Gatos negros y Rituales Satánicos

By on octubre 19, 2017

Gatos negros y rituales satánicos

A pesar de su belleza, los gatos negros son asociados a la mala suerte y lo diabólico; esto no siempre fue así.

A pesar de su belleza, los gatos negros son asociados a la mala suerte y lo diabólico; esto no siempre fue así.

El gato negro es considerado desde el inicio de los tiempos como un animal mágico. En Egipto se les consideraba animales sagrados, ya que estaban relacionados con el culto a la diosa Bastet. En la Inglaterra victoriana se consideraba que si unos novios recién casados se encontraban con un gato negro, esto simbolizaba prosperidad en el matrimonio. Los marineros creían que tener un gato a bordo les traería buena suerte. Más aún, sus mujeres solían tener uno en casa, ya que esto parecía “asegurar” que sus maridos volverían sanos y salvos a sus casas después de la travesía.

Históricamente, los gatos negros fueron asociados simbólicamente a brujería y al mal. En la tradición hebrea y babilónica, los gatos se comparan a serpientes arrolladas en un hogar. Se dice que fueron vistos por la iglesia como asociados a las brujas. Los gatos negros (y a veces, otros animales del mismo color, o incluso blancos) se temía que fueran los familiares de brujas.

Es a partir del siglo XVII cuando el simbolismo del gato negro de buena a mala suerte cambió; es también cuando se les empezó a asociar con las brujas.

Es a partir del siglo XVII cuando el simbolismo del gato negro de buena a mala suerte cambió; es también cuando se les empezó a asociar con las brujas.

En el siglo XVII, el gato comenzó a ser asociado a la brujería en muchas áreas del mundo. El gato negro fue visto generalmente como buena suerte; sin embargo, en los EE. UU. y algunas zonas de Europa, que mantuvieron la caza de brujas, la asociación de los gatos con las brujas los hizo ser considerados como portadores de mala suerte. Las prácticas crueles o sacrificios de cultos oscuros se remontan a la Edad Media, y aparentemente relacionaban a los gatos negros con desgracias, infortunio, el diablo y la brujería. En otros países como Gran Bretaña, la presencia de un gato negro es sinónimo de buena suerte. Pero en el occidente, la asociación con la brujería condenó a los gatos negros como portadores del mal.

En la actualidad, algunas personas persisten en la creencia de que los gatos negros se relacionan con mala suerte, y por ende hacen todo lo posible por evitarlos. En algunos casos, esta superstición se torna violenta y abusiva; especialmente durante los días de muertos o Halloween, cuando personas despiadadas y /o miembros de cultos oscuros persiguen a los felinos para maltratarlos, degollarlos y realizar rituales satánicos.

En la actualidad, durante la época de Halloween o Días de Muertos es cuando más cuidado debemos tener con nuestros gatos negros, ya que son usados para ritos de sacrificio por sectas o personas enfermas.

En la actualidad, durante la época de Halloween o Días de Muertos es cuando más cuidado debemos tener con nuestros gatos negros, ya que son usados para ritos de sacrificio por sectas o personas enfermas.

Es común que sectas del ocultismo y oscurantismo sacrifiquen animales en la noche del 31 de octubre, cuando se festeja mundanamente el Halloween o noche de brujas. Durante esa noche se creía que los espíritus de los difuntos caminaban entre los vivos, y se realizaban fiestas y ritos sagrados que incluían la comunicación con los muertos. Además, era habitual colocar una vela encendida en las ventanas para que los muertos “encontrasen su camino”.

Se ha sabido que muchas pandillas suelen matar a animales como rito de iniciación a un nuevo miembro, observándose un incremento considerable en el “asesinato” de perros, gatos, cabras y gallinas, los cuales son tirados en parques y jardines públicos junto con vasijas y hierbas que son utilizados en ceremonias o rituales. A través del tiempo, la superstición, fruto de la ignorancia, continúa señalando a los gatos negros como un mal presagio. “Se dice que si un gato negro se cruza en tu camino te trae mala suerte.”

También es sabido que, aparte de las sectas,  muchas pandillas acostumbran matar animales como parte de sus ritos de iniciación.

