Fulgores de San Sebastián

By on junio 15, 2017

Colectivo de arte0001

Fulgores de San Sebastián

A la memoria de Raúl Renán, maestro de letras y de vida.

Las entrañas de una ciudad vibran con las palpitaciones cotidianas de sus moradores. En sus calles más plácidas y en sus ajetreadas avenidas, bajo sus techos y entre sus confines que prometen vivencias desconocidas, se gesta el sentido de la verdad de una fracción del género humano. En espacios que delimitan las vicisitudes históricas se tiñen los encantos y se desatan las perturbaciones que erigen una identidad colectiva.

DSCF2295

En los trazos de sus barrios discurren sus exhalaciones más prístinas, tal como demuestran sus perfiles de abolengo sincrético cuajado en creencias traídas de lejos y en sustratos espirituales que hacen sentir la profundidad de las raíces que florecerán en cantos y lamentos, devociones ambiguas y desquiciadas embriagueces.

Uno de los barrios de Mérida, nuestra urbe yucateca, lleva el nombre de un santo que el catolicismo reconoce como mártir. San Sebastián, abatido por saetas, es una imagen que grandes pintores del Renacimiento han contribuido a fijar en el conjunto de representaciones visuales del mundo occidental. Su recuerdo se enlaza a múltiples expresiones de la cultura popular y del arte más admirado.

En San Sebastián sitúa Eligio Ancona la vivienda de la bella Dolores, protagonista de su novela La mestiza; una de las callejuelas de ese suburbio fue escenario de los encuentros furtivos de la joven con su acaudalado pretendiente, que acabaría por imponer su voluntad sobre ella.

DSCF2293

Fue también San Sebastián donde pasó a instalarse, en uno de tantos vaivenes, la familia de Santiago Burgos Brito, cuando este escritor era apenas un niño. En sus inmediaciones atestiguó desórdenes y excesos, arrebatos de locura y sucesos lúgubres, de acuerdo con lo que refiere en sus memorias.

En las calles del barrio se suscitaron numerosos enfrentamientos entre pandillas y grupos de adolescentes que dieron fama de rijosos a los habitantes de este rumbo, por su especial predilección en desalentar con patadas a los intrusos que se atrevían a trasponer su territorio, como lo hace ver Raúl Renán en su novela El río de los años. Los pateadores de San Sebastián, en la que asienta: “Los pateadores de San Sebastián siempre acometen, dan la pelea, pronuncian el efecto de la habilidad y la maestría, aunque la pelea sea sólo un episodio de exhibición.”

La ciudad capital de San Luis Potosí tiene también un barrio llamado San Sebastián. En él tiene lugar la trama del cuento de Ignacio Betancourt que lleva como título De cómo Guadalupe bajó a La Montaña y todo lo demás (1976), que narra las aventuras de cuatro personajes picarescos: El Pifas, El Revlon, El Caguamo y El Trompas. Sus audacias inician durante los festejos patronales del barrio y, después de algunos tropiezos que empañan su entusiasmo inicial, conciben un plan maestro que los convierte en noticia nacional…

DSCF2290

La noche del 10 de junio de 2017, la Galería Mesoamericana, sita en el corazón del barrio de San Sebastián de la Mérida yucateca, inauguró una exposición de artes visuales. En ella participaron Armando Aguilar, Milenia Armas, Agustín Chong, Aracelly Espadas Farías, Xabi Paredes y Manuel Antonio Reyes Cetz. Este espacio artístico forma parte de un prestigioso centro educativo que concibe su misión como un esfuerzo integral que desborda los límites de la instrucción formal para animar sus alumnos, a sus docentes y a sus vecinos a reconocerse como una comunidad consciente de los alcances efectivos de su memoria histórica.

Esta suma de valores se expresa a través del Colectivo de Artes y Letras en San Sebastián, que deja constancia de su labor en un material impreso distribuido esa noche, que a las muestras de dibujo, fotografía y pintura añade textos de Álvaro Baltazar Chanona Yza, Daniela Chay, Fernando Cuervo Moguel, Aroldo Quijano Molina, Javier Paredes y Alejandro A. Ruz Ávila.

Fachadas añejas, árboles frondosos… Y un núcleo que alienta la emoción compartida de atraer los dones de la luz desde su residencia terrenal.

José Juan Cervera

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>