Campesinos Mayas Frenan a Monsanto

By on enero 11, 2018

LOSMAYASDECAMPECHE_1

De Campeche, Quintana Roo y Yucatán, logran la revocación del permiso para la siembra de soya transgénica.

edgar rodríguez cimé

La foto no engaña: campesinas y campesinos mayas de Campeche, Quintana Roo y Yucatán unidos, entre quienes sobresale el milpero y activista Bernardo Caamal Itzá, consiguen frenar la siembra de soya transgénica (prohibida en países de Europa), por atentar tanto contra la biodiversidad de la península yucateca como contra la salud y la calidad de vida de las comunidades campesinas, al lograr la revocación del permiso otorgado por el gobierno federal a la empresa transnacional Monsanto.

Ante el despojo capitalista, representantes de más de 30 comunidades mayas de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, en su afán de resistencia, se unieron para enfrentar las violaciones a sus derechos humanos, la discriminación y la falta de participación en las decisiones ajenas sobre sus territorios y comunidades en la imposición de megaproyectos eólicos, de parques solares y transgénicos de los gobiernos federal y estatal, buscando un plan de desarrollo que camine junto a su forma de vida, sea sustentable y vea por las futuras generaciones.

Explicaron al periódico digital sin embargo.com que “en septiembre de 2017 lograron se detuviera la siembra de soya transgénica de la empresa Monsanto. El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), ante las presiones sociales de las comunidades mayas afectadas, organizaciones civiles ambientalistas y de derechos humanos, revocó el permiso que acreditaba la siembra y comercio por ´no existir certeza de la efectividad de los controles de inventarios de la semilla.”

Sin embargo, denunciaron, “aun cuando el permiso ya no está vigente, productores, centros de distribución y empresas procesadoras de oleaginosas continúan comerciando esta soya. La revocación representa un primer paso para detener el tráfico ilegal de esta semilla, así como las afectaciones a la biodiversidad de la selva y al patrimonio biocultural del pueblo maya, pues la sentencia no es definitiva.”

Asimismo, en caso de respetarse la ley, esta situación irregular amerita una sanción administrativa y exigieron se llegue hasta la cadena de distribución de las semillas de soya transgénica sembrada en 2016, pese a que la Suprema Corte de Justicia de la nación (SCJN) ordenó la suspensión temporal del cultivo tanto en la región poniente de Bacalar, en Quintana Roo, como en Campeche.

Finalmente, recordaron que “aún queda pendiente todo el proceso de reparación por los daños causados al patrimonio de las comunidades mayas afectadas por la siembra de soya transgénica, así como por los daños ambientales que el Gobierno Federal necesita restituir por toda la pérdida biocultural generada por la empresa Monsanto.”

“Las comunidades mayas insistimos que es obligación de todos los órganos e instancias del Estado Mejicano hacer efectivos los derechos que como pueblo originario tenemos a decidir en nuestros territorios, a vivir en un ambiente sano, a la salud, a nuestra autonomía y libre determinación. En razón de lo anterior, exigimos (al Gobierno Federal) el establecimiento inmediato de la Zona Libre de Transgénicos para Toda la Península de Yucatán, y al poder legislativo se ocupe de impulsar leyes que protejan al ambiente,” concluyeron.

edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

colectivo cultural “Felipa Poot Tzuc”

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>