos, propiciar guerras sucias (contra musulmanes o lopezobradoristas) o fomentar en nosotros prácticas dañinas.

Ejemplo: el escándalo de Facebook es muestra de que esas macroempresas, como la esencia del capitalismo, usan la ilegalidad para aumentar escandalosamente sus ganancias: emplean su anunciada política de confidencialidad en transacciones políticas y comerciales, como la realizada entre Facebook y Cambridge Analytica para distorsionar la realidad de los ciudadanos e influir en sus decisiones, como dar su voto a un funambulesco personaje como Donald Trump.

edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

colectivo cultural “Felipa Poot Tzuc”

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>