La Indomable y Hermosa Cuba (XXVII)

By on abril 12, 2018

Atisbando Cuba

XXVII

Alfonso Hiram García Acosta

CubaXXVII_a1

CubaXXVII_1

GUANABACOA

Guanabacoa es un municipio y población de la Provincia de Ciudad de La Habana, Cuba. También conocida como la “Villa de Pepe Antonio”, se ubica en la parte central de la provincia y es su segundo municipio en cuanto a extensión. Posee extensas llanuras las cuales favorecen la agricultura. En la zona urbana se encuentran algunas elevaciones y las funciones de Centro de Ciudad están concentradas en el Centro Histórico declarado Monumento Nacional. Esta histórica villa tiene aún el aire de las viejas ciudades de Cuba, aire bien enraizado tras más de cuatro siglos de existencia y capaz aún de provocar los más disímiles sentimientos.

Con este preámbulo de Guanabacoa, que visité en varias ocasiones acompañado de Eduardo Ramos (+) –destacado músico cubano, Director de la Banda del Estado y nacido en esta Villa– y –como los Tres Mosqueteros de Dumas– con Humberto Rodríguez Manso (+), escritor e historiador, el Dr. José Loyola Fernández, Doctor en Música, y yo, como el D’Artagnan, pasamos a la Casa de la UNEAC para un refrigerio, y de ahí a Guanabacoa, el natal solar de Ramos, el mejor Cicerone por su conocimiento histórico y musical.

CubaXXVII_2

Mientras caminábamos, Ramos nos narraba la historia de cada calle. Consignaré tres de ellas:

  • Aguacate: Se le conocía con el nombre del pulguero, recibiendo más tarde el de África. Sin embargo, el simple hecho de que en medio de la senda existiese un árbol de tan apetecido frutal dio motivo a que se señalase con el que se distingue hasta estos días.
  • Amargura: Comienza en los muros del Convento de Santo Domingo y se pierde en las afueras del poblado.
  • Amenidad: Se ignora la razón de su nombre. Embocaba con el antiguo ferrocarril de Regla. Coincidió con la calle Campo Santo, la ubicación de la primera iglesia y el primer cementerio. Unida a Jesús Nazareno, mantiene, sin embargo, su independencia recibiendo actualmente el nombre del ejemplar ciudadano Raoul Suarez.

En nuestro andar, visitamos el Museo de la santería, como reflejo del sincretismo religioso de los Orishas, religión y cultura Guanabacoa, como una mezcla de creencias cristianas occidentales con cultos africanos, que han llegado hasta la actualidad. En Lajas, Cienfuegos, participé en ceremonias en el Antiguo Cabildo, donde la hermana del “Benny” Moré -ya fallecida- cantaba y mantenía el orden del ceremonial.

CubaXXVII_3

Aparece aquí la práctica de la santería de la cultura yoruba, así como el Culto Bantú. En este lugar están presentes el conjuro, la danza y el mito lo cual lo hacen único. Guanabacoa es, sin lugar a dudas, un lugar muy singular donde la leyenda está a flor de piel, se siente en el ambiente, es el municipio de la capital donde más templos abakúa existen, siendo además la sede anual del festival Wemilere de raíces afrocubanas.

CubaXXVII_4

La música también está presente en este municipio y, con la calidad de mis acompañantes, tuve una información vasta sobre tres de los personajes más célebres nacidos en ese santo rincón cubano, sus principales hijos que enriquecieron con  su arte y cultura: Ernesto Lecuonael mejor y más versátil  compositor latinoamericano en su momento; Rita Montaner, actriz y cantante impar;  Ignacio Villa “Bola de Nieve”, pianista y cantante cuyo “Drume negrita…” nadie pudo igualar.

A “Bola de Nieve”, a mediados del pasado siglo lo oí tocar por la radio en la XEW, “La Voz de la América Latina desde México”. Creo que tocó en el Sans Souci, cuando era el Cabaret de lujo y moda en Ciudad de México, en la época que mi padre lo administraba y tenía unos comerciales como locutor y declamador en esa difusora que lanzaban al estrellato a cantantes latinoamericanos.

Cuando en La Habana, nos queda el consuelo de estar donde “Bola de Nieve” tocaba cada noche, frente al Hotel Nacional: el Restaurante Monsegnieur, donde se conserva su piano de cola y el concertista Nelson Camacho, toca magistralmente su música y la de Lecuona. Es un deleite conversar de música con Nelson, siendo un sitio non no descubierto por el turismo.

Uno de los que fue atraído por Guanabacoa fue el sabio Alejandro de Humboldt, quien recorrió el municipio siempre con afanes investigativos. Debido a que Guanabacoa contaba con un suave clima, y lo beneficioso de sus aguas, fue escogida para erigir templos y mansiones en sus calles.

CubaXXVII_6

“De Cuba, porque su arte expresa hasta el hondón humano lo verdaderamente nuestro; La Única, pues solo ella y nadie más, ha hecho del solar habanero, de la calle cubana, una categoría universal – Nicolás Guillén.” Con esas palabras se expresó el Poeta Nacional de Cuba y Fundador de la UNEAC –Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba de Rita Montaner, graduada de piano, canto y armonía, una de las artistas cubanas más universales. Incursionó en el teatro, la radio, el cine y la televisión, alcanzando notable éxito nacional e internacional.

Rita Aurelia Fulceda Montaner y Facenda nació en Guanabacoa el 20 de agosto de 1900, y falleció en La Habana el 17 de abril de 1958. Fue conocida como La Única.

