Caminando por las Calles (X)

By on septiembre 14, 2018

Caminando por las Calles

CaminandoX_1

X

EL PASEO DE MONTEJO DE MÉRIDA

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

Caminar por las calles de Mérida, sus barrios, su casco histórico, es caminar la historia de mi tierra. Considero que un lugar emblemático de Mérida es su Paseo de Montejo, la avenida más importante históricamente de la ciudad de Mérida, que se extiende ahora desde la calle 49 del barrio de Santa Ana hasta el nuevo Anillo Periférico que entronca con la salida a la carretera a Puerto Progreso. Su nombre viene de la remembranza de Francisco de Montejo, conquistador de Yucatán y fundador de la ciudad homónima a la Mérida de Extremadura en España, y las Méridas de Venezuela y Filipinas, que se hermanaron en un concierto histórico de 500 años de hermandad idiomática.

Nuestra mayor avenida ha crecido y ha variado su fisonomía en muchas ocasiones. Su crecimiento ya es un radio de sur a norte desde el centro de la ciudad. En su recorrido están ubicadas numerosas instituciones públicas y privadas y es parte principal del corredor turístico de Mérida. Su trazo y diseño fue inspirado en los hermosos bulevares europeos, como los Campos Elíseos –toda proporción guardada– el Paseo del Prado en España o la Av. De Constantino en Roma, flanqueado por grandes árboles de laurel y tamarindo. Camellón central angosto para la señorial avenida, varias glorietas.

A lo largo del Paseo de Montejo todavía nos quedan numerosos monumentos importantes y construcciones emblemáticas de esta ciudad Emérita y orgullo de Yucatán, presentando una arquitectura de palacetes de proyectos europeos, que reflejaron una etapa de prosperidad económica de la ciudad, algunos pertenecientes a los acaudalados personajes que también saquearon a Yucatán en el Siglo XIX.

CaminandoX_2

Esta avenida se construyó para rememorar al fundador de Mérida, Francisco de Montejo y León (el Mozo). Incluyendo la denominada Prolongación del Paseo de Montejo tiene una extensión mayor a 6 km, lo que la convierte en una de las más largas vialidades de la ciudad. En las últimas décadas del siglo XIX, Yucatán experimentó una época de bonanza económica como consecuencia del auge de la industria henequenera, el denominado oro verde. Dicha bonanza se reflejó en un aumento considerable en el número de construcciones civiles sofisticadas, particularmente de tipo residencial. Sin embargo, para ese entonces la ciudad no contaba con avenidas y solo existían 4 puntos de reunión: La Alameda o Paseo de las Bonitas –que ya detallé en Caminando por las Calles III–, El Camposanto, La Cruz de Gálvez y el Limonar. Durante el Gobierno de Guillermo Palomino (1886-1889) surgió la idea de continuar la urbanización de la capital yucateca, aprovechando el auge económico. En el mes de enero de 1888, con el apoyo de un grupo de hacendados, industriales y comerciantes de la época, surge el proyecto para construir un bulevar, al que denominaron “Paseo de Montejo”, con la finalidad de modernizar a la ciudad de Mérida y darle a esta un nuevo eje de reunión.

Estatua de Justo Sierra O'Reilly. Busto del Ing. Rafael R. Quintero, coautor del proyecto del Paseo de Montejo.

Estatua de Justo Sierra O’Reilly. Busto del Ing. Rafael R. Quintero, coautor del proyecto del Paseo de Montejo.

Después de varias reuniones, las autoridades locales eligieron a una calle cercana al parque de Santa Ana como el sitio ideal para la construcción de la avenida. La colocación de la primera piedra de la avenida se llevó a cabo el 5 de febrero de 1888. La construcción de la avenida fue concluida en 1904, durante el primer mandato del gobernador Olegario Molina Solís.

CaminandoX_4

La avenida inicialmente contaba con una extensión de 1,280 metros, y comprendía de la calle 47 a la 33. En el cruce de esta última calle fue colocada en 1906 una estatua de Justo Sierra O’Reilly, la cual marcaba el final de la avenida. En 1916, durante el mandato del general Salvador Alvarado, se intentó prolongar la avenida hacia el sur, con la finalidad de conectarla con la zona comercial más importante de la ciudad. Sin embargo, debido a dificultades técnicas, económicas y urbanísticas, esto no se llevó a cabo. En 1925 fue erigida una estatua en honor a Felipe Carrillo Puerto, líder del proletariado yucateco, fusilado después de haber gobernado el estado.

