Día del Padre

By on junio 15, 2017

Día del Padre

La demostración de afecto y cuidado hacia las crías o los hijos, por parte de los padres, no es exclusiva de los seres humanos, en otras especies del Reino Animal también se encuentran estas actitudes.

La demostración de afecto y cuidado hacia las crías o los hijos por parte de los padres no es exclusiva de los seres humanos; en otras especies del Reino Animal también se encuentran estas actitudes.

La paternidad no solo la disfrutan los humanos, sino también los animales. Ser padre es algo maravilloso, tanto como ser madre, aunque por supuesto no pasan por lo mismo hombres y mujeres. Tampoco todos los padres son de lo mejor, y eso aplica también en el reino animal. Hay especies que protegen y quieren a sus crías y las cuidarán contra todo peligro, dando incluso la vida. Eso es algo que muchos animales también entienden. Ser un padre en el Reino Animal no es una labor fácil como pensamos; al contrario, tiene una labor muy sacrificada.

Papá Mono Tití

Mono

Titíes (calitrícidos) recién nacidos son acarreados en la espalda por sus papás inmediatamente después de nacer. Los monos Tití machos cuidan de sus crías desde que nacen, lamiéndolas y aseándolas al momento del nacimiento. Si esto no fuera suficiente, después de que sus crías nacen, el padre Tití no tiene ojos para otra hembra, aunque ésta esté ovulando, a pesar del estereotipo del macho que suele buscar las formas para esparcir sus genes.

Lobo

lobo

Es común pensar que los lobos son animales salvajes y peligrosos, y es por eso que sorprende saber que los lobos son una especie monógama. Más aún, el papá lobo se encarga de proteger a sus crías y a su pareja tras el parto, además de llevarle de comer a la hembra. Cuando crecen los cachorros, les enseña a cazar, sobrevivir y acoplarse a la manada. Siempre está al tanto de su familia.

Caballito de Mar

caballito

Los machos de caballito de mar son los únicos en el reino animal en embarazarse. Se reproducen desde la primavera hasta los meses de verano. En esta época, el macho y la hembra se entrelazan con la cola. Después de una danza nupcial en esta posición, la hembra traspasa de su cloaca, con ayuda de una papila genital de unos 3mm. de largo, sus huevos a la bolsa ventral (incubatriz) de los machos, que está recubierta de suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado, como en células esponjosas. Él es quien lleva en su interior a las crías hasta que nacen. Pareciera que es una tarea sencilla, pero en su interior crecen hasta 1000 crías… aunque después de que nacen papá está tan enojado y hambriento que puede cenarse algunos de sus retoños.

Papá Zorro Rojo

zorro

La hembra debe permanecer en su guarida con las crías, amamantándolos y brindarles una manta térmica. El trabajo de papá es proporcionar los alimentos cada cuatro a seis horas, hasta que puedan salir de la guarida y empiecen a buscar también.

Después de tres meses, es hora de la primera lección dura de la vida, es el padre quien enseña a las crías a buscar su comida: los enseña a enterrar a los excedentes de alimentos cerca de la guarida y a ocultarlos con hojas y ramas. La enseñanza de los cachorros para olfatear, y el forraje y la imposición, bases para sus futuros roles como adultos cazadores, es misión del padre.

Papá Chinche Acuática Gigante

chinche

Habitan en toda América y Asia. La labor de los machos chinches de agua gigante es muy importante para dar protección a sus crías. Estos machos tienen que cargar más de 700 crías en sus espaldas, brindándoles toda la protección.

Jacana

Jacana

Las jacanas son aves polígamas, pero los machos son padres demasiado entregados y responsables. Una vez que la hembra pone los huevos, se va para divertirse con otros machos, mientras el padre se encarga de cuidar el huevo incluso de su propia madre, ya que las hembras pueden regresar y romper los huevos; pero, si no se da el caso, el macho la acepta de regreso como si no hubiera pasado nada. No solo son responsables, sino abnegados.

Pingüino Emperador

pinguino

Los pingüinos son adorables, pero también unos padres ejemplares. Una vez que la hembra pone el huevo, el macho se encarga de protegerlo y calentarlo hasta que nace. Mientras esto sucede, la hembra se abastece de comida y el macho no prueba bocado alguno. Cuando nace el pequeño, el macho le da su primer alimento: un tipo de sustancia parecida a la leche. Al regresar la hembra, ésta le dará alimentos sólidos a la cría, pues ya podrá digerirlos bien. Pero, mientras tanto, el padre protege a su pingüinito y le brinda calor y cuidados.

Se merecen un premio estos padres tan responsables, por eso hay que cuidar el medio ambiente.

Los animales también tienen instintos paternos admirables, y cuidan a sus crías como muchos padres hacen con sus hijos. Quieren que estén bien y que no sufran. Está escrito en sus genes, pero solo el amor los impulsa a realizarlo.

¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

Dra. Carmen Báez Ruiz

Email: drabaez1@hotmail.es

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>