Destacada

Guadalupe Loaeza es una Abuela Bien

By on julio 26, 2018

LOAEZA_01

Doña Guadalupe Loaeza vuelve a despertar profundas emociones en sus lectores con su más reciente obra: “Las Abuelas Bien”, la cual ella misma describe como un trabajo muy intimista, muy autobiográfico.

En el libro, de 272 páginas, la autora manifiesta su gusto por la comunicación epistolar, detallando a través de diversas cartas no solo el enorme amor que siente por sus nietos Tomás, María, Andrés y Lucía, sino también narrándoles a los cuatro (y por ende a todos los que leamos el libro), historias sobre personajes clásicos como Chaplin, el Gordo y el Flaco, Shirley Temple, y otros imaginarios como Peter Pan; diversos animales como focas, pulpos, iguanas e incluso una araña parlanchina; sobre el arte, la música, la moda y, sobre todo, de las raíces familiares.

Para conocer más de cerca los detalles de este libro lanzado por Editorial Océano, platicamos vía telefónica con esta destacada escritora quien, con su acostumbrada amabilidad, respondió todas nuestras dudas.

He disfrutado muchísimo con la lectura de esta obra, por todas las aristas que usted incluye y, sobre todo, por la utilización de la comunicación epistolar.

Muy importante, el género epistolar es fundamental porque a través de una carta uno se explaya mucho mejor; se llega a conocer mejor al autor de esa carta. Como que uno reflexiona más lo que a va a decir. En fin, me gusta mucho también a mí.

Me encanta cuando se descubren cartas de amor de celebridades; por ejemplo, uno nunca se imagina que Juan Rulfo le escribiera cartas de amor su esposa, porque sus cuentos son como áridos, con una economía absoluta de palabras y demás; le escribía unas cartas maravillosas a su esposa.

Lo que me ha encantado de este libro es la diversidad de temas que usted aborda. ¿Cuánto tiempo estuvo concibiendo la idea?

Este libro se fue escribiendo a lo largo de muchos años, conforme yo tenía la necesidad de dirigirme a mis nietos; en primer lugar, por sus nacimientos, cumpleaños, eventos importantes que yo quería comentarles y de paso mencionarles a su bisabuela, a mi abuela, el lado materno y paterno. Si usted quiere, es un libro muy autobiográfico, de ahí que apareciera este cuadernillo con fotografías de mis nietos y los antepasados de mis nietos. Quise hacer como un testimonio de la familia, porque luego muchas veces los nietos no tienen idea de dónde vienen; a lo mejor no les importa mucho, pero sentí que era importante decirles “tuviste una bisabuela, era de Guadalajara; tu bisabuelo era médico, etcétera.”

Con este libro invito a las abuelas a escribirles cartas a sus nietos para contarles de sus parientes.

Pero, además, estamos hablando de personajes tan interesantes como, por ejemplo, el caso del bisabuelo Juan Antonio y su relación con Benito Juárez; solo ese capítulo hace que te vuele la cabeza.

Ja ja ja. Tengo la suerte de conservar todavía muchas cartas que tuvo don Benito Juárez con los hermanos Loaeza. Eran varios hermanos Loaeza, cuatro de ellos participaron en la batalla del 5 de mayo. Cuento todo eso, porque creo que en muchas familias mexicanas hay anécdotas, siempre hay personajes; tal vez son históricos o para la familia son fundamentales. Hay que compartir esos personajes con los nietos, es muy importante.

LOAEZA_02

También en la cuestión de los nietos, el diálogo que usted tiene con Tomás, con María, con Andrés y con Lucía, debo reconocer sin pena alguna, me conmovió mucho. Aunque no tengo nietos todavía, me recordó mi relación con mis hijos: besotearles los pies, abrazarlos. Es muy bonita la manera en la que usted se comunica con ellos porque también al lector, de alguna forma, nos recuerda nuestro origen y la importancia de la raíz familiar.

Exactamente. También quiero con este libro invitar al lector, a la lectora, a disfrutar lo que yo llamo la etapa de la ‘abuelez’, la cual nos llega de pronto. Cuando a mí me pusieron entre mis brazos a Tomás, en ese instante pasé a otra generación; el apellido Loaeza ya viene estando como en el quinto lugar, porque pues uno pues salta de generación en generación cada 25 años, pero sí invito a los lectores a que digan ‘Voy a disfrutar de esta etapa de mi vida; es mi privilegio ver a mis nietos crecer, formar parte de su historia, formar parte de su educación.”

