¿Cronista de la lente, roquero y entrenador? Julio Cauich.

By on abril 19, 2019

JULIUS_01

Además de ser un cronista de la lente dentro de la escena del rock de Yucatán, un apoyo decidido a grupos noveles, Julio Cauich Campos lleva muchos años como entrenador de diversas generaciones de deportistas que, siguiendo su sistema, han logrado destacar en las diferentes ligas de fútbol de nuestro estado.

Diario del Sureste concertó una cita con nuestro amigo para conocer un poco más acerca de su metodología de trabajo. He aquí el resultado de  esta charla.

¿Cuándo comenzaste tu trayectoria como preparador físico?

En 1989 fue cuando comencé a trabajar dentro del área de fútbol. Comencé con los equipos de Segunda Fuerza de la colonia San Damián; después trabajé con los de Categoría Intermedia, pero en ese entonces no tenía un título como director técnico, sino que era en base de lo que había aprendido en los entrenamientos cuando jugaba en primera fuerza. En aquel entonces todavía no teníamos esa preparación y la oportunidad acá en Mérida, porque son muy pocas las oportunidades que uno tiene de tomar ese curso como Director Técnico.

¿Cuándo fue que ya pudiste tomarlo?

Este curso lo tomé a raíz de que ingresé al Colegio Americano como profesor del área de informática. Ahí comencé a entrenar a los equipos de fútbol. Resultó que la escuela fue sede del curso para Entrenador Técnico del ENDIT Mérida de la Federación Mexicana de Fútbol, para poder fomentar el fútbol dentro de ella. Eso fue en el año 2006.

¿Cuántos equipos has entrenado y de qué categorías entrenaste?

He entrenado equipos infantiles desde Semillas, Infantil Menor, Infantil Mayor, Juveniles, Segunda Fuerza, Primera Fuerza A intermedia. Mi primera sede fue con Mérida F.C., donde me abrieron las puertas ya para poder entrar de lleno a lo que es el fútbol, con mi título de primer módulo de Director Técnico. Vaquero Dorantes siempre nos fomentaba el cambio de equipos con la intención de que pudiéramos foguearnos en todas las categorías, desde semillas hasta juveniles. Afortunadamente tuvimos una buena formación, un buen apoyo, porque contamos con muy buenos profesores dentro de esa área. Aprendí bastante en Mérida F.C.

JULIUS-02

¿Cuáles son las características del futbolista yucateco?

Primero que nada, una cuestión importante es que para jugar fútbol a los niños debe gustarles ese deporte y no acudir porque sus papás lo lleven, o porque el papá quiera que sea futbolista. Tiene que ver algo el físico, las características físicas, porque ahí es donde se empieza a fomentar la coordinación, lo que es la preparación para un futuro.

¿De qué manera trabajas con los niños más pequeños?

Cuando trabajamos con Semillas Infantiles es indispensable trabajar la coordinación. A partir de lo que son Infantiles y Juveniles ya se trabajan otras características, como la velocidad, fuerza, técnica de balón; obviamente, la técnica se maneja desde Semillas, pero es más con juegos, es más lúdico cuando se trabaja con ellos.

Tuviste oportunidad de trabajar como preparador con equipos de mujeres, equipos de chicas. ¿Cómo fue trabajar con ellas?

Mi gran amigo Sergio Covos me invitó a dirigir una sesión de entrenamiento de un equipo de fútbol femenil de Primera Fuerza y a ellas les gustó mi forma de trabajo. Las muchachas son mucho más disciplinadas en los entrenamientos: llegan puntuales y a la hora del entrenamiento tienen toda la fortaleza y el ímpetu para poder trabajar con todo lo que tú realizas como entrenador. A diferencia de los varones, que a veces no tienen ganas de entrenar, o no intentan hacer algunos ejercicios, las muchachas son otro rollo, ves el ímpetu de ellas, la garra que tienen en los partidos igual. Te transmiten mucha energía, porque pues tú eres parte de la preparación, y aprendes mucho también de ellas, en algunos aspectos como el carácter, en la forma de ver las cosas, en algunas situaciones dentro de la cancha cuando tienen una lesión, etcétera.

¿Cuáles consideras que han sido tus mejores resultados desde que empezaste con esto?

Dicen por ahí que hay entrenadores de todo tipo. Por ejemplo, hay entrenadores que son formativos, hay otros que les gusta tener jugadores ya preparados, y hay otros que de plano van y llevan un material cien por ciento accesible. Mi mejor logro ha sido la formación de los niños porque, independientemente de los campeonatos que yo tenga. Llegan 10, 12, 13 jugadores, y entre ellos hay cuatro o cinco que no tienen las capacidades para competir con otros equipos y competir dentro del mismo cuadro; ese es el punto clave del entrenador: hacer que esos chicos salgan adelante y que estén, si no al mismo nivel, en un nivel donde ellos puedan competir y se sientan parte del equipo.

JULIUS-03

Menciona los blasones que has obtenido.

Cuando estuve en el Colegio Americano logramos dos subcampeonatos; ganamos un campeonato de escuelas privadas derrotando al Piaget en esa ocasión, y mi último logro fue participando con el equipo de Winners, Primera Fuerza A, donde al llegar me encontré un equipo completamente partido, y entonces una de las primeras tareas fue unir de nuevo al club. Como llegué casi al final del campeonato, desafortunadamente no tuvieron la visión algunos jugadores para rescatar la ficha llegando a los primeros lugares, ese fue un detalle que me decepcionó un poco pero no me hizo bajar la guardia, sino que seguimos adelante. En base a eso, cuando estuvimos en los 8 últimos equipos, peleando para no descender, logramos rescatar esa ficha. Fue una buena experiencia rescatar a un equipo que estaba muy desunido.

¿Actualmente estás en algún equipo?

No, por el momento estoy aprendiendo cosas nuevas, técnicas, ya que en el fútbol nunca dejas de aprender, siempre hay que innovar cosas y más que nada cuando eres preparador, cuando eres director técnico.

Muchas gracias. Julio.

A ustedes, un saludo a todos.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste