Diferencia entre ser un Protector Animal y un Acumulador

By on julio 5, 2018

acumula1

El acumulamiento de animales ocurre cuando una persona retiene a más de los que puede cuidar. Los animales sufren tanto abandono físico como emocional, ya que ni siquiera se cumplen sus necesidades básicas, nutrición adecuada, saneamiento, refugio y atención veterinaria. Se cree que el acumulamiento animal está asociado a problemas de apego hacia otras personas. Por lo tanto, los acumuladores desarrollan un apego excesivo a los animales, comúnmente en respuesta al abuso o negligencia infantil. Carecen del conocimiento emocional para apreciar la realidad de los demás y, como resultado, fallan al intentar comprender cómo se sienten o piensan los otros. Tienden a decidir POR sus animales cómo se sienten, por ejemplo, “mis animales me aman”… aunque claramente están sufriendo por la falta de atención. Los acumuladores también carecen de conciencia del sufrimiento de sus animales, o hacen sus propias reglas de lo que significa un peligro.

acumula2

Los acumuladores de animales normalmente tienen otras enfermedades mentales, como el acumulamiento de objetos o demencia. También carecen del conocimiento o la conciencia de su situación, y muchos demuestran una falta de empatía hacia otras criaturas, incluyendo los animales en su acopio.

El acumulamiento fue agregado al Manual de Diagnóstico y Estadística de las Enfermedades Mentales en el año 2013, lo que significa que todas las formas de la enfermedad, incluyendo el acumulamiento de los animales, es considerado oficialmente un trastorno psiquiátrico. Ser un acumulador de animales es diferente que, por ejemplo, rescatar un gran número de animales que pueda atender adecuadamente. Las señales de una situación de acumulamiento de animales incluyen:

  • Una gran cantidad de animales, al grado de perder la cuenta de cuántos tiene
  • Una casa deteriorada, incluyendo muebles rotos, agujeros en las paredes o el suelo, extremo desorden y más
  • Un ambiente sucio, incluyendo heces secas, orina, vómito y un olor a amoníaco
  • Animales con un mal estado de salud, esqueléticos, letárgicos y que no están bien socializados
  • Podrían estar presentes pulgas y parásitos
  • A menudo, el propietario se encuentra socialmente aislado, y con frecuencia está descuidado
  • El propietario cree que todos los animales son felices y están saludables
  • Tristemente, los acumuladores normalmente viven en el mismo ambiente insalubre, como sus animales, a veces sin un baño o cocina adecuados

acumula3

Hay casos de acumuladores de animales que intentan fingir que son grupos de rescate.

Muchos acumuladores comienzan a establecerse como “centros de rescate” completos y sin fines de lucro. Podrían parecer personas sensatas, transmitir persuasivamente su amor por los animales, y aparentar tener preparación para hacerse cargo de los que están enfermos o tienen necesidades especiales.

Sin embargo, hay algunas señales reveladoras que muestran que un “grupo de rescate” en realidad es un grupo acumulador de animales, incluyendo:

  • No está dispuesto a dejar que los visitantes vean dónde alojan los animales
  • No revela cuántos animales están bajo su cuidado
  • No hace el esfuerzo para encontrar nuevos hogares para los animales
  • Continúa recolectando más animales, aun cuando los animales existentes tienen mala salud y viven en ambientes insalubres
  • Ven a los grupos de rescate legítimos como el enemigo
  • Podría recoger a los animales rescatados en un lugar ambiguo (como un estacionamiento), en vez de una instalación viable

acumula4

Cuando los animales son rescatados de situaciones de acumulamiento, a menudo están desnutridos y tienen un mal estado de salud.

En el mejor de escenarios, los animales son atendidos hasta recuperar su salud física, y luego adoptados por hogares amorosos. Sin embargo, con frecuencia persisten las cicatrices emocionales.

Muchas personas que han adoptado un perro que fue rescatado de una situación de acumulamiento reportan comportamientos anormales.

Un reciente estudio publicado en la revista Applied Animal Behaviour Science comparó el comportamiento de los perros anteriormente acumulados con típicos perros que son mascotas, y reveló algunas diferencias. El estudio incluyó a más de 11 000 perros y reveló que los perros retirados de situaciones de acumulamiento mostraron una gran variedad de comportamientos anormales. En comparación con los típicos perros que son mascotas, los perros que anteriormente vivían con acumuladores eran más propensos a mostrar:

  • Miedo (dirigido a extraños, a perros y no sociables)
  • Sensibilidad al tacto
  • Comportamientos de apego y búsqueda de atención
  • Comportamientos relacionados con la separación
  • Micción y defecación al dejarlos solos
  • Comportamientos repetitivos

Los perros anteriormente acumulados eran menos propensos a mostrar:

  • Agresión hacia extraños y otros perros
  • Capacidad para ser entrenados
  • Búsqueda de animales pequeños
  • Nerviosismo
  • Energía
  • Rivalidad con otros perros
  • Ladridos persistentes
  • Ensuciarse con materias malolientes

Los perros que provienen de situaciones de acumulamiento podrían necesitar ser rehabilitados.

Si adoptas un perro que estuvo anteriormente en una situación de acumulamiento, sé consciente que será una carga emocional. Esto es de esperar, si consideramos lo que ha pasado.

Si has adoptado un perro directamente de una situación de acumulamiento, es posible que debas buscar la ayuda de un especialista en rehabilitación canina profesional, o un entrenador que utilice refuerzo positivo, que pueda trabajar contigo y tu perro con problemas individuales, como ansiedad por separación u orinar sumisamente.

Sin embargo, también puede tomar medidas para ayudarlo a recuperar su confianza en las personas y, específicamente, en aprender que puede confiar en ti.

Deberás convertir tu casa en un lugar calmado y seguro para tu perro. Establece rutinas regulares de alimentación, tiempo para jugar, mimarlo y entrenamiento en casa. Asimismo, haz el esfuerzo para evitar exponerlo a ruidos fuertes o gritos, deja que tu perro avance a su propio ritmo; no lo obligues a estar en situaciones que lo hagan sentirse incómodo.

Con el tiempo, conforme tu perro se da cuenta de que sus necesidades básicas son satisfechas y superadas, es posible que muestre su verdadera personalidad y que sea capaz de disfrutar de ser un perro de nuevo.

¿Conoces a Algún Acumulador de Animales?

Si tienes contacto con el acumulador de animales, trata de asegurarle que conseguir ayuda será lo mejor para los animales, y que necesita tomar una acción urgente o los animales podrían morir.

La falta del cuidado adecuado hacia los animales es un delito en cada estado.

Los acumuladores de animales pueden sufrir de una variedad de problemas de salud mentales y de comportamiento, incluyendo su respuesta al estrés, lo que les impide proporcionar el cuidado adecuado a los animales de compañía. Además, aunque no tenga “la intención” de causar daño, la mayoría de los casos de acumulamiento animal son caracterizados por una serie de actos deliberados y decisiones tomadas por el acumulador, el cual puso sus intereses por encima del de los animales (seguir adquiriendo animales, negarse a obtener ayuda, no querer darlos en adopción, no buscar asistencia médica, falta de esterilización/castración etc.), lo cual claramente lleva al sufrimiento del animal y el abandono.

Dra. Carmen Báez Ruiz

Drabaez1@hotmail.es

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>