El canto del cuco – Robert Galbraith

By on octubre 12, 2017

Libros

Cuco_1

El canto del cuco – Robert Galbraith

En uno de esos domingos por la mañana en que mi xtup y yo salimos del cine, nos adentramos a la librería Dante de la plaza Uptown a pasear la mirada por los ejemplares. Siempre que uno de tus hijos te invite a ir al cine, o te invite a ir a una librería, hay que aprovechar la oportunidad para no solo enterarnos de lo que le gusta en cinematografía, sino también en cuanto a literatura.

Merodeando por las repisas, me llamó la atención el nombre de un autor – Robert Galbraith – y tomé el libro para leer la contraportada. Rápidamente me enteré de que ese nombre era el seudónimo utilizado por nada más y nada menos que ¡J.K. Rowling! Tenía en mis manos el segundo libro que había escrito después de haber finalizado la saga de Harry Potter – el primero fue The Casual Vacancy, que aún no he leído – en el cual introdujo al personaje de la que se ha convertido en su nueva saga: Cormoran Strike, investigador privado que perdió de la rodilla hacia abajo de su pierna derecha debido a la detonación de una mina en Afganistán, cuando era soldado, un miembro del servicio de investigación militar. El nombre del libro, publicado en 2013, es “El canto del cuco”, que hace referencia al apodo de la víctima

Cormoran es el hijo ilegítimo de un artista de rock, pero decidió no aprovecharse del apellido paterno – como sí lo hizo su madre, una grupi, cuando lo demandó para que le pasara dinero para manutención – y se desempeña como investigador privado, no con mucho éxito económico. Cormoran aún sufre secuelas tanto por la pérdida parcial de su pierna, como por la fama de su padre, y acaba de terminar una tormentosa relación amorosa. Un día, el mismo día que inicia sus labores como secretaria temporal en su oficina Robin Ellacott –una muy eficiente y observadora joven que acaba de recibir una propuesta de matrimonio de su novio– lo visita el hermano de uno de sus amigos de infancia, para encargarle que investigue la muerte de su famosa hermana, la modelo Lula “Cucú” Landry, un aparente suicidio.

Cuco_2

Galbraith, que así me referiré al autor aunque ya sabemos que se trata de Rowling, nos presenta un caso muy similar a los que investigaban tanto Miss Marple como Hércules Poirot, entrañables personajes de la gran Agatha Christie, en el cual hay muchos que pudieran haberse beneficiado con la muerte de Lula, todos tienen una historia que no revelan completamente, y es la tarea de Strike hacer preguntas, tomar muchas notas en su cuaderno, usar a sus contactos, evaluar las evidencias, y en el camino sobrellevar el reciente rompimiento de un noviazgo de muchos años, mientras desarrolla lazos afectivos ante la eficiencia y asistencia de Robin, hasta dar con el culpable, y entregarlo a la justicia.

Habiendo leído todos los libros de Harry Potter, encontré la prosa de Galbraith muy amena, y las motivaciones y diálogos de sus personajes altamente efectivos. La metodología investigativa de Cormoran es hasta cierto punto un homenaje a Agatha Christie, en mi opinión, y el desenlace también es muy interesante. En particular, la descripción de la interacción entre Cormoran y Robin se lleva las palmas, porque ambos se admiran, y su incipiente relación laboral pareciera empujarlos hacia otros terrenos más escabrosos.

Después del mundo fantástico con el que se hizo famosa, queda claro que Rowling también tiene talento en la literatura detectivesca, y que el pegue que tuvo con la historia del mago-niño continúa en sus otras ideas en el papel, lo cual celebro después de haber disfrutado esta novela.

La saga de Cormoran Strike que inició con “El canto del cuco” ya cuenta con dos tomos posteriores, y la cuarta novela verá la luz en breve, así que tengo ante mí la tarea de alcanzar la historia, y ese es justo el tipo de tareas que a veces emprendo y que algunos no reconocerán como esfuerzo… mjú. Por otro lado, este mes la BBC iniciará una serie televisiva basada en este personaje, lo cual atestigua el éxito que ha tenido.

Siempre es un placer gozoso encontrarse con un nuevo autor cuya prosa capture, cautive y entusiasme, y eso es lo que Galbraith trae a mi lista de lectura. Es aún más placentero saber que es un autor a quien ya admirabas, sin saberlo. ¡Gracias, J.K. Rowling!

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>