Celajes (III)

By on noviembre 9, 2017

AAA_1

XVI

III

Que he de volver a ti -¡qué duda cabe!-

mas no será, cual dices, por fatiga;

porque me falta, sí, tu voz amiga,

porque me faltas toda -¡Dios lo sabe!-

He de volver a ti, como la nave

que a la mar honda la tormenta obliga,

como el proscrito que su afán mitiga

acariciando de su hogar la llave.

La frente pensativa, no angustiada,

el refugio hallará de tu regazo,

estímulo, tendrá de tu mirada.

Mi regreso será, como el natío

fluir que a ti me traiga -¡No por acaso

corren las aguas, hacia el mar, del río!-

            A.A.A.

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>