Julio 1°: Fútbol y Elecciones

By on junio 28, 2018

Editorial

Editorial 26 2018_1

Con los golpes sucios de última hora, las estratagemas políticas y jugueteo de encuestas; con la siembra de temor y miedo ante un futuro incierto, los manipuladores políticos del sistema vigente comparecen este domingo ante la decisión y voluntad suprema del ciudadano, su percepción y su conciencia. Será el día para la decisión personal y el depósito de los votos en las urnas.

De pie, con las boletas en una mano, su plumón o marcador en la otra, cada votante optará por los gobernantes que quiera para México, porque su juicio los considere los mejor calificados.

La distracción temporal de una fiesta mundial del futbol y los legítimos triunfos de la selección mexicana, no surgida de partidos electorales, ni de los grupos políticos enfrentados por el poder, sino del esfuerzo de sus jugadores y la dirección y análisis de sus entrenadores, nos dará una respuesta en lo deportivo.

La respuesta política la daremos los votantes mexicanos.

El juego sucio en las canchas se penaliza. La corrupción política hasta ahora se tolera y encubre.

El espíritu deportivo nos dignifica; el manipuleo político nos degrada.

¿Seremos capaces los mexicanos de triunfar en la ruta del gambeteo político para obtener el gol trascendental que traiga justa alegría y justicia social a los mexicanos?

En las semanas anteriores, el mundo deportivo ha puesto los ojos en Rusia, sede autorizada del evento cuatrianual del futbol en esta ocasión.

Este domingo primero de julio la atención de los pueblos hermanos de América estará pendiente de la decisión de las urnas mexicanas, no ajenas en el pasado al juego alterado y a los resultados objetados, algunos con el visto bueno de los árbitros electorales.

En ambos casos, en Rusia y México, están en juego grandes intereses, patrióticos unos, comerciales y económicos los otros.

Toda proporción guardada, el ciudadano del mundo aplaudirá el juego limpio en las canchas, aunque los resultados insuficientes para los equipos no ganadores los excluyan de ganar la actual Copa Mundial en juego.

En México, en la elección más complicada de nuestra historia, la más compleja y competida, los grandes intereses de la corrupción harán hasta lo imposible por imponer sus intereses, sin reparar en lo que eso puede costar en imagen, dignidad y/o frustración del pueblo mexicano.

Este domingo primero de julio nuestro país, y el día siguiente nuestro equipo seleccionado mexicano, por su posición ganada a pulso en las competencias deportivas, tendrán la oportunidad de ser parte de la historia.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>