A veces, con el correr de los días, del tiempo, vivimos muy apresuradamente, no nos damos cuenta de cómo un abuelo, una abuela, en primer lugar tienen toda la autoridad moral, porque los abuelos ya tienen experiencia, son como la columna vertebral de la familia, entonces si nosotros participamos de una manera más espontanea, porque no tenemos la responsabilidad que tiene los padres, como pagar las colegiaturas y, bueno, la educación que es todo un reto. Los abuelos debemos disfrutar; estamos ante unos niños que están ávidos por aprender y tenemos que estar muy actualizadas las abuelas, para permanecer vigentes, en cuestiones como la computación.

Me encantó que en la obra no solo les habló sobre cuestiones de la vida, sino también de personajes importantes como Chaplin, el Gordo y el Flaco, imaginarios como Peter Pan y Wendy, su relación con el chocolate. Me pareció que de alguna forma abre una puerta para que otros abuelos no tengan temor de tocar todo tipo de temas con su sangre misma.

Claro, hay que hablarles de todo, porque ahora la información de todas maneras las nuevas generaciones la tienen a la mano. Si, encima de esto, los abuelos eligen los temas, les van a hablar de un México que estos nietos ya no vieron: si les hablan de Santa María la Rivera, de las nieves, de lo que era un barrio antes, van a decir “Pues sí: las cosas han cambiado.”

Pongo un cuestionario al final del libro: cómo se califican ellos como abuelos, cómo nos ven los nietos.

Hasta hablarles de cosas que no se pueden ocultar. Me refiero a la carta a los abuelitos poblanos, donde usted habla del caso en aquel entonces de Mario Marín, la fijación de Puebla con gobiernos realmente desastrosos, e incluso la forma en que usted describe el caso de los dinosaurios del PRI, el velocirraptor ladrón veloz…

Es que mi nieto Tomás se obsesionó con los dinosaurios, sabía todo acerca de ellos, entonces me dije: “Lo tengo que poner al día, informarle.”

No todo es feliz: también hay cosas terribles en el mundo, y usted se los comparte.

Lo de Víctor Hugo, también hablo ahí un poco del poeta francés. Pero ¿sabe qué?, creo que el tono de un libro es lo más importante; cómo llegarle al lector, eso es bien importante. Creo que tiene un tono más intimista porque me refiero a mi familia. Invito a las abuelas a que compren un libro con hojas en blanco y que se pongan a escribir con sus nietos, que les cuenten. Luego ese libro puede pasar de manos en manos, como las recetas, como las leyendas familiares. Eso sería muy bonito.

LOAEZA_03

Usted habla de las especies animales, del pulpo, la foca, la iguana, la araña doña Cuca, de los museos, del arte, de la moda, e incluso me pareció muy importante la referencia a la igualdad del género en la anécdota del rey que se enamora del rey. ¿Desde un principio lo concibió así?

Te confieso que no desde un principio. El libro se formó con estas cartas que publicaba yo en Reforma. Fueron tomando forma conforme pasaba el tiempo y como venían más nietos. Entonces hablaba de otras cosas, pero también dirigiéndome a los nietos. Me dije: “A lo mejor hay una abuela que le va a leer un texto a un nieto.” Me daba ilusión pensar eso, esa posibilidad; pero en realidad el libro se dio cuando reuní muchos textos y dije “ya está listo.” Incluso vendrá una segunda parte, porque tengo que referirme a los ya nietos adolescentes, como son púberes desde los once años, entonces también tengo que dirigirme a ellos en dos etapas de su vida.

La talentosa escritora confirmó que la saga de Sofía, personaje que conocimos en “Las Yeguas Finas” y que tuvo continuación en “Las Yeguas Desbocadas”, abarcará cinco libros y que ya está trabajando en la tercera entrega.

También comentó que el proyecto cinematográfico basado en su libro “Las Niñas Bien” se estrenará finalmente en marzo del 2019, siendo una película de la que se siente particularmente orgullosa al ser hecha por puras mujeres.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.