De la Cuna al Paredón (XIV)

By on junio 7, 2018

Cuna_portada

XIV

COMIENZA SU CARRERA POLÍTICO-SOCIAL

Habiéndose ostentado en aquellos tiempos el noble y honrado demócrata licenciado Delio Moreno Cantón como candidato al Gobierno del Estado, en oposición al candidato oficial Enrique Muñoz Aristegui, Felipe Carrillo se afilió, desde luego, por el bando de dicho Sr. licenciado, en virtud de que éste gozaba de gran popularidad y, además, porque llevaba en su plataforma de gobierno ideas redentoras para la clase campesina, por quien Felipe sentía verdadero cariño. Fue tal el entusiasmo con que abrazó la causa “morenista”, que llegó a mover a toda la gente del campo de Yucatán en favor de su candidato quien, desgraciadamente, a pesar de su gran popularidad, como se ha escrito en diversas ocasiones por plumas viriles y honradas, no llegó a ocupar la silla gubernamental por haber sido impuesto, como antes decimos, descarada y fraudulentamente, Muñoz Aristegui; pero estas imposiciones que hacía el gobierno porfirista en todo el territorio mexicano tuvieron por consecuencia, como se sabe, que atizaran con más ardor el fuego de la revolución maderista a cuyas filas se afilió Felipe inmediatamente.

Dado su temperamento, su idiosincracia y sus ideas completamente redentoras, a favor de la clase campesina, los burgueses nunca podían estar de acuerdo con él, por lo que viendo en su persona un peligro, hicieron una intensísima campaña en su contra, organizándose para eliminarlo completamente de la política; y es por eso que cuando llegó el momento de la lucha entre el “morenismo” y el “pinismo”, esa misma casta de burgueses planearon la perdición de Felipe.

Al efecto, le pagaron cierta cantidad en metálico a un pobre hombre llamado Néstor Arjonilla para que en la ciudad de Motul asesinara a Felipe, pero antes es necesario hacer constar que Arjonilla fue muchas veces protegido por él, en virtud de que era un infeliz que estaba en la miseria. Esta es la razón por la cual, cuando el Jefe Político de Motul y sus cómplices, los ricos, en el primer momento le dijeron lo que iba a hacer y a quién iba a matar, se resistió, habiéndose resuelto más tarde a cometer aquel crimen, ilusionado sin duda por la fuerte cantidad de dinero que le ofrecieron por hundir su puñal asqueroso en el pecho de su noble protector. Así lo hizo, pero con tan mala suerte para el pobre hombre degenerado que Felipe, al sentirse agredido en el mercado público de Motul en la mañana del día del suceso, y como ya estaba prevenido por sus amigos de que dicho Arjonilla lo iba a asesinar, en aquel momento trágico sacó su pistola y la disparó casi a mansalva, yéndose a alojar la bala en el brazo derecho de Arjonilla, que lo tenía apoyado en la reja del mercado para hacer mejor puntería sobre Felipe, bala que al hacer su trayectoria se alojó luego en el corazón de Arjonilla, muriendo instantáneamente.

Inmediatamente, sin miedo ni remordimiento alguno, Felipe se presentó a las autoridades judiciales, diciéndoles: “Me vengo a dar preso porque acabo de matar a Arjonilla, pero advierto que él primero atentó contra mi vida y yo no he hecho otra cosa que defenderme…” Con este motivo fue preso y trasladado a la ciudad de Mérida para ser internado en la Penitenciaría Juárez, siguiéndosele por uno de los Juzgados del Crimen un largo y anticonstitucional proceso, el cual sólo pudo terminarse, y puesto en libertad Felipe, al cambiarse el Gobierno del Estado en momentos en que estaba la revolución carrancista en Coahuila.

Una vez en libertad, se ausentó del Estado de Yucatán, dirigiéndose al interior de la República, donde ingresó a las filas de Emiliano Zapata porque, dada su manera de pensar y de sentir, el Plan de Ayala de aquel gran jefe suriano era el que estaba más en concordancia con los deseos del pueblo mexicano ya que era netamente agrarista, cuya causa abrazó con toda fe y entusiasmo, como acostumbraba y acostumbró siempre en todas sus cosas.

Prof. Edmundo Bolio O.

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>