Carlos Alfonso

By on febrero 21, 2019

AAA_1

LXXXIV

 CARLOS ALFONSO

La vida, que en su flujo y su reflujo

lleva y trae pesares y alegrías,

tiene un nuevo matiz todos los días

con que engalana su coqueto lujo.

A las aves enseña nuevos trinos,

nuevos aromas en las flores crea,

da a los hombres la chispa de una idea

y abre en la lobreguez nuevos caminos.

Tu hogar, siempre de Dios favorecido,

de entre otros muchos escogido fue:

un bello niño a su calor nacido,

prenda es de amor y de esperanza y fe.

Carlos Alfonso es hoy el nuevo adorno

que vino al mundo a engalanar la vida,

y las hadas se han dado cita en torno

de su cuna feliz y bendecida.

Bendecido por Dios y por los hombres,

entra a la vida tu feliz renuevo.

¡Su nombre será ilustre entre los nombres

que brillo tengan a la luz de Febo!

México, D.F., mayo de 1925.

Alfredo Aguilar Alfaro

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.