También es sabido que, aparte de las sectas,  muchas pandillas acostumbran matar animales como parte de sus ritos de iniciación.

Es por esto que albergues de animales, durante el mes de octubre, están prohibiendo o limitando la adopción de gatos negros, en un intento de evitar que se les haga daño, preocupados por el bienestar de cualquier mascota de color negro que podría caer en manos de personas malintencionadas.

Hay que tener cuidado a quién se le dará en adopción al perro o gato, así como la importancia de averiguar dónde vive el interesado. Las personas que tienen otras intenciones usualmente no dan dirección o, si la dan, es equivocada; dan un número falso. Es recomendable pedir identificación oficial, para corroborar que sea la persona que se hará responsable. Lo más conveniente es ir a ver el lugar donde va a vivir el animal, si vivirá con familia, si la familia es de confianza y si cuenta con las condiciones idóneas para integrarlo a su hogar.

Existe la posibilidad de que personas obtengan un gato de cualquier color, con el único propósito de realizar un ritual, tiñéndole el pelo de negro al felino. Los gatos negros son utilizados muchas veces como “accesorios” para adornar la casa, y luego abandonarlos o regresarlos a los albergues, terminadas las festividades.

Los albergues y proteccionistas de animales extreman precauciones en las fechas mencionadas, y por lo general evitan dar en adopción gatos negros o cualquier animal.

Los albergues y proteccionistas de animales extreman precauciones en las fechas mencionadas, y por lo general evitan dar en adopción gatos negros o cualquier animal.

Las personas dueñas de gatos negros deben mantenerse más vigilantes durante esta época, pues durante la celebración estos felinos podrían también convertirse en víctimas de robo o secuestro. Durante este mes es común que las mascotas se “pierdan”. Si tiene un gato en casa, lo mejor es no sacarlo durante estos días. Es necesario evitar que los gatos se salgan, especialmente cuando los niños llegan a pedir dulces y la puerta de la casa queda abierta.

No solo los gatos negros corren peligro; también los blancos son usados en ritos de “purificación”.

No solo los gatos negros corren peligro; también los blancos son usados en ritos de “purificación”.

El gato blanco suele ser usado también para el rito de purificación. Evitemos que caigan en manos de personas ignorantes o que padezcan alguna enfermedad mental.

Una preocupación adicional surge cuando el día 13 del mes coincide con un viernes. Para muchos supersticiosos, los viernes 13 son también sinónimos de mala suerte, por lo que muchos albergues y centros de adopción de animales también toman medidas preventivas en esas fechas para evitar que los gatos o perros, en especial los negros, se conviertan en víctimas de maltrato. Los que no corren con la misma suerte son los que tienen como hogar las calles. Estos perros y animales no cuentan con el amparo de nadie para evitar que sean utilizados para estos rituales. Así como los que son adquiridos por medio de compra-venta en páginas dedicadas al comercio animal.

La ignorancia y la superstición son los peores enemigos que tienen estos animales; si hubiera mala suerte sería la de ellos al toparse con el ser humano.

La ignorancia y la superstición son los peores enemigos que tienen estos animales; si hubiera mala suerte sería la de ellos al toparse con el ser humano.

Los adoptantes interesados en llevarse a casa a un gato negro ahora pasan por un mayor escrutinio, y deberán comprobar que el felino estará en buenas manos. Esto para garantizar la seguridad y el bienestar de las mascotas adoptadas. Y es que si bien es cierto que la mayoría de personas que adoptan a un animal lo hacen porque quieren darles amor, y en la mayoría de los casos hasta convertirlos en miembros de su familia, muchos no tratan a los gatos con la dignidad y respeto que se merecen. “Desafortunadamente hay personas que utilizarán a los gatos con malas intenciones, particularmente en el mes de octubre.”

Debemos entender que son seres vivos, que sufren y sienten, que el color lo da su genética felina, que la única mala suerte es toparse con su peor enemigo: el ser humano depredador e ignorante.

Dra. Carmen Báez Ruiz

 drabaez1@hotmail.es

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>