CaminandoX_5

Las intenciones en 1916 de prolongar el Paseo de Montejo hacia el sur dio como resultado que fuera desalojada solo una manzana adyacente a su inicio, la cual permaneció abandonada hasta la década de los noventa, cuando se construyó una plazuela conocida como El Remate, la cual fue inaugurada por el entonces alcalde Luis Correa Mena el 5 de enero de 1995. El Remate de Montejo el día de hoy debe de ser el Puente Periférico, con sus cuatro salidas de cuatro carriles, para iniciar la carretera a la costa norte; y el remate, por nomenclatura, debe ser el actual inicio del Paseo de la ciudad: no puede ser un remate el lugar donde se inicia.

CaminandoX_6

Cuando nos paramos a contemplar su vida comercial en la glorieta dedicada a Gonzalo Guerrero y su familia, como representantes del primer mestizaje peninsular; hacia donde voltees verás negocios como Burger King, Home Depot, Honda, Vips, Sams Club y otras muchas firmas internacionales, con grandes espectaculares y luces, amplios estacionamientos, arquitectura que no tiene que ver con esta prolongación con toques afrancesados, mudos testigos de aquellas autoridades municipales y gubernamentales que no supieron cuidar un símbolo histórico de una época.

Desde mi llegada a Mérida en 1947 –nací en Mérida y viajé con mis padres a la ciudad de México con 26 días de nacido–, el Paseo de Montejo formó parte de mi vida: en la Glorieta de Justo Sierra se ubicaba el Círculo Deportivo Bancario y mi padre era empleado del banco Comercial Peninsular, por lo cual tenía acceso a dicho centro. Por las tardes, casi a diario jugaba basquetbol, nadaba y me bañaba en sus baños de vapor. Esto lo hice hasta terminar mi bachillerato. Estudiaba en su biblioteca y cenaba en el propio local –con un peso: hamburguesa 70 centavos, refresco de cola 20 centavos, y 10 centavos de propina–, o caminaba sobre Montejo para tomar un trolebús en la Reina de Montejo, que hasta hoy funciona; la Cafetería del Bancario la atendía Gustavo “Chavo” Escalante, que abrió una cafetería que se convirtió en un símbolo –“El Impala” – como nuestro centro de reunión al inicio de Montejo cuando participábamos en el escuadrón  acrobático del Moto Club “Mérida”. Allí nos dábamos cita por las noches, acompañándonos en muchas ocasiones el actor Pedro Infante, que fue un buen amigo de todos los del Club; manejábamos en esa época Motos Harley Davison de 750 y 1200 caballos, para hacer acrobacia.

Participé en la construcción del Hotel Montejo Palace, en el montaje de sus elevadores, con Víctor M. Rodríguez.

En el Palacio Cantón, que fue casa de Gobierno durante el interinato de gobierno del Lic. Humberto Esquivel, yo estudiaba con su hijo en la Cisneros Cámara; su domicilio estaba en la calle 53, donde vivían mis abuelos y la familia Esquivel. Esa amistad me permitió ir a nadar en el tanque del Palacio Cantón, antes que se convirtiera en Museo.

Lo he caminado muchas veces, cuando fue el sambódromo Yucateco en las fiestas carnavalescas, como forma de ejercitarme junto a la historia de mi ciudad. Podría contar muchas historias anecdóticas de mi ambular por esa calle, como exponer mi obra pictórica con otros compañeros plásticos –ahora son visuales–, o desfilar haciendo gimnasia en barras paralelas y haciendo pulsadas o ejercicios a manos libres en los desfiles del 20 de noviembre…

CaminandoX_7

Mérida es una ciudad romántica y bohemia que exhibe con orgullo en sus calles y avenidas aires de un pasado esplendoroso.

No importa de dónde vengas o cuál sea el motivo de tu estancia, puedes sentir ese espíritu de gente buena y amable caminando por Paseo de Montejo. Domingos de bici ruta familiar; Museo de Historia, gastronomía local e internacional y, sobre todo, una ciudad que te permite caminar sin sobresaltos y en la que siempre encontrarás una mano amiga y el respeto de las personas.

Fuentes

https://es.wikipedia.org/wiki/Paseo_de_Montejo

http://yucatantoday.com/merida-2/

Archivo AHGA

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.