Destacada

Animales en desastres naturales

By on junio 7, 2018

desastres1

“La protección civil, como instrumento de la política de seguridad pública, es el servicio público que protege a las personas y bienes garantizando una respuesta adecuada ante los distintos tipos de emergencias y catástrofes originadas por causas naturales o derivadas de la acción humana, sea ésta accidental o intencionada.” ¿Y dónde quedan los animales? Debería existir un apartado que regule el modo de evacuación de los animales, ¿no creen?

Ante un desastre natural, los animales siempre son las víctimas más olvidadas, pero muchos de ellos también son héroes que se arriesgan para salvar otras vidas.

Hasta la fecha, las únicas opciones para los animales ante una emergencia son:

  1. El confinamiento – Con el riesgo de muerte por inanición, fuego, humo, agua o actos vandálicos; así como la fuga.
  2. La liberación – Corren los mismos riesgos, y además se suman los atropellos, posibles ataques a de personas, o accidentes de tráfico. Esta solución de supervivencia puede ser acertada sólo cuando se considere que no hay otra alternativa.

desastres2

Debería existir un protocolo de evacuación que tuviera como objetivo primordial salvar la vida de los animales, pero también evitar los problemas añadidos como:

  • El conflicto entre autoridades y ciudadanos al oponer estas resistencias a ser trasladados sin sus animales
  • Prohibir el ingreso con sus mascotas, en albergues o refugios adecuados para este fin.

A pesar de que, en general, las evacuaciones se hacen con tiempo (como en caso de huracanes) sin riesgo inminente, y que no se suelen evacuar poblaciones enteras, hay que dar importancia a la identificación de riesgos, prevención, preparación y entrenamiento previo. Lo más importante que puede hacer para proteger a sus mascotas es llevarlas con usted en caso de desalojo. Los animales abandonados en un desastre pueden perderse o lesionarse fácilmente.

Si es necesario desalojar, planifique con anticipación dónde irán. Considere alojar a sus animales en una pensión o en un hospital veterinario antes de ir a un refugio público.

Planifique con vecinos, amigos o parientes para que desalojen a su mascota si usted no puede hacerlo. Hable con ellos acerca de sus planes de desalojo y su equipo con suministros para mascotas.

Consulte a su veterinario y considere colocar un “microchip” a su mascota. Estos implantes permanentes pueden ser vitales si usted y su mascota se separan.

Manténgase informado acerca de los tipos de emergencias que pueden afectar su región. Esté preparado para seguir las indicaciones de las autoridades en la escena.

desastres3

Debemos tener un plan de emergencia que incluya lo siguiente:

  • En caso de contar con refugios públicos. Conocer el número de animales que vamos a evacuar en cada zona. Teniendo censados los animales, el plan podrá prever la cantidad de recursos que ha de enviar.
  • Contar con la relación de los lugares donde ubicar a los animales (esto debe ser parte de un programa gubernamental). Estos lugares podrán ser públicos o privados (albergues, protectoras, deportivos, colegios, domicilios de voluntarios dispuestos a acogerlos, campamentos montados con ese fin, o cualquier otro lugar donde sean admitidos).
  • Alimentar a los animales. La manutención de los animales puede ser parte de la Responsabilidad Social de las empresas que destinen una parte de su producción para estas emergencias. Se puede llegar a un acuerdo con otras instituciones, o sociedad civil para dichos gastos.
  • Formar un equipo de veterinarios con los que contar durante la catástrofe.
  • Obligar a los parques zoológicos a diseñar la evacuación. Los parques zoológicos y los centros de conservación animal deben incluir en sus planes de autoprotección la evacuación o confinamiento de sus animales de un modo seguro y efectivo.

Además de todo lo expuesto anteriormente, insistimos en la importancia de llevar a cabo una preparación previa que incluya simulacros, si fuera preciso, así como la formación de la población para que los propietarios de animales de compañía tengan su propio kit de emergencias, que incluya:

  1. Transportadora con datos de contacto y lista de amigos/familiares en otras áreas que se puedan hacer cargo del animal.
  2. Copia sellada de la documentación del animal incluyendo carnet e historial veterinario.
  3. Una dosis de la desparasitación, collar anti pulgas, medicación de cualquier tratamiento que esté siguiendo y botiquín adaptado al animal.
  4. Alimento y agua para dos días, bebedero y comedero.
  5. Collar, si es posible reflectante (con placa con su nombre, persona de contacto y teléfono), correa, bozal, bolsa para heces fecales, una toalla, fotografías en las que aparezcan usted y su mascota juntos para fines de identificación; y artículos familiares como juguetes, premios y mantas.

desastres4

Pasado el periodo de peligro, no permita que sus mascotas anden sueltas. Es posible que los puntos de referencia y los olores hayan cambiado por el desastre, y su mascota podría desorientarse o perderse.

Tenga paciencia después de un desastre. Trate de regresarlas a sus rutinas normales lo antes posible, y esté preparado para lidiar con problemas de comportamiento que puedan resultar del estrés de la situación. Si los problemas de conducta o salud persisten, hable con su veterinario.

DRA. CARMEN BÁEZ

drabaez@hotmail.es

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.