Destacada

La Indomable y Hermosa Cuba (XVIII)

By on febrero 8, 2018

Atisbando Cuba

XVIII

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

San Antonio de los Baños

CubaXVIII_1

En San Antonio de los Baños encontré un remanso de solaz para muchos fines de semana en La Habana, por estar cercana a la capital –en un tiempo fue parte de su municipio–, pero desde 2011, por motivos que no he investigado, pertenece a la Provincia de Artemisa.

Conocí San Antonio de los Baños como sub sede del Festival Internacional Boleros de Oro, cuando llevé la responsabilidad de la Delegación de México para ese evento, ya que fue dedicado al Bolero de México, y como homenaje y tributo a Don Vicente Garrido, compositor jalisciense con una magnífica trayectoria como compositor y pianista de concierto. Es un municipio especial por diferentes motivos: una comunidad de alto rendimiento en su trabajo, su Museo de Historia y el Museo “Eduardo Abela” dedicado al humor, lo que ha sido el motivo para que se le conozca como “La Capital del Humor”. He participado en tres ocasiones en este museo donde se da prioridad a la risa, disertando sobre la caricatura en México. Desde 1979 es la sede del Festival Bienal Internacional del Humor.

CubaXVIII_2

CubaXVIII_3

Pero hay otro motivo para ser diferente: camina sus calles y encontrarás a muchos aspirantes a ser cineastas, ya que en esa pequeña población se encuentra la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio, misma que funciona desde 1986. Gabriel García Márquez ayudó en el sostenimiento de este proyecto del Séptimo Arte, como lazos de unión entre Colombia y Cuba. De esta Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños parten invitaciones a jóvenes estudiantes de todos los continentes, contando con magníficas instalaciones, incluyendo una piscina olímpica, para instruirlos en tomas sub acuáticas y la ilustración de una clase con Francis Ford Coppola, cineasta y director, ante grupos de estudiantes nacionales e internacionales.

Entre los personajes nacidos en San Antonio se encuentra el cantautor Silvio Rodríguez, que tiene el mejor estudio de grabación de la zona. Ahí le robaron su “Unicornio Azul” –su pitusa o pantalón vaquero– y es hijo predilecto de su natal Arigüanabo.

CubaXVIII_4         

Los viernes, al mediodía, salía de Parado y 15 del Vedado, para ir a la estación terminal del tren de Tulipán a San Antonio, un viaje rápido que me recordaba mis viajes a Progreso – cuando estaba a 36 Km; ahora son 23– pasando por Río Cristal, el Psiquiátrico, Fontanar, Guira de Melena y San Antonio, para bajar del tren y caminar, siendo mi primera parada y visita la casa de Juana Batistas, que me recibía con un buchito de café de la bodega, o de vino de frutas que ella misma preparaba con mosto de miel; luego era pasar por el parque, saludar a los amigos, darme un baño e iniciar el viaje a Guira de Melena, para pasar una noche de descarga musical en la casa de Elio Orovio, autor del Diccionario de la Música Cubana y musicólogo internacional, con asistentes de lo más granado de la música y el canto de Cuba. Regresaba en el automóvil de Lázaro Martínez, Director de Cultura del Arigüanabo, y nos recibía Esther San Juan, su esposa, con un congrí y masas de cerdo con una cerveza negra y plática de sobremesa con café Pilón.

Las mañanas del sábado nos llevaban a practicar senderismo a dos km. al norte de la ciudad; pasando el campo de béisbol, cruzábamos el puente peatonal del río que atraviesa la ciudad con poca carga de agua; hay un par de rutas de senderismo para trotar en la margen del rio en sus dos riberas.

La tarde era siempre cálida en el Museo del Humor, donde amablemente Evelio, su director, tenía agua fresca de limón y siempre había un guitarrista acompañante para que cantara la soprano mexicana Ileana Cortés quien, desde el Festival del Bolero y sus actuaciones, se ganó el título de la Diva del Arigüanabo; también participaba María Esther Pérez, la mejor Violeta de La Traviata, cantando algunas arias de conocidas óperas.

CubaXVIII_5

Los domingos tenían la característica de su tertulia en el Museo de Historia con alumnos de las secundarias y bachillerato. Sus programas variaban con conversatorios históricos y culturales. Rafael Lauzán hijo, para mi cumpleaños, preparó un programa donde se leyó mi poesía en atril, y el coro de la secundaria Rafaelito le puso música a dos poemas que cantaron como regalo a mi persona. Fue una tarde inolvidable. Era mi foro favorito para leer mi obra poética a nuevas generaciones. Seguía una cena frugal, para tomar el ferrocarril de vía ancha de las cinco de la mañana, llegar a “Tulipán” y caminar hasta casa e iniciar un nuevo inicio de semana.

Hoy reviso mi biblioteca para sacar del olvido el libro de la historia de esta ciudad, escrita por el historiador Rafael Lauzán -padre- titulado “El Antiguo Arigüanabo”, donde narra su nacimiento y los baños medicinales que se podían tomar, que serían como ahora –toda proporción guardada– en el spa de Tope de Collantes en Cienfuegos.

CubaXVIII_6

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.