“El mayor privilegio de mi carrera” – Entrevista con Mario Iván Martínez

By on mayo 11, 2017

CRI_CRI_01

“El mayor privilegio de mi carrera” – Entrevista con Mario Iván Martínez

El célebre cuenta-cuentos presentará en la capital yucateca el espectáculo ‘Descubriendo a Cri Cri’ y nos comparte detalles del mismo.

Hablar de Cri Cri es hacerlo de un personaje emblemático para todos los mexicanos. Por ello, la visita a Mérida del destacadísimo actor Mario Iván Martínez recobra enorme trascendencia, ya que ofrecerá un espectáculo que rinde homenaje a don Francisco Gabilondo Soler, creador del ‘Grillito Cantor’.

¿Qué es lo que nos tienes preparado para esta presentación tan especial?

Se trata de un espectáculo que lleva por título Descubriendo a Cri Cri, un espectáculo unipersonal donde nuestro afán, a la luz del 110 aniversario del natalicio de quien debe ser el máximo exponente de música y literatura infantil de habla hispana, es subrayar su espíritu, su creatividad, lo mucho que dio a tantas generaciones.

El formato de este espectáculo no es solo a través de sus canciones, que naturalmente se incluyen –como ‘El Ratón Vaquero’, ‘El Ropero de la Abuela’, ‘El Baile de los Muñecos’– sino también mucho material poco conocido de Cri Cri, y por eso se llama Descubriendo a Cri Cri. ‘Pollitos Jardineros, ‘Ratones Bomberos’, ‘San Juan de los Charcos’, hay mucho material que vale la pena conocer.

Naturalmente, siendo su obra muy vasta, en este espectáculo de una hora y media presentamos una mínima parte de lo que pensó, de los que imaginó Cri Cri, todo bajo la luz del explorador, porque cada canción se presenta con textos que él escribiera para la XEW para hilvanar y dar contexto, fluidez y mayor resonancia a sus canciones.

Descubriendo a Cri Cri es entonces un espectáculo que vamos a compartir con ustedes muy pronto, allá en el Centro de Convenciones Siglo XXI, en Mérida, a las 18:30 horas.

Quien mejor que tú: un prestigiado cuenta cuentos con un currículo impresionante, un actor que durante tantos años ha demostrado su calidad interpretativa. Es evidente que cuando rindes homenaje a Cri Cri lo haces con gran amor. ¿Qué implica para ti interpretar la obra de este gran maestro?

El mayor privilegio de mi carrera, la verdad. Soy cuenta-cuentos en gran parte debido a lo mucho que me hizo soñar despierto el ‘Grillito Cantor’. Al recibir el espaldarazo de don Tiburcio Gabilondo, hijo y heredero del material, del valiosísimo acervo de don Pancho, ser embajador de su obra, sí constituye un enorme privilegio. A través de sus historias, de sus cuentos, de aquellos discos famosos de acetato de Reader’s Digest, de sus canciones, descubrí que era posible soñar despierto.

Mi padre me llevó al colegio cantando ‘Caminito de la Escuela’, como a muchos de mi generación. Por otro lado, la relación que gocé con mi abuela fue tan intensa, tan linda, tan entrañable, como la que don Pancho experimentó con la suya. Hay que recordar que le dedicó a su abuela dos canciones: ‘Di por qué’ y ‘El Ropero’.

Entonces, pues a todas luces constituye la parte medular de mi desempeño como cuenta-cuentos, y no me alcanzaría la vida para difundir todo lo que quisiera de su obra.

Ahora lo estoy haciendo no solo con este espectáculo, sino también con un nuevo álbum doble que tendremos ya el gusto de compartir con el público de Mérida en esta función, y que rinde un segundo y tercer homenaje a don Francisco bajo el título ‘Que dejen toditos los sueños abiertos’; es un álbum doble donde tengo muchos invitados como la soprano Lourdes Ambriz, el grupo ‘Voz en Punto’,  la mezzosoprano Nodari Juez, el barítono Martín Luna, todos de la Ópera de Bellas Artes; dos discos que tardamos casi tres años en preparar y que corona la colección de audiolibros ‘Un rato para imaginar’.

CRI_CRI_02

Tanta dedicación y tanto tiempo para registrar la obra del maestro. Cuando estabas en el proceso de grabación, ¿hubo algún elemento de sus letras que te impactara de nuevo?

