¿Eres un dueño responsable?

By on octubre 5, 2017

¿Eres un dueño responsable?

A través de la historia, la relación afectiva entre animales de compañía y humanos ha sido más que relevante, llegando incluso a ser considerados como parte de la familia.

A través de la historia, la relación afectiva entre animales de compañía y humanos ha sido más que relevante, llegando incluso a ser considerados como parte de la familia.

A lo largo de la vida del ser humano, los animales de compañía han tenido un papel muy relevante, siempre han participado en el mejoramiento del bienestar del hombre. Tradicionalmente se conoce a estos animales como mascotas, principalmente cuando se trata de perros y gatos, sin excluir a otras especies animales. Tomando la definición del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el término mascota significa: “Persona, animal o cosa que trae buena suerte, es decir, un talismán.”

Con base en lo anterior, nos damos cuenta de que la palabra mascota no es lo que realmente son estos animales. Es preferible y más correcto referirse a ellos como animales de compañía porque, efectivamente, este es el rol que desempeñan al convivir estrechamente con los humanos. En la mayoría de los casos, escuchamos frecuentemente que las familias que poseen un animal de las llamadas mascotas lo consideran un miembro más de la misma. Desafortunadamente, si hablamos en términos de la responsabilidad que esto implica, no siempre vemos que este miembro más del núcleo familiar reciba los cuidados, afecto y manejo adecuados.

El término “tenencia responsable” se refiere a la manera en que una persona asume la obligación de procurar una vida de calidad a un animal de compañía.

El término “tenencia responsable” se refiere a la manera en que una persona asume la obligación de procurar una vida de calidad a un animal de compañía.

¿Qué entendemos por tenencia responsable? Por tenencia responsable de animales se entiende a “la condición por la cual una persona tenedora de un animal asume la obligación de procurarle una adecuada provisión de alimentos, vivienda, contención, atención de la salud y buen trato durante toda la vida, evitando asimismo el riesgo que pudiere generar como potencial agresor o transmisor de enfermedades a la población humana, animal y al medio ambiente.” Su objetivo es asegurar la buena convivencia y el bienestar de los animales y las personas que viven junto a ellos. Tener una mascota requiere de un dueño que sepa hacerse cargo de las necesidades y responsabilidades que implica en el entorno familiar y social.

Poseer un animal de compañía conlleva ciertas responsabilidades que deberían ser ineludibles por el o la tenedora del animal, sumados al afecto y cariño.

Poseer un animal de compañía conlleva ciertas responsabilidades que deberían ser ineludibles por el o la tenedora del animal, sumados al afecto y cariño.

Cuidar a tu mascota es cuidar a los tuyos… La adopción de animales de compañía implica asumir un compromiso en serio. Ellos merecen afecto, cuidados especiales y la protección necesaria para su bienestar. Por lo tanto, un dueño responsable de su mascota es aquel que se preocupa por:

  • Vacunar anualmente al animal y desparasitarlo cada 6 meses con antiparasitarios de amplio espectro, de esta manera se previenen enfermedades propias de las mascotas, así como las transmitidas a las personas (zoonosis). La vacunación antirrábica es obligatoria por ley. Ponle las vacunas básicas. Hay enfermedades que pueden poner en peligro su vida
Un dueño responsable se preocupa por la alimentación de su animal de compañía, le proporciona comida de buena calidad, así como agua fresca en abundancia.

Un dueño responsable se preocupa por la alimentación de su animal de compañía, le proporciona comida de buena calidad, así como agua fresca en abundancia.

  • Brindarle una alimentación adecuada: el alimento balanceado es· lo más recomendable ya que equilibra todos los nutrientes necesarios. Aliméntalo con comida de buena calidad y no olvides darle agua limpia y fresca siempre.
  • Es importante entregarle afecto y un espacio de desarrollo adecuado. Compartir espacios de juego, afectos y hábitos familiares. De esta manera se fomenta la confianza de las animales. Quiere y respeta tu perro, es tu compañero y amigo.
Los afectos, juegos y hábitos familiares, así como un espacio digno para el animal, son referentes de una persona que practica la tenencia responsable.

Los afectos, juegos y hábitos familiares, así como un espacio digno para el animal, son referentes de una persona que practica la tenencia responsable.

