Dudas

By on marzo 15, 2018

AAA_1

XXXIV

DUDAS

¡Señor…! ¿Por qué pusiste la hiel en lo que hablaste

y en cada frase tuya dejaste una enseñanza?

Si para la otra vida nos diste una esperanza,

Toda la esperanza en esta vida mortal, quitaste.

Y yo, tu humilde siervo que dando tumbos sigo

las huellas bien queridas de tus dolientes plantas,

náufrago entre mis dudas; y ante el mejor amigo,

surge de pronto, austera, de entre tus frases santas,

aquella que dijiste, sorbiendo hasta las heces

del cáliz de amarguras, al más grande testigo

de tus divinas preces:

“ANTES QUE EL GALLO CANTE

ME NEGARÁS TRES VECES”:

Alfredo Aguilar Alfaro

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>