Animales Quimera

By on marzo 15, 2018

El Quimerismo en los animales es una anomalía genética que se manifiesta por lo general con combinaciones de colores.

El Quimerismo en los animales es una anomalía genética que se manifiesta por lo general con combinaciones de colores.

El término Quimera deriva de un término griego que significa “animal fabuloso”. Esta curiosa anomalía puede tener varias explicaciones científicas: la primera y más asombrosa es que la gata Quimera fuese una quimera genética real. Durante milenios, las quimeras fueron literalmente legendarias, puesto que provenían de la mitología clásica, donde Homero describía unos extraños seres compuestos por distintas partes de animal: “por delante un león, en medio una cabra y atrás dragón o una serpiente.” En este sentido, se trata de un monstruo que, de acuerdo a la fábula, expulsaba llamas por su boca. Quimera era un monstruo femenino, hija de Tifón y madre de la famosa Esfinge. La ciencia acuñó más tarde el término de quimera, pero para explicar un fenómeno quizás menos fantástico que el de los mitos griegos.

La Quimera es un animal mitológico compuesto por partes de diversos animales.

La Quimera es un animal mitológico compuesto por partes de diversos animales.

El Quimerismo sería una anomalía genética que provoca que dos cigotos fecundados se unan, formando un sólo individuo tras la fecundación. Los dos óvulos fecundados se fusionan en los primeros días o semanas, creando un animal quimera, un ser con doble material genético (como si tuviese dos códigos genéticos distintos).

Dos cigotos fecundados que se unen formando un sólo individuo tras la fecundación podría ser la causa del Quimerismo.

Dos cigotos fecundados que se unen formando un sólo individuo tras la fecundación podría ser la causa del Quimerismo.

El ser vivo que resulta prosigue su desarrollo normal en el útero materno, pero en realidad está constituido por dos grupos genéticos diferentes; normalmente distintos órganos del cuerpo o distintas zonas poseen ADN diferente, como si correspondiese a dos individuos distintos. Es decir, si analizamos genéticamente el corazón y el estómago de una quimera, podríamos perfectamente pensar que pertenecen a dos individuos diferentes.

Existen dos casos conocidos en el mundo: en estados Unidos, está el caso de Venus (el más difundido, visto por miles de usuarios), y otro menos conocido en la región de Córdoba Argentina: su nombre es Mancha.

La gata Venus.

La gata Venus.

Mancha, la gata quimera de Argentina.

Mancha, la gata quimera de Argentina.

Estas gatas poseen una característica sumamente extraña, la de poseer “dos caras”: una de ellas es naranja y la otra no solo es negra, sino que tienen un color distinto de ojos, uno azul y el otro verde. Para explicar esta rareza, una teoría consistiría en que tal vez el color negro se activó al azar en todas las células de un lado de su cara, mientras que el color naranja se activó por el otro, y los dos parches se unieron en la línea media de su cuerpo.

Podemos decir que Venus y Mancha son gatitas realmente especiales poniéndose a la cabeza en  las curiosidades y misterios más relevantes del mundo felino.

Pueden existir animales quimera en distintas especies.

Pueden existir animales quimera en distintas especies.

Existen informes de Quimerismo de origen natural en múltiples especies. Esta clase de individuos indudablemente se dan, aunque son bastante raros. La patogénesis más probable en dichos casos es la fusión de dos embriones en fase temprana en uno solo. Se sospecha esto porque las quimeras se pueden crear experimentalmente, y han sido una fuente de estudio muy valiosa en varias disciplinas biomédicas. La técnica básica para su creación consiste en combinar dos embriones muy tempranos, de modo que sus células se entremezclen y el concepto resultante posea células de ambos embriones originales. Esta técnica ha sido ampliamente aplicada con ratones y también con rumiantes.

Se ha logrado quimerismo con la intervención del ser humano.

Se ha logrado quimerismo con la intervención del ser humano.

Es posible crear una quimera cabra-oveja de modo que un feto de cabra pueda ser “insertado” en una placenta de oveja. Esto permitiría que una oveja pudiese permitir el desarrollo de una cabra en su seno, lo cual no ocurrirá si simplemente transfieres embriones de cabra a una oveja (el sistema inmunológica de la oveja inmediatamente rechazará a la placenta y al feto de cabra). Podría ser posible extender este procedimiento para que permitiese que algunas especies en extremo peligro de extinción pudieran ser “transportadas” por madres de alquiler de otras especies.

Cabría la posibilidad que algunas especies en peligro de extinción pudieran ser salvadas con la intervención humana.

Cabría la posibilidad que algunas especies en peligro de extinción pudieran ser salvadas con la intervención humana.

Dra. Carmen Báez

drabaez1@hotmail.es

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.