Hizo dúo con la reconocida cantante Lola de la Torre en la ópera La Gioconda, de Amilcare Ponchielli. Sobre su interpretación en esta obra dijo Alejo Carpentier: “…La señora Montaner nos llamó la atención por su timbre de voz exquisito, que acaricia el oído, así como por su brillantez escénica y talento natural.”

CubaXXVII_7 CubaXXVII_8

Fotos de archivo: Rita en la obra “Rosas y Violetas”, y Rita con Amalia Aguilar, en Alemania.

Compartió escenario con prestigiosas figuras cubanas e internacionales. Se hizo acompañar en las orquestas por destacados compositores de la época quienes también escribieron partituras especialmente para ella como Gonzalo Roig con “Cecilia Valdés”, Moisés Simons con “El manicero”, Eliseo Grenet con “Ay Mamá Inés”, Ernesto Lecuona con “El cafetal”, Gilberto S. Valdés con “Ogguere”. Su mayor desarrollo fue como cantante de arte lírico con grandes habilidades y versatilidad interpretativa. También incursionó en numerosas películas mexicanas, particularmente las del llamado Cine de Rumberas.

Desde 1910 realizó estudios de música, teoría de la música, armonía, piano, y canto en el Conservatorio de Música y Declamación de La Habana Eduardo Peurellade; en Nueva York fue discípula de canto del profesor italiano Alberto Bimboni, y se pueden adicionar cuartillas biográficas o hacer un libro solo con la Cecilia Valdés de la novela de Cirilo Villaverde, que musicó el maestro Roig.

CubaXXVII_9

Cuando lea estas líneas el Dr. José Loyola, elevará un pensamiento al plano astral donde reside Eduardo Ramos, con la satisfacción de los gratos momentos vividos y de su orgullo por su cuna natal, Guanabacoa.

Mi estro vuelve a la Plaza Martí, a su Logia Masónica, a su Teatro Central, a la casa Urzaiz, y su Museo de la Ciudad, en donde pregunté por un cubano-guanabacoense distinguido: el Dr. Eduardo Urzaiz Rodríguez, médico, gineco-obstetra, psiquiatra, dibujante, escritor y que durante dos períodos fue el Rector de la Universidad Nacional del Sureste. Siempre nos distinguió a la generación universitaria de los años cincuenta en Mérida de Yucatán, que se destacó como “Una Generación Trascendente”. Los que sobrevivimos, con más de ocho décadas de vida, recordamos con cariño de padre al Dr. Urzaiz. Algunos cargamos su féretro de la Universidad hasta la carroza mortuoria: Luis Alvarado Alonzo, José Adonay Cetina, Roberto Peniche Aguilar, Edgardo Salazar, Jesús Viana Andueza, Juan José Morales, Carlos Duarte Moreno hijo, Vicente Brambila y el que escribe. Solo sobrevivimos cuatro.

CubaXXVII_10

Eso me inspiró para hacer un espacio a este distinguido huésped en el Museo de la Guanabacoa, e inicié el trabajo de entrevistarme con sus descendientes para tener el material suficiente como fotografías, sus artículos firmados como Claudio Mex, algunas pinturas, sus libros, sus galardones, y datos biográficos y curriculares de este insigne médico, que es tanto hijo de Cuba como de Yucatán, en México.

Con el material reunido, y mis nexos de conexión comerciales con la isla, se envió todo a La Habana, y de ahí a Guanabacoa, para ser catalogado. En uno de sus salones, en 1994, se instaló por vez primera la sala Urzaiz, que se monta anualmente en su fecha de nacimiento durante una semana, con conversatorios en torno al personaje. Vaya mi reconocimiento a las personas que me ayudaron a lograrlo: Dr. Carlos Urzaiz Jiménez, Dr. Carlos Bojórquez Urzaiz, Beatriz Heredia Morales, Rafael de Pau Canto, Maestra Effy Luz Vázquez López, entre otros que hicieron posible este legado como tributo al Dr. y Maestro Urzaiz por su noble y ejemplar vida; por sus conocimientos y trasmisor de un pensamiento emancipado, tanto intelectual como científico, para la época. Del Museo conservo el Reconocimiento que me fue entregado por haber instalado un espacio a otro hijo distinguido de Guanabacoa.

CubaXXVII_5

No podía cerrar esta columna sin reseñar algo de mi músico favorito de Cuba: Ernesto Lecuona. Abarcó todos los géneros musicales, es por eso que algunas de sus obras tienen un sabor de Albéniz, o un Falla, y en algunas de sus interpretaciones –consultando fonotecas– se aprecia la influencia de aquellos en su obra, como si Lecuona hubiese sido un alumno suyo.

Ernesto Lecuona nace en la Villa de Guanabacoa el 7 de agosto de 1896. Insigne músico pianista y compositor impar, su nombre en el acta bautismal era Ernesto Sixto de la Asunción Lecuona Casado.

Se pone el sol en Guanabacoa. Su horizonte de mar y cielo se tornan rojizos.

Ya es hora de partir.

Pasamos por las casitas blancas de Guanabacoa y Manso nos devuelve a 17 y H del Vedado que, como todos los viernes, es la Noche Bohemia en el “Hurón Azul” de los Jardines de la UNEAC que fundara Nicolás Guillén para el solaz de los escritores y artistas cubanos y, como yo, los visitantes que nos contagiamos de su literatura y de su tradición cubana en esas noches de los “Boleros de Oro”, movimiento cultural de este género musical, que preside desde su fundación el Dr. José Loyola.

Van nuestros saludos mexicanos a todos los miembros de esta gran agrupación cultural.

CubaXXVII_11

Bibliografía

http://www.cubatesoro.com/municipio-guanabacoa/

https://es.wikipedia.org/wiki/Guanabacoa

http://laesquinadecarmita.blogspot.mx/2015/08/

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.