  • Mantener limpia a la mascota, tanto como el lugar donde habita y los recipientes que utiliza para alimentarse. Recoger sus deposiciones. No olvidar suministrarle agua en abundancia. Se deben higienizar como mucho una vez al mes, ya que su piel presenta secreciones necesarias para la salud de su cuerpo.
Los paseos y maneras de ejercitar al animal, también forman parte de una tenencia con responsabilidad.

Los paseos y maneras de ejercitar al animal, también forman parte de una tenencia con responsabilidad.

  • Si saca a pasear a su animal, limpie los restos dejados por él cuando defeca en la vía pública. En el caso de tener un gato, limpie la caja o arenero destinado para ello al menos una vez por semana, y si usted está embarazada o le asigna este trabajo a una persona en esta condición, es recomendable el uso de guantes y lavarse las manos después de manejar estos desechos. Pasea siempre a tu perro con collar y correa. Asegúrate que tenga una identificación con tus datos.
La limpieza de los desechos al sacar al animal de paseo es obligación de sus propietarios; en el caso de gatos, poseer un arenero y limpiarlo al menos una vez cada semana.

La limpieza de los desechos al sacar al animal de paseo es obligación de sus propietarios; en el caso de gatos, poseer un arenero y limpiarlo al menos una vez cada semana.

  • Si tiene tortugas en casa, es importante tener hábitos de higiene después de manejarlas; algo tan sencillo como lavarse las manos previene la transmisión de agentes infecciosos.
  • Ponga en práctica un buen control de pulgas y garrapatas para su animal de compañía y, si usa un insecticida cuando lo baña, asegúrese de no exponer a los niños, ya que puede ser tóxico. Si utiliza un servicio de fumigación para su domicilio, recuerde que los pesticidas se concentran en el piso y en el césped, que son lugares en los que los niños y los animales pasan bastante tiempo, por lo tanto, procure que estos lugares estén libres de estos productos.
Los controles de plagas como pulgas o garrapatas, así como la vacunación periódica e higiene son vitales, ya que no sólo se protege al animal de compañía sino también al mismo ser humano.

Los controles de plagas como pulgas o garrapatas, así como la vacunación periódica e higiene son vitales, ya que no sólo se protege al animal de compañía sino también al mismo ser humano.

  • Fomente entre los suyos hábitos de higiene como lavarse las manos después de manejar o estar con el animal, antes de comer y después de ir al baño, evitar el contacto del animalito con utensilios de cocina o platos y, si esto sucede, pues lavarlos correctamente, así mismo si le lame la cara o manos. No es correcto alarmarse o satanizar a un animal por el hecho de que puede transmitir alguna enfermedad, si se aplican las medidas de control necesarias. Esto ayudará a mejorar la convivencia con su animal, y su familia seguirá por el buen camino de la salud.
La mejor manera de prevenir enfermedades es visitando de forma periódica al veterinario, ya que muchas enfermedades pueden prevenirse con chequeos constantes.

La mejor manera de prevenir enfermedades es visitando de forma periódica al veterinario, ya que muchas enfermedades pueden prevenirse con chequeos constantes.

  • Llevarla en forma periódica al veterinario para mantener un adecuado estado de salud.
  • No permitir que sus mascotas deambulen sueltas. Éstas siempre deben estar acompañadas por su dueño, y éste lo debe llevar sujeto con correa, y bozal en el caso de perros agresivos.
  • Entrenamiento positivo: No castigues a tu perro, mejor prémialo cuando haga bien las cosas.
  • En el caso de las hembras en celo, evitar que salgan de sus hogares. Esteriliza y salva vidas. Evita que tenga problemas físicos y ayuda a disminuir la sobrepoblación canina
Esterilizar salva vidas. Aunque sea un animal de compañía y no acostumbre deambular por la calle, es imperativo esterilizar, ya que previene males a futuro.

Esterilizar salva vidas. Aunque sea un animal de compañía y no acostumbre deambular por la calle, es imperativo esterilizar, ya que previene males a futuro.

No compres, adopta. Ayuda a reducir el comercio informal y el maltrato animal en las calles

RECUERDE: “NO ES OBLIGATORIO TENER UN ANIMAL EN CASA, PERO SÍ ES OBLIGATORIO SER UN DUEÑO RESPONSABLE”

DRA. CARMEN BÁEZ

drabaez1@hotmail.es

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>