¿Feliz Navidad? ¿Próspero Año Nuevo?

By on diciembre 21, 2017

Editorial

Editorial492017_1

Cada día, en este México del nuevo siglo, millones de compatriotas se despiertan con el sol y se duermen con el hambre.

Nacen miles de niños cada día en este México de profundos contrastes, y se prenden al seno materno que es incapaz de darles el alimento nutritivo que sus pequeños cuerpos reclaman.

En tanto, los medios de comunicación trasmiten las veinticuatro horas de cada día imágenes de una clase política bien nutrida, hasta obesa, así como recetas de chefs que les aconsejan y preparan platillos gourmet, sin faltar figuras de políticos bien vestidos y maquillados que nos dan sus mensajes de aliento y datos alegres sobre sus “logros” y “avances” en beneficio del “pueblo que representan”.

Una campaña enfermiza y machacona se transmite todos los días, todas las horas, trayéndonos mensajes de productos maravillosos, de personajes grandiosos, de seres exitosos.

Pero las mentiras, aun repetidas millones de veces, no se tornan en realidades ni siquiera en los maquillados porcentajes de los complejos estudios económicos, o en las cifras de “disminución de la pobreza”, “aumento de sueldos” o “mejorías en la calidad de vida” que se publicitan oficialmente.

Los millones de gentes sin empleo, otros tantos con salarios miserables, los cientos de miles marginados de la seguridad social, los preocupantes niveles crecientes de enfermedades, todos son un mentís a las cifras alegres de los gobiernos mexicanos en todos los niveles.

Con nuestras riquezas saqueadas, el entreguismo creciente de gobernantes cedentes del poder a mandos económicos, así sean extranjeros, el panorama para los mexicanos no es el más promisorio para el año por iniciarse.

No hay más salida en lo político que las elecciones de 2018, y eso si no se convierten en el punto crítico por reprobables manipuleos electorales o aparición de cifras maquilladas a través de algoritmos en medios cibernéticos.

La declinación de los niveles de vida es notoria y creciente.

Los vicios de un sistema político también.

La injusticia social cabalga entre las masas humanas diseminadas por todos los rincones de la patria.

Por ello las preguntas de este editorial: ¿FELIZ NAVIDAD? ¿PRÓSPERO AÑO NUEVO?

La reflexión final queda a cargo de nuestros lectores.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>