Charlando con Los Caligaris

By on septiembre 28, 2017

CALIGARIS_01

Charlando con Los Caligaris

De Argentina para el mundo Los Caligaris, la locochona banda gaucha, regresa a Mérida para participar en el ‘Arcadia Fest’

Son una de las bandas más queridas de la escena latinoamericana gracias a su música que fusiona y, por supuesto, por su propuesta escénica que otorga gran diversión y felicidad a sus seguidores. Iniciaron su ruta en 1997 en su natal Córdoba, Argentina, empeñados en conseguir su sueño de alcanzar el éxito.

Hasta el momento han grabado ocho álbumes de estudio y girado por varios países, llegando incluso a la capital yucateca en el año 2012, para ahora regresar para formar parte del atractivo cartel de ‘Festival Arcadia’ que se realizará el sábado 30 de septiembre en la Hacienda Chichí Suárez en Mérida. De esto y más platicamos con el baterista Diego Pampiglione, quien de manera atenta contestó a todas nuestras preguntas.

Qué tal Diego, ¿cómo estás?

Hola, Ricardo ¿cómo te va? Bien todo muy bien, con gusto de saludarte.

Si no tienes inconveniente, me gustaría nos platicaras un poco de los orígenes de la banda, porque tengo entendido que a partir del inicio de sus actividades tardaron cinco años en poder registrar su primer álbum.

Okey, sí. En realidad, la banda empezó en el año de 1997. Debutamos en la parroquia de nuestro barrio de nuestra colonia, que se llama Residencial América, aquí en Córdoba, capital. En los inicios, bueno, no se tocaba muy seguido; luego empezamos a tocar mucho en el underground de aquí de Córdoba, en bares, en diferentes fechas que organizábamos nosotros. Poco a poco fuimos empezando a encontrarnos a nosotros mismos, seguimos ensayando en la casa de la abuela de Diego y Martín que son de tradición circense y son de quinta generación de circo, y a partir de ahí luego, como decís vos, de 1997 al año 2002 pudimos grabar nuestro primer disco, que justamente el 20 del mes de septiembre cumplió 15 años de haber salido y se llama ‘Yernos Perfectos’.

¿Qué recuerdos tienes de esa experiencia? ¿Algunos de ustedes ya había grabado en algún otro proyecto o todos debutaron con este álbum?

Todos debutamos con esto. Fue nuestra primera experiencia, y todos teníamos alrededor de 20 años, 18, 21, 22 años. Fue muy loco lo que nos pasó porque, además de haber grabado eso, me acuerdo que para firmar con la discográfica tuvimos que emanciparnos, es decir, como nosotros éramos menores de edad no teníamos todas las capacidades legales para poder firmar un contrato. Fueron nuestros papás para firmar ese contrato previo y después, cuando sacamos el disco, fue muy loco porque además una canción llamada ‘Nadie es Perfecto’ empezó a sonar mucho en la radio y estaba al top –fue número uno en la radio de Argentina–.

Nosotros en un principio no entendíamos mucho que pasaba. Pensábamos que era realmente así: que vos sacabas una canción y sonaba de esa manera en cualquier lado, pero la realidad es que todo es mucho más difícil.

Tuvimos ese efecto muy raro en la carrera porque a los dos meses la canción era número uno y nos empezó a hacer girar por todo el país en Argentina, con una repercusión increíble. En realidad, la canción tapó a la banda porque como que tuvo demasiada repercusión, y cuando dejó de tener un poco de vigencia, tuvimos que hacernos nuevamente hasta poder llegar al reconocimiento como banda. Fue muy raro eso.

CALIGARIS_02

El primer álbum que escuché de ustedes fue el de ‘Grasas Totales’ y la razón por la que lo adquirí, yo no había escuchado nada de la banda, fue porque el título se me hizo muy gracioso. Al escuchar el disco, me pareció interesante que realizaran esa mezcla de sonidos que combinan diferentes géneros, pero sobre todo rescatan mucho el sonido latinoamericano.

Sobre el Grasas Totales, grasa acá es como algo muy naco, como algo muy popular si se quiere. Emulando un poco la canción de Cerati y esta mezcla de rock, y lo más si se quiere popular, para llegar a estos ritmos más latinos, como decís vos, este disco para nosotros es lo más experimental que hemos hecho, porque era un disco desprejuiciado. Hicimos muchas canciones con muchos cambios de ritmo, con muchas cosas que no pensábamos mucho en un formato.

Veníamos de un disco que había tenido mucho éxito y, bueno, como que nos la arreglamos mucho en este disco, pero fue un disco que nos gusta mucho y nos divierte escucharlo. Siento que es el disco que menos conocen en México, es el disco que menos nombra la gente cuando estamos allá. Desde el tercer disco, que es el ‘Chanchos Amigos’, ahí empieza a formarse un poquitito el envión musical que tenemos allá y el reconocimiento que hay en tu país.

Algo que me ha encantado de su propuesta es que sobre todo son una banda muy divertida, es una banda que contagia felicidad al escucharla.

Es un poco la idea de la banda. Siempre tratamos de dejar en claro que nos tomamos la alegría en serio, es decir, entendemos la alegría como un elemento no estupidizante, sino todo lo contrario. Nosotros nos tomamos la alegría en serio para transmitir un mensaje a partir de que la gente pueda sentirse bien y disfrutar, y estar un poco más feliz. Esa es un poco la misión que nosotros entendemos que tenemos, sin querer queriendo.

