Destacada

Las fibras mundanas del ensayo

By on agosto 9, 2018

Ensayos RPB

José Juan Cervera

La vida profesional de un escritor se distribuye en múltiples acciones que exigen un ejercicio constante de sus aptitudes expresivas; al intervenir en los circuitos de producción intelectual, adopta las facetas que condensan el sentido fundamental de su experiencia creadora. El compromiso que adquiere con su obra puede estrechar vigorosos lazos con su sociedad para abrir canales de diálogo y fecundar nuevas vocaciones.

Asienta el equilibrio entre el espacio íntimo en que concibe sus textos y las demandas del ambiente en cuyo ámbito inscribe su existencia cotidiana, sin abandonar sus expectativas esenciales, aun al calor de otros afanes y avistamientos. El encuadre social de su oficio lo impulsa a pronunciar discursos, presentar libros, animar coloquios e incursionar en medios de circulación masiva o especializada en los que llevará su palabra para saberse voz en un concierto en el que no concurre solo. Para evitar su dispersión, podrá agrupar los frutos de este trasiego en un orden unitario que les brinde la coherencia y el carácter trascendente de una visión panorámica.

El género ensayístico se nutre de estos eslabones y abordajes intensos que señalan transiciones y rutas a seguir, adhesiones temáticas y fuentes de reflexión. Así lo da a entender el libro Yucatán: ensayos históricos y literarios, en el que Roldán Peniche Barrera reúne materiales producidos entre 1986 y 1997, como lo consigna la oportuna datación de la mayor parte de ellos. En este conjunto, el autor ventila inquietudes y expone valores preferentes situándolos en el contexto representativo de la cultura regional, sustentando la perspectiva de sus letras y de sus acontecimientos históricos.

Los escritos que el maestro Roldán unifica en este libro traen consigo figuras prominentes del devenir yucateco, personajes excéntricos, costumbres persistentes y prácticas distintivas de esta tierra, junto con útiles observaciones referidas a estilos y contenidos, tendencias y tradiciones que estimulan el desarrollo de la literatura local, aun cuando su aliento circunde atmósferas más lejanas.

Los vínculos que fortalecen la transmisión del conocimiento quedan a la vista con ejemplos como el del doctor Alfredo Barrera Vásquez, que en su natal Maxcanú recibió del presbítero Daniel López Otero los rudimentos de la gramática maya, o el del erudito Justo Sierra O’Reilly que visitaba en su juventud al sacerdote Zúñiga en su modesta casa del barrio meridano de San Cristóbal, requiriendo su parecer a propósito de los viejos libros de Chilam Balam. En estos encuentros se expandió el germen de un saber compartido que aún en los días actuales despliega su significación y la sustancia que lo mueve.

Fue el propio autor de La hija del judío quien recuperó para la posteridad las anotaciones en que el letrado José Nicolás de Lara registró importantes sucesos de la época colonial, noticias del terruño que impulsaron la pluma del maestro Peniche Barrera para rememorar lo que él llama “la historia de la infamia en Yucatán”, la cual abarca crímenes tan sonados como el de los alcaldes de Valladolid y el homicidio del Conde de Peñalva que desataron las murmuraciones de sus contemporáneos, pero también fueron inspiración de apreciadas obras literarias.

Los seres mitológicos de la cultura vernácula son descritos en uno de los ensayos de este libro, tema que el autor continuó abordando en otros títulos de su bibliografía con el propósito de divulgarlo con mayor amplitud. Funda su labor en los apuntes en que fray Estanislao Carrillo enumera los rasgos atribuidos a tales personajes, que en variable medida se conservan frescos en la cosmovisión maya actual. Para condimentar esta relación, Peniche Barrera intercala noticias de distintas épocas que traen el eco de estas figuras sobrenaturales de profunda raigambre en la creencia popular.

El reconocido ensayista se ocupa también de comentar las ideas de Leopoldo Tomassi en torno a la planeación urbana de Mérida, y da cuenta de varios ciudadanos de ascendencia africana que irrumpieron en la vida cotidiana de esta península.

Con la misma eficacia documenta la recepción de las historietas cómicas entre el público yucateco, entre otros asuntos que aportan nuevo sentido al arte de la memoria.

Roldán Peniche Barrera, Yucatán: ensayos históricos y literarios. Mérida, Universidad Autónoma de Yucatán, 2009, 239 pp.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.