Charla con Roger Metri, Secretario de Cultura del Estado de Yucatán

By on enero 25, 2018

METRI_01

El también escritor y poeta Roger Heyden Metri Duarte confirma la realización de los principales festivales yucatecos en este 2018.

Nacido en el año de 1961 en el barrio de Santiago de la ciudad de Mérida, en el seno de una familia de origen libanés, durante sus estudios primarios en el colegio Juan Crisóstomo Cano y Cano fue cuando empezó a declamar y a participar en los concursos de poesía.

Sus padres incentivaron su pasión por la lectura, la música y las artes, en general, y lo apoyaron para que estudiara inglés, piano y pintura. A finales de la década de los ochentas, aplicó para una beca del entonces Instituto de Cultura de Yucatán, a través del Centro Yucateco de Escritores. Durante la década de los noventas estudió Leyes y empezó a tomar talleres con destacados maestros para especializarse. Fue donde descubrió que lo suyo era la poesía.

¿Cuándo descubriste tu pasión por la lectura?

Mi mamá siempre fue una mujer con la que, en los tiempos libres que nos quedaban después de atender el negocio de mi papá, escuchaba música, leíamos. Había un famoso disco de Jorge Lavat con una serie de poemas, como el Brindis del Bohemio. Nos sentábamos a la mesa –mi mamá era muy dada a reunirnos sobre todo los domingos– y la reunión familiar era en torno, por ejemplo, a la música clásica o cualquier tipo de música. En realidad, allá empieza. Recuerdo perfectamente bien una Enciclopedia Juvenil Salvat en donde venía ‘Tom Sawyer’, y todos los clásicos de los jóvenes de ese entonces, y así es como me inicié en la lectura.

Estar en la ‘trinchera’ de la cuestión creativa, ¿de alguna manera te sirvió al empezar a trabajar dentro?

 Durante la década de los noventas estudié Leyes, después de haber estudiado Arquitectura. Empecé a tomar talleres. Mis maestros talleristas: Agustín Monsrreal, Emanuel Carballo, Beatriz Espejo, Rosa Beltrán, Elsa Cross, Elena Poniatowska; los talleres más importantes que tomé nos los iba dando el propio programa que tenía el Centro Yucateco de Escritores. Fueron los que me nutrieron para especializarme y decir: “Bueno, sí: lo mío es la poesía.”

¿Cuándo llegó tu primera oportunidad de ser funcionario público?

Fue en 1998. Estaba don Víctor Cervera Pacheco de gobernador; el maestro Jorge Esma, director del Instituto de Cultura, me llamó para fungir como director de literatura. Esa fue la primera oportunidad que tuve como promotor cultural. Cuando entró Patricio Patrón Laviada de gobernador, me quedé como asesor del área de literatura, hasta que en el 2002 me fui a hacer mi maestría en Cultura y Literatura Contemporáneas de Hispanoamérica en la Modelo y lo dejé un tiempo. Después impartí clases en la Unimayab, algunas escuelas privadas. Al final del proceso 2007, estuve como Consejero Ciudadano Municipal; entonces me llamó César Bojórquez para ser Director de Cultura Municipal, y luego Angélica me dio continuidad.

‘Siempre estará abierta la puerta de la Secretaría de la Cultura para lo que necesiten los amigos artistas o periodistas, que muchos periodistas además son artistas, promotores, poetas,’ aseguró el Secretario de Cultura.

‘Siempre estará abierta la puerta de la Secretaría de la Cultura para lo que necesiten los amigos artistas o periodistas, que muchos periodistas además son artistas, promotores, poetas,’ aseguró el Secretario de Cultura.

Como director de la Secretaría de Cultura, ¿cuáles han sido tus aciertos más marcados?

Descubrir que había una serie de recursos federales posibles a lograr, aunque había que ir a México a dar vueltas, a tocar puertas con los diputados, senadores, con la propia Conaculta. Esa parte se estaba explotando poco. En esta área se necesita tener mucha pasión y mucha paciencia, porque los artistas no somos gente fácil: hay que abrir la puerta, escucharlos, y hay que entender su postura para tomar un punto medio, o decirles “esto que me pides no se puede”, o “esta es la manera en que sí se puede.”

¿Es muy complicado tener contento a todo el gremio?

La crítica forma parte de este trabajo. Uno tiene que entender que, no porque le des apoyo al artista, este te tiene que halagar o tener un comentario favorable hacia ti. Creo que la Cultura es lo que menos debemos poner sobre la mesa política.

Pusiste énfasis en mejorar las condiciones de los foros culturales.

Los artistas necesitan infraestructura. Por esto restauramos espacios como el Peón Contreras, el Armando Manzanero, y antes se había mejorado el Daniel Ayala. Ya se ha restaurado la Biblioteca Central Manuel Cepeda Peraza. Para este año terminaremos el Teatro Manzanero, el de Valladolid, el Palacio de la Música, y estaremos entrando a la Casa de la Cultura del Mayab con una primera inversión, y al Centro Cultural del Niño Yucateco, en donde ya se han intervenido algunas cosas.

Los libros escritos por Roger Metri son; ‘En tu ausencia perdí un reino’, ‘Cómo engañar a Bo Derek’, ‘Crepúsculo del camaleón’, ‘La promesa infinita’, ‘Nostalgia de la luz’.

Los libros escritos por Roger Metri son ‘En tu ausencia perdí un reino’, ‘Cómo engañar a Bo Derek’, ‘Crepúsculo del camaleón’, ‘La promesa infinita’, ‘Nostalgia de la luz’.

 ¿Has pensado en la posibilidad de continuar trabajando como funcionario?

Sería un hipócrita si te dijera que no me interesa continuar teniendo un trabajo, por supuesto que sí. Por otro lado, el poeta anda un poco triste porque a veces solo tengo los domingos para leer. Estoy escribiendo algunas cosas, pero aún están en borrador. Si no hay ninguna oportunidad, me regreso a hacer lo mío. Pero si me ofrecieran una continuidad, seguramente lo estaría aprovechando.

¿Qué viene en este cierre de administración?

Tenemos la Reunión Nacional de Cultura el 12 y 13 de febrero en Tlaxcala. Ahí nos reunimos todos los titulares con la Secretaría de Cultura Federal para hacer las negociaciones de los dineros 2018, ver cuánto dinero se puede gestionar para festivales. A mediados de febrero sabremos exactamente el techo financiero. Yucatán está al día en rendición de cuentas hasta 2017, y solo 5 estados metimos proyectos culturales. En esa misma reunión sabremos si tenemos algún apoyo extraordinario por parte de la Cámara.

¿Se realizarán los principales festivales culturales?

Sí, aun cuando se nos complique el tema presupuestario por alguna razón. De todas maneras, no estaríamos cancelando ni Primavera Cultural, ni Jóvenes Creadores, ni el Wilberto Cantón, ni el Otoño Cultural, aunque ese tal vez lo tendríamos que acortar.

Siempre los presupuestos son escasos; siempre los primeros recortes se los dan a Cultura. Creo que el servidor público tiene que buscar las formas de entrelazar las relaciones con los artistas para que nos entendamos.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>