La Indomable y Hermosa Cuba (XIX)

By on febrero 15, 2018

Atisbando Cuba

XIX

Camagüey, la Ciudad de los Tinajones

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

CubaXIX_1

Caminar sus plazas es como pasear por Mérida por nuestro Parque de los Hidalgos, y por sus casonas coloniales, el buchito de café –nuestra greca– y la personalidad de sus gentes, es como vivir en Mérida.

Mis recuerdos personales están ligados a tres personas nacidas en este bello y agradable lugar:

  • Humberto Rodríguez Manso (1932-2016), Licenciado en Derecho y Periodismo, escritor, hermano masón, y enamorado de la cultura que vino a Mérida en cuatro ocasiones; durante su última visita le pude presentar a algunos compañeros liberales e historiadores para entregarle memorias, periódicos y material gráfico para su último libro publicado “México en Guillén” –estaba escribiendo las Memorias Históricas de la UNEAC cuando falleció, y un año antes departimos en La Habana–.
  • Cabe decir que Nicolás Guillén, el Poeta Nacional de Cuba, estuvo en dos ocasiones en Mérida cuando éramos estudiantes universitarios; en el Café Peón Contreras, en charlas de más de cinco horas, nos regaló su conocimiento poético a los jóvenes estudiantes que citaré: Carlos Duarte Moreno hijo (+), Luis Felipe Ortiz Martínez (+), Luis Alvarado Alonzo, Vicente Brambila Albertos, Juan José Morales Barbosa (+), Raúl Cáceres Carenzo (+), Arturo Menéndez Paz, y los maestros y amigos escritores Juan Duch Collel (+), Franti Cardeña, Carlos Duarte Moreno (+), Conrado Menéndez (+) y Jaime Orosa Díaz (+) entre otros.
  • Por la amistad y cercanías culturales, Rodríguez Manso, siendo Secretario de la Fundación Nicolás Guillén, me presentó en la UNEAC a su Presidente Ángel Augier, escritor y el mejor biógrafo del Poeta Guillén, y antes de volver a Mérida, me nombraron Representante de la Fundación en México, nombramiento que tengo hasta la fecha, pues a la muerte de Augier tomó el timón Nicolás Rodríguez Guillén, Decano de la Facultad de Matemáticas y nieto del Poeta Nacional.

Como el preámbulo ya es muy largo, abreviaré con mis otros personajes inolvidables:

  • Francisco Masiá y su hija Ludgarda; con él, el tiempo no caminaba escuchando la historia de Camagüey y su participación en la lucha clandestina revolucionaria. Su hija Ludgarda era encargada de compras en Cubalse, y colaboré con ella para enviar los primeros contenedores de aceite comestible “Patrona”, que embarcaba en Veracruz, para enviar a Con ellos visité su natal Camagüey.

CubaXIX_2

Esta ciudad histórica, además de inolvidable, podríamos decir que es una de las ciudades más antiguas de Cuba. Camagüey se fundó el 2 de febrero de 1514 y mantiene las edificaciones arquitectónicas coloniales, conservadas como patrimonio emblemático de este importante centro histórico de Cuba.

Camagüey no recibe mucho turismo, pero está integrada por carretera, ferrocarril –el antiguo Ferrocarril del Sureste, que fue vendido a Cuba– y cuenta con un Aeropuerto Internacional “Ignacio Agramonte”

No podemos dejar de mencionar que uno de los máximos atractivos turísticos de esta ciudad es su aspecto arquitectónico, gracias a sus casonas coloniales, una cualidad que suele impresionar a los que se animan a recorrer las calles de la urbe y, con ello, ser testigos de la riqueza arquitectónica de una localidad típicamente cubana.

Cuando se visita esta provincia, no se puede evitar que el sol te tueste, la brisa te arrulle y el mar te deleite en las arenas blancas de las playas de Santa Lucía; agua cálida y unos veinte kilómetros de agua cristalina, protegida por la segunda barrera coralina entre las más grandes de la tierra, por lo cual su fauna marina es envidiable para practicar el buceo, con espectaculares panoramas subacuáticos.

Camagüey es el segundo centro histórico más grande de Cuba. Y por el valor arquitectónico de su Centro Histórico, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad en el año 2008; por lo cual se merece una visita obligada para conocer, sus monumentos, casonas, museos, iglesias y plazas, como regalo histórico a quien la visita.

Va este paisaje camagüeyano In Memoriam para el Lic. Humberto Rodríguez Manso (+) y Francisco Masiá (+), como agradecimiento a la amistad brindada, personal y familiar.

CubaXIX_3

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>