Es muy buena pregunta esa. No deja uno de descubrir e impactarse con la multiplicidad de aciertos en la obra de Cri Cri, aciertos musicales, tonales, armónicos, literarios, imaginativos. No solo yo, también el maestro Paco Aveleyra, quien reelaboró todas las canciones a mi tesitura, se siente sumamente agradecido con esa deferencia porque, al estudiar los giros polifónicos de su obra, él ha aprendido muchísimo con canciones aparentemente sencillas. Dentro de esa sencillez radica una enorme complejidad armónica y una comprensión siempre clara de los distintos ritmos del mundo; por ejemplo, sin darnos cuenta nos puso en contacto con un tango perfecto en ‘Ché Araña’, con la música country con ‘El Ratón vaquero’,  con los ritmos orientales con ‘Chong Ki Fu’ y ‘Jorobita’; todos los ritmos latinos por supuesto están implícitos en su obra, ‘El Ropero de la Abuela’ es una perfecta habanera, y nosotros tuvimos no solamente un material que nos hizo soñar despierto, sino que fuimos guiados a través de un conocimiento lúcido de las estructuras musicales, amén de una inspiración melódica prodigiosa.

Creo que, cuando alguien es un verdadero creador de melodías, está casi tocado con Dios. Reconoces una melodía de Cri Cri en los primeros dos compases. Y no una, no dos, no tres, sino 260 canciones, un productor inigualable en el mundo hispano en productividad de material para los niños. La que se le acerca un poco es María Elena Walsh, la Cri Cri de Argentina, pero la producción de ella no llega ni al 25 por ciento de lo que hiciera don Pancho en esos 25 años en la XEW-

Don Francisco se anticipó a su tiempo porque, como bien dices, produjo obras que a través de la radio incentivaron la imaginación de miles de niños y de diversas generaciones a través de los años. En una época en que las redes sociales reinan, la tecnología avanza a pasos agigantados, ¿cuál es el efecto que consideras causa en las nuevas generaciones la obra de don Francisco Gabilondo?

Me parece que, en estos tiempos de delirio cibernético que nos domina, la obra de Cri Cri es ya un clásico. Es como Mozart, respetando las distancias y géneros. Es un clásico porque cumple con los requisitos: desde el virtuosismo en lo musical, en lo armónico, en lo redondo, y además la obra de Cri Cri presenta siempre diversos aspectos de la sociedad de manera muy clara, de igual manera ejercía la crítica social que nos llevaba al país de los cuentos. Describe las costumbres de la época, expresa sus puntos de vista y, a la vez, siempre el niño que entra en contacto con su obra va a obtener en su formación, en su infancia, un aspecto colorido, vigente, lucido, imaginativo.

Hay toda una multiplicidad de factores positivos en la obra de Cri Cri que lo vuelven elemento a nivel irrenunciable, sobre todo para el crecimiento del niño mexicano, porque hay que recordar que mucho en su obra apela también al humor, al sentimiento, a nuestros coloquialismos y que, sin ser patriotero, hablaba de que era una música dirigida no nada más a todos los niños del mundo, sino específicamente pensada para los niños de México.

Piense usted en ‘El Quijote Aguamielero’, ‘La Patita’, ‘El Comal le dijo a la Olla’, que están llenas de divertidos mexicanismos que nos llegan de una manera muy especial, amén de colaborar en cada canción con la expansión y el enriquecimiento de nuestro vocabulario; recuerde usted que, cuando escuchaba una canción de Cri Cri, a menudo se encontraba con una palabra que no le era familiar, pero Cri Cri se aseguraba de que usted  comprendiera esa palabra a través del contexto de la canción; por ejemplo, recuerdo que me pasó con ‘Los Pollitos Jardineros’ con la palabra tiesto, cuando dice: ‘Una violeta muy pizpireta hasta su tiesto los vio llegar y con el hueco de sus alitas le dieron agua de manantial.’ Además, tenía un respeto absoluto por la cadencia de nuestro idioma, nos daba siempre un español perfecto, una rima absolutamente intachable. Entonces, colaboraba a nuestra formación en muchos aspectos: la prosodia de su música y de su letra era sin reproche.

Quisiera que culmináramos, enviándole tú un mensaje a todo este público que está ansioso de disfrutar de este espectáculo.

Los esperamos el próximo martes 16 de mayo en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, a las 18:30 horas. Pueden conseguir sus boletos a través de Tus Boletos.Com, en las sucursales de ADO y de Ópticas Espadas.

Los esperamos el Grillito Cantor y un servidor, Mario Iván Martínez.

Gracias, Mario Iván. Te deseamos mucho éxito.

Gracias por esta entrevista tan estructurada, tan bien pensada, Maestro.

 RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

 

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>