La Persona del Sueño (IV)

By on marzo 14, 2019

IV

Cuando los Ehuejcu se volvieron huecus

Hace tiempo existió un animalito muy extraño. Era una especie de mezcla entre mariposa, oruga, pavo y huecos. Tal vez te gustaría dibujarlo mientras escuchas cómo era, o incluso imaginarlo en tu mente para después ver a muchos Ehuejcu revolotear en donde estés… ¡Cómo me gustaría saber en dónde estás! Hablo contigo, pero no te veo; tú me escuchas y no me ves. Algo así es hablar de los Ehuejcu.

Ellos tienen un cuerpo de oruga, y con sus patitas traseras sostienen su torso cuando no están volando; aunque las orugas andan sin alas, los Ehuejcu sí las tienen y vuelan casi todo el tiempo porque son muy ligeros. Si ahora uno de ellos estuviera observándote desde tu hombro, ni lo sentirías.

Sus alas son muy diversas: algunos las tienen como capa de vampiro, otros tienen alas como pájaros, pero sin las plumas; otros parecen que son alas de libélula o mariposa. Así de diferentes pueden ser sus alas, y también son multicolores: los Ehuejcu pueden tener cualquier combinación de color.

Su cara es rara también. Tienen ojos soñolientos, quizá por tantos siglos de existencia, y su pico es de ave, sólo que cubierto por una cresta muy grande, como la de los pavos, pero los Ehuejcu no son escandalosos, el único sonido proveniente de ellos es el del aire cuando pasa por sus huecos. En sí, todos los Ehuejcu terminaron transformándose en huecus.

manufac2014 010

La persona del sueño

Primera parte. La voluntad

Un sastre y su amigo unicornio viajando en un barco – ¡Ayudando al amigo sastre! ¡Qué desastre! – Cuando los Ehuejcu se volvieron huecus – Los huecus de los Ehuejcu – Los huecus – Detectives por la mañana – Detectives por la tarde – Detectives por la noche – Polillita roja – El señor del monte – La persona del sueño sigue por aquí – El abuelo Genaro – Libélula y el nieto – El hechizo de borrar tu nombre – El viaje de la princesa – El libro de los nombres – El recuerdo de la princesa

 

Escrito e ilustrado por Rubén Camilo Solís Pacheco

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.