Destacada

De la Cuna al Paredón (XX)

By on julio 20, 2018

Cuna_portada

XX

(Finaliza)

Tal fue la vida y martirio de Felipe Carrillo Puerto, a quien hoy toda la Nación glorifica, y no solo toda la Nación Mexicana sino que también aun en el extranjero se le considera como uno de los verdaderos Apóstoles del proletariado; tan es así, que el eminente escritor José Ingenieros, al escribir en la importante revista “Nosotros”, de la Argentina, un impresionismo sobre la muerte de Carrillo, en la parte final decía: “…yo sólo deseo que, cuando la gratitud nacional de México levante al Apóstol Carrillo Puerto un justísimo monumento en el propio lugar en que se desplomó para siempre, yo grabaré un pensamiento en el propio sitio, porque entiendo que cuando en las noches de luna su espíritu resurja y acaricie las letras que yo le he derramado al saber lo infame de su trágica muerte…” Desgraciadamente, al cumplirse el año de la muerte de Carrillo Puerto sucumbió el ilustre pensador argentino, pero no por ello se dejó de cumplimentar su deseo y, en ocasión a la visita que hizo a Yucatán el hoy honorable Presidente de la República, ingeniero Pascual Ortiz Rubio, a iniciativa del que estas líneas escribe, el Gobierno del Estado colocó en el sitio en que fue fusilado una lápida de mármol en que se reproducen las palabras anteriores y que fue descubierta en una solemne ceremonia por dicho Primer Mandatario de la Nación…

Ha sido un orgullo para los socialistas yucatecos ver que en muchos Estados de la República, y aun en la misma Capital, se levanten monumentos en honor del mártir Carrillo Puerto, se consagre con su nombre calles, avenidas, parques, paseos y teatros, así como que la H. Representación Nacional acordó inscribir con letras de oro en el recinto de la Cámara de Diputados, y al lado de los nombres de los más insignes paladines de nuestras libertades públicas, el de FELIPE CARRILLO PUERTO, como Apóstol y Benemérito del proletariado nacional. Así como dicha Representación Nacional aprobó por unanimidad de votos, y a iniciativa del ilustre senador Lic. César Alayola, que fuera en el Gobierno de Carrillo Puerto su leal Secretario General, la siguiente iniciativa para la concesión de una pensión para la viuda del Mártir, la respetable señora Isabel Palma, cuyo importante texto es el siguiente:

“H. Cámara de Senadores: Rendir tributo de gratitud a los patriotas que sucumbieron en defensa de generosos y fecundos ideales, y proveer decorosamente a la subsistencia de los deudos desamparados de tan destacados varones, son hecho que realizan los Estados como plausible expresión de justicia social.”

“Los homenajes cívicos constituyen espiritualmente una compensación que tanto enaltece al Poder que los acuerda como a la memoria del ciudadano ejemplar a que se consagran.”

“La oficial subvención a las necesidades de los deudos de los gloriosos muertos representa a su vez una indicadísima reparación a la insubsistencia de las capacidades económicas que se perdieran con la vida misma de aquellos paradigmas de ciudadanos.”

“Incompleta sería la justicia social si sólo satisficiera uno de los objetivos que la requieren y que acaban de quedar estimados.”

“Sentados los conceptos anteriores, resulta oportuno considerar que, si bien es cierto que la memoria del gran revolucionario socialista Felipe Carrillo Puerto ha sido honrada por decreto que declaró a tal extinto ciudadano BENEMÉRITO DEL PROLETARIADO y ordenó que su nombre fuese inscrito con letras de oro en el recinto oficial del Congreso de la Unión, también lo es que hasta hoy este Poder no ha votado medida alguna tendiente a reemplazar el esfuerzo económico dejado de desarrollar por el Apóstol Mexicano en favor de su necesitada familia.”

“En el mismo sentido, procede advertir que los hechos capaces de justificar la existencia del faltante auxilio Federal para la familia del Mártir Felipe Carrillo Puerto no sólo están impresos en la conciencia nacional como alma de la hermosa ejecutoria social del Apóstol, sino han sido también implícita y suficientemente reconocidos por el Congreso General de la República al apreciar la gesta del gran socialista y al acordar a la ejemplar memoria del mismo las distinciones históricas de que se ha hecho mérito.”

“Ello, no obstante, quedan repetidas aquí, como devota recordación de la obra de Carrillo Puerto, las verdades que oportunamente expresaran los iniciadores del vigente Decreto sobre la personalidad del pujante transformador social: En su juventud, dedicóse al trabajo cansado de conducir carros cargados de henequén o de maíz por las difíciles trochas que atraviesan el Estado de Yucatán. Después de esta ardua labor diaria, durante las noches reunía a los indígenas de Motul, lugar de su nacimiento, con el objeto de enseñarles la Constitución del 57 y de demostrarles que no gozaban del número limitado de derechos consignados en esta Carta Fundamental. Enseñábales además, a leer y escribir en español.”

“Todos conocen la actuación posterior del eminente líder socialista; organización de todos los obreros y campesinos del Estado de Yucatán en Ligas de Resistencia con objeto de mejorar su situación económica; esfuerzos tendientes a organizar a todos los obreros y campesinos de la República; los Congresos Obreros de Motul e Izamal en donde se adoptaron postulados socialistas muy avanzados y que constituyen el orgullo de los congresistas obreros; distinguióse sobre todo por su actividad gubernativa y vigorosa, enérgica y honrada en servicio de sus ideales sociales. El ilustre publicista José Ingenieros dice refiriéndose al Apóstol Carrillo Puerto: “QUE FUE EN SU MEDIO, EL HOMBRE REPRESENTATIVO DE UNA PALINGENESIA SOCIAL, COMO DANTON EN FRANCIA, GARIBALDI EN ITALIA, MORENO EN ARGENTINA Y LENIN EN RUSIA.”

“Bien sabido es que a la gloria de su actuación siguió la gloria de su martirio pues Carrillo Puerto, en la plenitud de su fe y en el combatido auge de su doctrina, cayó víctima de militares infidentes y de una plutocracia reactora, enrojeciendo con su sangre generosa el suelo yucateco, la trágica mañana del tres de enero de 1924.”

“Fundado pues en los enarrados antecedentes y en la fracción II del Artículo 71 de la Constitución General de la República, vengo a someter a la consideración y aprobación de V. Honorabilidad el siguiente PROYECTO DE DECRETO”:

“ARTICULO UNICO – Se concede a la señora Isabel Palma, esposa que fuera del Benemérito del Proletariado C. Felipe Carrillo Puerto, una pensión de veinte pesos diarios que la Tesorería General de la Federación pagará íntegramente mientras la interesada no cambie su actual estado civil.”

Por sobre todas las injusticias, por sobre todas las calumnias, por sobre toda vesania de que fue objeto por parte de sus enemigos en su vida pública Felipe Carrillo Puerto, ¿qué mejor galardón que el que le han ofrecido, y aun le ofrece nuestro país y hasta el continente americano, colocando su nombre hasta las excelsitudes de la gloria y la inmortalidad?

Ya pueden, entonces, convencerse sus detractores, los convenencieros de todos los tiempos, los traidores y los infieles, de que los Apóstoles nunca se inventan; mucho más los que, como él, aun en sus últimos momentos supremos, y con el rictus de la muerte en sus labios redentores, todavía tuvo el supremo amor para decir al tronar de los fusiles criminales: “NO ABANDONEN A MIS INDIOS”.

Prof. Edmundo Bolio O.

FINALIZA.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.