Al volver la vista atrás, después de tantos años, tantos discos, la internacionalización, ¿qué es lo que cambia en esencia?

Cada uno de nosotros, de manera personal, va creciendo. Si uno toma el grupo como una entidad, también surge un super cambio a partir de estos cambios personales y también en esta vorágine que uno va llevando a partir de las giras, de las canciones, de los shows: va entendiendo muchas cosas, va conociendo, va adquiriendo nuevas sonoridades, nuevas identidades también, nuevas propuestas. Creo que vamos asentando nuestros perfiles. Nos sentimos más seguros de lo que estamos haciendo porque entendemos que a la gente le gusta, porque en realidad sabemos que hay por ahí muchas bandas que también hacen cosas interesantes. A nosotros la gente nos aplaude, nos ofrece buena crítica, y entendemos que el buen camino está porque también la gente nos reconoce, nos tira buenos mensajes como los que nos estás diciendo vos…

CALIGARIS_03

Los quiere: la gente corresponde al efecto que ustedes logran con su propuesta musical.

Sinceramente, nos sentimos muy queridos, más allá de que a la gente puede o no gustarle totalmente la banda –que está en su derecho–, está okey. Pero más allá de eso, nadie niega que haber estado estos años estos 12 amigos arriba del escenario juntos, viviendo felices y llevando este mensaje que es sumamente para la familia, de unión, de amistad y también una idea musical, eso tiene un techo. A lo largo de los años, podemos decir con el pecho inflado que estamos contentos de ello y que la gente nos tiene un aprecio importante.

Les tocó esa etapa de transición entre el objetivo primordial de grabar un disco físico y el avance abrumador de las redes sociales. ¿Qué tal fue experimentar ese cambio?

Es interesante la pregunta. Esto pasa con nuestros hijos mismos, ahora estoy acá afuera hablando con vos y tengo a mi niño que quiere tocar el teléfono. La era digital ya la tiene incorporada.

A nosotros nos pasó con el primer disco: salieron con cassettes el primero y el segundo, ‘Yernos Perfectos’ y el ‘Grasas Totales’, hasta una edición del ‘Chanchos Amigos’ que salió con cassette también. Hoy vos le das a mi niño y a mi niña un cassette y no saben lo que es.

Nosotros vivimos toda esa etapa en la que incluso te subes a un auto y ya no hay más cd para escuchar, ahora hay que meterle un USB. En algún punto vos tienes que preparar tu música y ya no de una manera…

Hoy en día, el disco es un artículo de colección. Algunas veces te diría lo requiere más una compañía discográfica que el artista mismo, aunque nosotros nos gusta grabar un disco con todo lo que implica conceptualmente, pero la realidad es que en definitiva, haciendo cálculos, a nosotros se nos hace más redituable grabar una o dos canciones, trabajar esa canciones, y después armar un show en base a todas las canciones que vienes trabajando.

La realidad es que la industria ha cambiado: los chicos hoy directamente se meten a Spotify a cualquiera de las plataformas, escuchan 30 segundos de una canción y pasan a otras ya premeditadas por Spotify. Solamente los fanáticos escuchan un disco. Eestamos trabajando en unos temas que se titularán “Canciones felices”, son dos canciones que vamos a tocar en el ‘Palacio de los Deportes’ y también cuando toquemos en Mérida.

CALIGARIS_04

¿Cuál es el estado actual de la banda en cuanto a su puesta en vivo? ¿Cuál es el sonido que tienen ahora? ¿Cómo van las cosas sobre el escenario para ustedes?

A la hora de armar un show, nosotros lógicamente ponemos ahínco en el sonido, pero te diría que en igual medida también en lo performático. Es un poco la propuesta de la banda, lo hemos visto en muchos festivales en el mundo y la realidad es que es una tendencia que por suerte desde hace muchos años que empezamos a proponerla, valga la redundancia, y que en realidad se va replicando poco a poco.

En igual medida, además de generar un sonido afianzado con las canciones que ya las tocamos hace un montón, mezcladas con algunas canciones nuevas y generar que la banda suene como tiene que sonar y como nos gusta a nosotros, nosotros en buena medida preparamos un show con un performance, ofrecer algo más a la gente que simplemente vaya a escuchar una lista de temas. Esa es la propuesta de los Caligaris de siempre: incluimos unos malabares, elementos que hacen que la gente comente cosas como ‘Me divertí mucho’, ‘Me reí mucho’, cosas que hacen que la gente se lleve una cosa más integral, mucho más que un show.

Sí, porque ustedes, cuando los vemos en vivo, parecen que están locos, pero locos en el buen sentido de la palabra. Se divierten, contagian. Más allá de la cuestión técnica, se nota mucho la declaración de intenciones en cada presentación, y basado en eso y para culminar, ¿qué mensaje le envías a sus fanáticos que esperan con ansias su actuación en Mérida?

Por suerte podemos volver a Mérida y podemos presentarnos allá en ese festival tan importante. Sinceramente esperamos que todos lo puedan disfrutar y esperamos que vos también vayas, Ricardo, porque me gustaría conocerte y que hablaras con todos los muchachos, mostrar un poco lo que sabemos hacer, lo que más nos gusta, lo que más nos hace felices. La idea siempre es transmitir esa alegría para que la gente pueda disfrutar y pasarla bien.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>