La Libertad

By on marzo 8, 2018

Liradelaniñez_1

XIV

¡Libertad! Verbo divino

de los hombres y los pueblos;

de nuestras generaciones

ideal sagrado y bello.

¿Qué hombre no quiere ser libre?

¿qué pueblo no quiere serlo?

¿quién ama la servidumbre?

¿quién a un tirano halla bueno?

Tan inherente es al hombre

ser de su persona dueño;

de su alma y su conciencia

tiene tan pleno derecho

que nadie en el mundo

puede, tirano o perverso,

arrebatar el espíritu,

conculcar el pensamiento.

Si infame la fuerza bruta

aniquila nuestro cuerpo,

el alma no se aniquila

y queda al mundo el ejemplo.

En la libertad ajena

halla la tuya un lindero:

libertad no significa

licencia ni desenfreno.

En sociedad cada uno

pone en el común acervo

un poco de su albedrío

un poco de su derecho.

La libertad es el goce

de lo justo y de lo honesto,

y tiene también cadenas;

mas no cadenas de hierro;

sino cadenas morales,

fabricadas en el cielo,

que dan al hombre la dicha

y dan la ventura al pueblo.

Rodolfo Menéndez

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>