Destacada

El Baño

By on febrero 8, 2018

Germenes_1

XI

Y miró el Colibrí, desde las frondas,

que en el agua las Ninfas zambullían,

como lotos de mármol que se abrían,

sus carnes sonrosadas y redondas.

Oyó el glú glú glú de las traviesas ondas

y dijo que en los torsos discurrían

gemas que se irisaban y reían

con otras mil entre las crenchas blondas.

Y refirió que un geniecillo, orlado

del iris de cristal de la fontana,

picaresco, gentil y enamorado,

desafiando las cóleras de Diana,

a una Ninfa, envolvió en un beso alado

y le dijo después: ¡hasta mañana!

José Inés Novelo

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.