Canciones

By on noviembre 3, 2017

CLT_1

–I–

Cayó el pájaro en tu mano

casi gozoso en su muerte.

Su sangre quedó en el árbol

totalmente.

Se llenaron de viento las hojas amarillas

y de tarde los álamos…

Y en la hora apacible

tu mano con la muerte,

dio la muerte.

Y estaba el cielo en tu color, cuajado

Inexplicablemente.

–II–

Todo en ti, todo en mí, todo en los dos:

los recuerdos, los barcos, los caminos.

Bajo el racimo de la noche

¡qué bien nos sentimos!

Y este inefable penetrar en cada

misterioso resquicio.

Y este morirse en los adioses lentos,

y este vivir en el poema estricto…

Todo en ti, todo en mí, todo en los dos:

los recuerdos, los barcos, los caminos.

Clemente López Trujillo

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>